19 de mayo de 2017

Chris Cornell, pionero del grunge, líder y voz de Soundgarden, Temple Of The Dog y Audioslave.

¿A quién le gustaría una columna sobre la Batalla de Las Piedras?

El que responda que sí, busque las columnas de Gabriel Quirici, que es brillante como escritor, historiador y divulgador, porque no es mi caso.

Vamos a mi publicación, entonces...

La jornada previa, en Uruguay se recordaba los 206 años de la Batalla de Las Piedras, germen de la Revolución Artiguista que gracias a Lord John Brabazon Ponsonby, unos 17 años después, nos permitiría el nacimiento como Estado.

Aquella mañana fría de otoño, que luego devino en gélidamente invernal en mi hemitórax siniestro, estaba afeitándome, mientras escuchaba Radio El Espectador 810 AM, el programa de noticias de 6:00 a 7:00 que fue parte del bagaje epigenético que mi padre me legó. Él escuchaba radio en la mañana, yo lo estoy haciendo desde que tengo memoria. Mauricio Almada con su “Bandeja de entrada”, había tomado la posta de Julio Villegas a las 6 de la mañana.

Esa mañana empezó como tantas otras, siendo yo el primero en levantarme para empezar a arriar a la tropa, primero mi esposa, luego los niños.

Escuché la noticia y se detuvo mi reloj biológico. Chris Cornell había sido encontrado muerto en su habitación en un hotel de Detroit. Ahorcamiento, combinación letal de psicofármacos recetados quién sabe por cuál profesional de dudosa escrupulosidad, pero más allá de detalles, quiero dejar constancia de cómo esa noticia impactó en mis entrañas.

Soy modelo 1977, por lo que la revolución distorsionada del Grunge, género musical extremadamente variopinto y, como en tantos casos, rotulado solo “Grunge” por la insufriblemente injusta industria musical, en su desenfrenada pasión por rotular todo, para así facilitar la explotación de nichos quirúrgicamente diseñados.

Chris era el líder creativo y frontman de Soundgarden, banda oriunda de Seattle, en el Estado de Washington, en el extremo noroeste de los Estados Unidos de América. Seattle puede arrogarse el mote de ser “La Ciudad que salvó el Rock'n Roll”, por ser el lugar que dio origen a ese movimiento cultural de camisas de tartán con diseño escocés, pantalones de jean raidos y con poca evidencia de lavado frecuente… Y músicas introspectivas, reflexivas, con distorsiones disonantes y una pesadez y densidad bluesera en los riffs de guitarras afilados y estridentes, que difícilmente permitan que pasen desapercibidas a los oídos de cualquier adolescente.

Soundgarden lo descubrí en mis primeros días en la Facultad de Química. Paola, una compañera, tenía un primo que tocaba música y me pasó una copia en cassette del disco Superunknown, con faltante de temas y con un orden diferente al de la placa original. Pero me encantó esa grabación, la cinta la estiré al punto del desgarro, escuchando en un walkman marca “SQNY” (sí, no hay errores, la marca de ese walkman era “SQNY”, fue un premio que obtuve por mi partipación en “Cacho Bochinche”, 10 años antes), que a pesar de la "imitación disléxica", salió muy bueno el dispositivo.

¿Qué canta Chris Cornell con desgarradora y precisa angustia, que me provocó y aún provoca una fuerte identificación con él?

Podemos describir en la lírica de Chris: mensajes ecologistas; metáforas religiosas; hedonismo y crítica social; crítica al poder y la opresión; placer y autodestrucción; relaciones intensas y destructivas, con sus ciclos de altas y bajas; sentimientos de lucha interna, impotencia y alienación; surrealismo; ambigüedad; dolor y anhelo; descontento y desilusión; confinamiento y opresión; engaño y negación; resistencia y lucha; depresión y soledad; fuerzas destructivas; culpa y arrepentimiento; desolación y escape; angustia y búsqueda de redención; enfrentar la adversidad y el peso de ser uno mismo; dialéctica entre la superficialidad y el dolor subyacente…

¡Pará, bo, cómo no va a suicidarse ese tipo! No se deje llevar, estimado lector, porque Chris también nos habla de recuperación gradual, de su anhelo de escape y liberación; de poner en todo el corazón y mantener el recuerdo; de la búsqueda de una salida en base al auto descubrimiento; del empoderamiento y desafío endógenos; aceptar el destino y cerrar siempre con un mensaje de esperanza.

Por eso, aquélla mañana, tuve que dejar de afeitarme unos minutos, respirar hondo, llorar… Hasta que decidí, por última vez, estilizar mi bigote y mi barbilla al igual que Chris Cornell. Ya no tenía la abundante cabellera levemente ondulada que tenía allá por 1995, cuando Chris llegó a mi vida. Ya no podía emular completamente el estilo de Christopher John Boyle, tan parecido (al menos en mi mente) a la imagen del Jesucristo liberador de Palestina al inicio de nuestra era.

Como dije, lloré. Desconsoladamente, sí, pero tratando de cuidar a mi corazón desgarrado, porque rápidamente entendí que de eso se trata la vida… De Ser Nosotros mismos, enfrentando las tormentas y meteoros que nos arrecien y teniendo claro que esa identidad propia, sin felicidad, es sólo un martirio.

Te quiero mucho, Chris. Espero reencontrarme contigo, luego que se termine mi tiempo en este Universo. Gracias por componer la banda de sonido de mi década del 90 y 2000, junto a otros artistas.

Cerramos con la recomendación de un video excelente, de una canción excelente, muy cercana al country por momentos, con una representación tristemente premonitoria, con la actuación del hijo de Chris Cornell, para que se acerquen a la creación de este artista de prolífica carrera y para que tengan presente la propia reivindicación del músico, de no olvidar de cuidar sus corazones rotos.

¡Que sea Rock!

Comentarios

  1. Muy bueno. El grunge fue mucho más que Nirvana. Seguramente para vos no sea desconocido que integró una banda con lo que era Rage Against the Machine sin Zack de la Rocha, que se llamó "Audioslave".

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Por supuesto, Diego de la República Separatista de Sayago.
      También me gusta mucho RATM y la impronta revolucionaria que Zack le imprime al resto de los músicos.
      Aprovecho para invitarte a tí y a la amplísima Comunidad TodoPorLaMismaPlatense este sábado 18/05/2024 a las 21:00 a escuchar Radio Belcha (https://ogirdor.airtime.pro/), un nuevo segmento de "La Radio Es Tuya", programada por este humilde servidor, para conmemorar y recordar a Chris Cornell en vida, en Soundgarden, Temple Of The Dog, Audioslave y solista.

      Borrar
    2. Una propuesta dificil de rechazar. Muchas gracias

      Borrar

Publicar un comentario