lunes, 13 de mayo de 2019

La Lista de Schmelling


Resultado de imagen para Schmeling
Lo apodaban "el Julio María de baviera"
Maximilian Adolph Otto Siegfried Schmeling nació en Pomerania Occidental, Alemania, el 28 de setiembre de 1905. El día del cumpleaños de Peñarol, o del CURCC, o de ambos. Ya veremos que no es la única coincidencia con Uruguay que hay en la historia de Maximilian, a quien todos llamaban Max.

Con el tiempo, se convertiría en un famoso boxeador.

¿Qué diferencia la historia de Max de la de otros boxeadores? Generalmente los boxeadores llegan a lo más alto, hacen mucha plata, y después de retirados la pierden en la droga o en el juego, terminan presos y se mueren jóvenes. Pero no fue el caso de Max.

Su afición al boxeo nació temprano en su vida, precisamente el 2 de julio de 1921, cuando aún tenía 15 años.


Ese día, se celebró una pelea que fue la primera que tuvo una bolsa de un millón de dólares, que además reunió la mayor cantidad de gente en un evento deportivo en la historia de Estados Unidos, y la primera pelea transmitida por radio.

Jack Dempsey derrotaba al francés Georges Carpentier en Nueva Jersey. A Carpentier lo apodaban “El Hombre Orquídea”, mientras que Dempsey era el Torturador de Manassa. Manassa era su pueblo natal, no es que tuviera la mano grande.

Curiosamente, Dempsey era el campeón mundial de los pesados y Carpentier de los livianos. No hace falta ser muy ingenioso para entender que ganó Dempsey.

Uste me dirá: “qué bien, se ve que pertenecía a una familia adinerada, porque estaban en Pomerania y se fueron hasta Nueva Jersey”, y en 1921. Pero no: lo que vieron fue una película, suponemos que el video adjunto, pero igual quedó maravillado con Dempsey, y decidió que quería convertirse en boxeador.

No tardaría mucho en sobresalir. En 1924 se convirtió en profesional, en 1926 fue el campeón alemán semipesado, y en 1927 campeón europeo. Ya estaba pronto para cruzar el charco hacia Estados Unidos, hacia donde partió en 1928. Y quién cruzó el Atlántico junto a Max? Pilates, ya que Max había recurrido a su método y justo el manager del boxeador le dijo: “Pilates, acompañanos a Estados Unidos, vos lo entrenás a Max, y con la guita que haga con las peleas, te ponemos un estudio y te quedás en Nueva York. Gana Alemania y ganamos todos”. 

martes, 23 de abril de 2019