lunes, 29 de agosto de 2016

Se fue, negri


Murió Pelé
Tarde o temprano iba a pasar, hasta que pasó. Serás eterno como el tiempo, atleta de ébano, y florecerás en cada publicidad de Santander.

Insólito
A un señor ingresado en la emergencia del hospital de Maldonado le sacaron una llave inglesa del ano. Hay que tener mala suerte, eh.

Chau Dilma
Dicen los que saben que Dilma quema sus últimos cartuchos a la hora de defenderse ante los senadores norteños, que tendrían todo cocinado desde hace meses. Una pena, porque lo cierto es que con Dilma se comieron 7 en el Mundial, tememos que con Temer (cuac) la canarinha mejore.

Gran arranque
Rampla y Juventud picaron en punta en el Uruguayo con capacidades diferentes. Peñarol tuvo un problema: contrató 14 delanteros pero solo pudieron jugar dos, y no salió del empate ante el poderoso Liverpool de Godzilla Arias. Paralelamente, trascendió lo que podría ser la próxima camiseta de Nacional para el mes de setiembre, obra del mismo mono con metralleta que había diseñado la azul y roja.. ¿Sensaciones? La del estribo: Nahitan se va a la Fiorentina. Mucha suerte, querido emperador del tackle deslizante.

Semana celeste
Parece que el jueves jugamos contra la Argentina, con el retorno trucho de Messi, y todavía con el puma en nuestra camiseta blanca, esa bastante fulera con las rayitas a la altura de las nalgas. Luego jugamos con Paraguay, seguramente ante un Centenario repleto pese a que Argentina nos meterá dos o tres, como de costumbre, más ahora que no juegan Agüero y "quejuegueallá" Pastore por "lesión". Sí, claro. En la misma línea, el Pollo Vidal tiró que Chile es la mejor selección del mundo, mejor aún que el Peñarol 87 del que supo ser parte.

viernes, 26 de agosto de 2016

Salada la canchita: "Los miserables" de Victor Hugo en cine

La enorme novela de Victor Hugo es una de las más versionadas por cine y televisión. IMDB.com da cuenta de una versión muda ya en 1909 en cuatro cortos (todavía no había largometrajes) y en estos últimos cien años se han filmado decenas más. Algunas de las más recordadas son:

Fórmula 1 y Nostalgia

Como al parecer el tema que se quiere imponer en los últimos días en la nueva agenda progresista es el de la Fórmula 1, y aprovechando que aún estamos embebidos por la Nostalgia, me gustaría compartir con ustedes, queridos amigos tuercas que frecuentan este blog, una anécdota que abreva de estos dos asuntos. La misma se remonta a mi infancia, al recuerdo de mis primeros vínculos con tan maravillosa disciplina deportiva, a la relación con mi abuelo y al origen del hombre que soy. Espero que les guste y que sirva como empujón, o bien para contar sus anécdotas propias, o bien para apagar su computadora y/o smartphone al grito de "quién me mandó seguir este blog de mierda" y salir a disfrutar del maravilloso día de sol.

Nigel Mansell y Ayrton Senna Da Silva en sus respectivos bólidos


Mi Fórmula 1

Cuando era gurí miraba la Fórmula 1 con mi abuelo. Él era fanático y yo me entusiasmaba bastante también.  Todavía me puedo acordar de al menos una decena de pilotos que veía en esas carreras de los tempranos noventa: Ayrton Senna, Gerhard Berger, Nigel Mansell, Alain Prost, Nelson Piquet, Ricardo Patrese, Jean Alesi, Michele Alboreto. Incluso creo que fueron las primeras temporadas de Schumacher y Mika Häkkinen también.

El abuelo Pocho fue un comerciante bastante exitoso de la ciudad de Salto, que por ese entonces ya estaba jubilado hacía algunos años. Descendiente de tanos, pasó su vida trayendo infinidad de productos de la Casa Amarilla en la zona de La Boca en Buenos Aires y vendiéndolos al por mayor y menor para todo el norte del Río Negro en su gran Casa Comercial y Almacén de Ramos Generales. Pero desde que se jubiló prácticamente no salía de su casa. Se pasaba el día sentado, alternando su sillón preferido frente a la tele intoxicándose con Crónica TV, con la hamaca en el jardín del frente, viendo pasar a los vecinos y tirándole comida a las palomas. Yo iba seguido a su casa y pasaba muchas horas sentado al lado suyo. Demasiadas si tenemos en cuenta que sus temas de charla seguramente no eran los más entretenidos para un niño de 8 años. Pero a mí me gustaba estar con él. Quién sabe qué extraño vínculo extrasensorial  puede existir entre nieto y abuelo para hacer que siempre nos guste estar con ellos. No importa que tu abuelo tenga una banda de rock y sea Mick Jagger, o que le guste hablar de las cotizaciones de las bolsas del mundo y contar anécdotas sobre las variaciones del precio de la papa, como era el caso del mío.

Dentro de sus temas de interés estaba la Fórmula 1, por eso todos los domingos de mañana yo arrancaba para su casa a ver la carrera. No sé si la veíamos en vivo, sospecho que por las diferencias horarias la mayoría de las veces llegaba en diferido. En esa época daba lo mismo; no había forma de enterarse antes de los resultados.

A mi abuelo le gustaba que apostáramos un cinco de oro al ganador de la carrera, pero él siempre iba por el favorito. El año que Senna andaba bien, hinchaba por Senna, pero si al año siguiente el que estaba fuerte era Williams Renault, no tenía empacho en cambiar de escudería y apoyar incondicionalmente a Nigel Mansell, y así todos los años. Yo me tenía que conformar con el que me cayera simpático del resto de la grilla

Así el abuelo iba acumulando victorias, y yo deudas de cincos de oro. Por suerte el Pocho se apiadaba de su nieto y en un gran gesto de generosidad no me los cobraba, pero eso sí, los anotaba religiosamente en una libreta, donde quedaba registrada la deuda que por supuesto crecía domingo a domingo, mes a mes. Era como que se retrotraía a su época de comerciante, años y años registrando deudas que tarde o temprano se iban a ir saldando e iban a seguir engordando su cuenta bancaria. Su mayor goce era saber que sus haberes crecían. Como ahora ya estaba por fuera de la adrenalina de la actividad comercial, al menos se complacía generando nuevos haberes ficticios en un inocente juego.
  
Mientras mi deuda aumentaba, me fui acostumbrando a vivir con ella. Capaz mi abuelo lo hacía con el propósito de entrenarme para situaciones similares que tendría que vivir en el futuro, no sé. Él ya se murió hace algunos años y la verdad que lo extraño. Hoy sé gobernar la angustia que me genera la deuda impagable que tengo en el Banco Hipotecario por la compra de mi casa, porque gracias al abuelo no es una sensación novedosa para mí. Según mi sicóloga, si logro dominar el problemita de ludopatía que acarreo desde la niñez, voy a poder tener una vida casi feliz.  

Nueva sección: ANLVP

De la mano del nuevo emprendimiento editorial del Señor Director, repasaremos los detalles más escondidos de la categoría reina del automovilismo mundial.

En esta primera entrega, repasaremos las mejores carreras de todos los tiempos, o las que más marcaron a nuestro selecto staff de columnistas.

Adelante:

"Hola, soy Danilo de La Blanqueada, y mi carrera prefererida es Montecarlo del 84. Sí, sí... yo no era ni nacido, pero la disfruté mucho". Compartimos la primera parte de la carrera que depararía el primer podio para el finado Ayrton.

"Hola, soy Andrés de Sayago. Me quedo con Suzuka del 90, porque era como a la una de la mañana y como terminó rapidito, me pude ir a dormir porque al otro día tenía misa". Lindo pibe el John Bigisnano, eh.


"Mi nombre es Danilo, trabajo en PdelE, y me quedo con Spa del 98". No sabemos qué pasó pero vimos los primeros 20 segundos y pinta bien: se hicieron moco como 14 autos.


"Hola, mi nombre es Roberto de Constitución y como mi mujer me mete los cuernos y me gusta mi carrera preferida es Austria del 2002. Gracias, la radio está buenísima." Vos la pedís, vos la tenés.


jueves, 25 de agosto de 2016

¡Vamo' las Bandas! HOY: Humo



Sí, es feriado pero laburamo' igual. La hago rápida.

Hoy simplemente presentar una banda que se llama Humo y luego tirar la bomba de ídem.

Humo es Rock and Roll, es Pappo, es carretera, camiones, motos, fruncir el ceño, tomar cerveza y peludear. Bien en su estilo, no hay mucha banda así acá, creo.

Tienen un EP que se puede escuchar/descargar acá.

Gracias por tanto, perdón por tan poco (hoy más que nunca)

¡Que siga y siga el Rocanrol!

miércoles, 24 de agosto de 2016

Tú te ponés loquita, de noche

Como todos los 24 de noche, es momento de compartir temas nostálgicos. Adelante:

Si no es la mejor y más machista canción de la historia, estamos ahí. Sublime.

Imposible cansarse de ver los pasitos del Yesti y sus amigos.

Capaz que están feos los efectos especiales. Tiempo total de rodaje: 6 minutos y medio.

Feo el momento en el que le quiere dar las flores a Cris (que lo triplicaba en edad) y se las da a la chica gorda. Como para que pienses "qué mala pata la de Juan, le quiso dar las flores a la rubia y se las dio a la obesa". Muy feo, suerte que estas cosas ya no pasan.

Vea más.