Y a este, ¿qué le regalo?

Como ya les comenté en alguna otra columna, un enólogo conoce su viñedo, sabe lo que da cada parcela y qué puede esperar del rendimiento de cada planta

Una vid vive unos cuantos años y tiene capacidad productiva durante todo el proceso. Al igual que el ser humano, tiene su ciclo vital, juventud, desarrollo, esplendor y decadencia. Normalmente,entre los 25 y 40 años está en esplendor como para dar su mejor rendimiento. No quita que haya viñedos con vides de 130 aún produciendo, aunque en pocas cantidades

Este es uno de los factores que influyen a la hora de pensar en hacer vino, pero hay muchos más que participan en la decisión final.

Las condiciones del terreno, inclinación, irrigación, orientación son algunos otros.

Con esa información es que se decide qué se planta en cada sector del viñedo. Como ya comenté también, no todas las variedades expresan su mejor resultado en todas las regiones del mundo. Incluso dentro de un mismo viñedo y a metros de distancia, he visto diferencias entre vides de la misma cepa, plantadas al mismo tiempo.


Cuando te enfrentás a una góndola y tenés que elegir una etiqueta, sobre todo cuando no tenés idea y, por ejemplo, querés hacerle un regalo a un amigo, te volvés loco entre tanta variedad, terminás eligiendo algo que te parece que te suena como buenísimo y, que, además, está acorde con tu bolsillo.

No solo hay que elegir entre Cabernet Sauvignon, Tannat, Pinot Noir, etc., etc., sino que por ahí dice Reserva, Gran Reserva, Reservado y otras descripciones. La combinación de posibilidades se vuelve infinita

Un consumidor habitual de vino, aunque no experto, sebe discernir estos dilemas frente a la góndola, pero se enfrenta a otro dilema: ¿cuál estará mejor de los Pinot, el de x bodega o el de la otra? 

A veces escuchó alguna recomendación que olvidó y no quiere fallar, esa botella que va a elegir tiene que devolverle la satisfacción que busca, para lo que sea que la está comprando.

Desde una cita, hasta comer unos tallarines con manteca en casa, solo, el vino se elige con la esperanza de disfrutar el momento. La ocasión de consumo debe ser satisfactoria pero no se estrese, amigue, trate de relajarse y disfrutar el momento, una vez que ha llegado hasta esa maldita exhibición con 600 etiquetas, le tiro algún pique sencillo y la semana que viene la seguimos.

La cepa universal, si uno se decidió por un tinto, es el Cabernet Sauvignon. Es la cepa más consumida en el mundo, por lo tanto las posibilidades de que no le guste, estadísticamente, se reducen

Si hablamos de blanco, a mi entender, pasa algo bastante extraño, y repito que esto lo comento sobre la base de mi experiencia. Es bastante común que la primera cepa que venga a la mente sea el Sauvignon Blanc. Sin embargo, una vez probada, no tiene el mismo efecto que el Cabernet Sauvignon en quien la consume.

Tiene cierta acidez, característica de la cepa, que hace que al entrar en boca, mucha gente la rechace en primera instancia. Por lo tanto, no es lo que más recomiendo si querés regalar un blanco y no conocés el gusto del destinatario o si te estás arriesgando a probar cosas nuevas en este hermoso mundo del vino.

Te recomiendo que intentes con un Albariño o un Torrontés, cepas que están de moda y se me ocurren más amables para los primeros intentos.  

Para mi gusto la clave de esto es disfrutar el momento desde que uno va en busca del vino, convertir en una experiencia única la compra de cada botella, ponerla en el carro y mirar a los vecinos ocasionales de compras, con cara de suficiencia. "Mirá qué vino elegí GIL, a vos no se te hubiera ocurrido, no sabés lo bueno que está esto, te lo perdés por ignorante".

Aunque no hayamos hecho la mejor elección, nos vamos a enterar de esto cuando ya estemos lejos de ese lugar y la gente. Nadie sabrá de nuestro arrepentimiento y nosotros los habremos dejado pensando “qué sabe este de vinos que yo no sé, lpm”.

La seguimos la que viene amigos, siempre bebiendo con moderación, SALÚ.

Comentarios

  1. Excelentísimo!
    Me ha pasado que me preguntan recomendación cuando estoy frente a la góndola . Supongo que como paso rato leyendo muchas etiquetas de los vinos que no puedo comprar por pobre, se piensan que debo saber . Jajajaja jajajaja jajajaja

    ResponderBorrar
  2. Jajajaa yo tengo que contener la tentación de influenciar la compra para lo que me sirve. Es como un dilema ético, aún siendo sincero en cuanto a lo que recomiendo

    ResponderBorrar
  3. Ahora ya se cómo enfrentarme a la gondola, o mejor dicho como elegir el cual siempre a sido un problema jajaja

    Gracias Sinca por la columna

    ResponderBorrar
  4. ¿Está mal elegir por el diseño de la etiqueta? Nah, es broma. ¡Excelente columna!

    ResponderBorrar
  5. Confieso que entré en este mundo de tomar vino en botella bastante recientemente. Así q tomo nota de la recomendación. Gracias

    ResponderBorrar
  6. Gracias por tu columna. Sigo con atención tus consejos. Es un mundo muy atrapante el del vino. No disfruto los tanat, los encuentro ásperos. Prefiero el syrah. Ahora empiezo a entender las variedades.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias Gabriela, lo lindo es ir probando de todo y encontrando tu camino

      Borrar

Publicar un comentario