lunes, 20 de noviembre de 2017

Salada la canchita: Acosadores denunciados y mediocres festejados

Todo el mundo sabía que los hermanos Weinstein eran unas bestias salvajes, agresivos y maleducados, violentos para imponer sus negocios, aunque tuvieran una actitud progresista en lo político y en lo artístico. Por eso no me asombró que el mes pasado salieran a luz graves acusaciones de acoso sexual contra Harvey, uno de los dos osos grizzlies que comandaban Miramax. Una cosa es que produzcan mejores películas que los demás estudios y otra, que sean buena gente.

Aunque para un programejo radial de quinta categoría yo sea un ejemplo de violador, pocas cosas me parecen en la vida tan indignantes. Peor aún me resultan aquellos tipos que se aprovechan de su poder, ya sea económico o social para abusar de quienes no lo tienen. Todos conocemos historias de tipos a la que una mujer les va a pedir trabajo y le ponen como condición que acepten someterse a sus bajos instintos, por decirlo delicadamente. 

En los 40 la actriz Hedy Lamarr -probablemente la estrella femenina de
Harvey Weinstein
Hollywood con el cociente intelectual más alto de la historia- afirmó públicamente que ella había llegado a papeles protagónicos gracias a haber frecuentado las camas apropiadas, tal como hicieron todas las otras que habían llegado al mismo (o mayor) lugar en el firmamento del cine que ella. Nadie la desmintió, apenas hubo algún comentario apagado de que esas cosas no se decían (admitían) y mucha gente mirando para el costado.

Aunque sea cierto que hay un poco de clima paranoico y todos los días alguien afirma que en la década del 80 lo manosearon (Kevin Spacey y Dustin Hoffman dentro de los acusados más notorios), ahora que por primera vez se han tomado estas quejas con seriedad y ya no hay prensa silenciada por los famosos para tirar todo debajo de la alfombra, es esperable que se terminen de una vez estas prácticas aberrantes en Hollywood. También sería bueno que nadie obligara a tener sexo a nadie en ninguna parte, pero eso va más allá de estas denuncias. 
Rimet se morfó un par de confederaciones

¿TAN MALO QUE ES BUENO?
Hace unos meses vi en uno de esos rankings que hay en Internet, uno que calificaba a las peores películas de la historia del cine. Ya se sabe que no se puede tomar nunca al pie de la letra esas cosas pero uno no deja de caer en la tentación de ver cuál fue la (des)afortunada.

En ese caso fue una que yo desconocía. Se llama "United passions" y la dirigió en 2014 Frédéric Auburtin (mucho gusto), con Gerard Depardieu (como Jules Rimet), Sam Neill (Havelange) y Tim Roth (Blatter). Cuenta la historia de la FIFA, que la financió... pero tuvo la desgracia de estrenarse apenas días antes de que volara por los aires la cúpula de la organización, Blatter incluído, por lo que recaudó apenas monedas. Sentí curiosidad, la conseguí (ejem) y la vi.

"Pasiones unidas" no es ciertamente espantosa ni es la peor de todos los tiempos. No es diferente a la gran mayoría de las mediocridades que se estrenan todas las semanas. Además, el film no tiene la culpa de que se haya descubierto enseguida la trama de corrupción y lavado de dinero de quienes la financiaron. Es más, insinúa -o algo más- que Havelange había metido la mano en la lata. Claro, no iba a decir lo mismo del presidente que era el que firmaba los cheques.

Es un film correctamente realizado, lo que no se puede decir de muchos otros que
Dos potencias se saludan
sí deberían aspirar a ser los peores de la historia. No es bueno, es obvio, rutinario y un poco tonto. Observese la escena en la final de Maracaná: hay 200.000 tipos en el estadio y Jules Rimet (Depardieu) (*) se fija en un tipo (Neill) y le pregunta a su hija quién es y ella le contesta: "-es un joven abogado brasilero que hizo waterpolo y va a llegar lejos". Está bien que estaba en el país del otro, pero es como si el cardenal Wojtyla fuera a comprar queso a la atestada feria de Cracovia y le llamara la atención un joven llamado Bergoglio.   

Eso nos lleva a la última pregunta que quería formular en esta columna: ¿cuándo podemos decir que una película es espantosa?. Aclaremos, la mayoría de los films que se difunden son malos, aburridos, obvios, repetidos, rutinarios. Me refiero a la obra que llama la atención por ser mucho peor que los bodrios comunes.

Empecemos a definir los conceptos. Para que una película sea de las peores de todos los tiempos, debería estar muy mal hecha, técnicamente hablando. No alcanza con ser una pavada. Es ese films en que no conseguimos nunca "meternos" en la historia y "olvidarnos" que estamos mirando a unos tipos que están haciendo una representación y todo lo que pasa ahí es mentira, porque es tan malo el libreto y lo que tienen que decir o es tan erróneo el montaje, que nos distraemos y no "entramos".

En los últimos años, aquí en Uruguay, sorprendentemente se ha dado el caso de críticos que han reinvindicado a un par de espantosas películas realizadas acá, con argumentos impresentables como que son "frescas" o "placeres culpables". Concretamente, ellas son: "Sábado disco" (1981, dirigida por Eduardo Ribero) y "Acto de violencia en una joven periodista" (1989, por Manuel Lamas).

No es que sus anécdotas sean las mejores ni las más originales (una pareja "buena" quiere ganar un concurso de baile tropical pero hay un villano organizador que quiere que ganen unos "malos" en un caso; una joven es perseguida por el hijo de una amiga que odia a ésta porque le presentó un novio a su madre) sino que los diálogos son increíbles, la dirección de actores no existe (todos esperan que se prenda la cámara para decir lo que tienen que decir), hay permanentes errores de montaje, hay un par de momentos que dan mucha vergüenza ajena y que corresponden en ambas películas a escenas en que hay personajes que viven estados de extrema emotividad, resueltos de la peor manera. 

¿Cuál es el sentido de reinvindicar lo pésimo?. Cine malísimo, malísimamente hecho por gente sin talento, que no tiene nada para contar y que no sabe hacerlo. Algunos lo presentan como algo diferente, original, estimulante. Una taza de café quemado y con dos cucharadas de sal es diferente, pero también un asco.

Acto de violencia en una joven periodista
Otra cosa es el talento desprolijo. Muchos cineastas -generalmente en sus comienzos- realizan películas con fallos técnicos o narrativos pero igual demuestran tener cosas para decir o unas condiciones que hacen perdonar esas imperfecciones. "Sopa de ganso" dirigida por Leo McCarey en 1933 es brillante -porque el humor de los hermanos Marx es irresistible- aunque tenga grandes errores de montaje y parte del elenco actúe pésimamente. 

Pero lo que algunos críticos compatriotas han festejado en el festival Detour -un emprendimiento valioso, por otra parte, que presenta al cine uruguayo- es la mediocridad incompetente. Yo también me he divertido hace años con las películas de la Coca Sarli cuando Space las pasaba los viernes de noche, cerveza de por medio. Pero eran horribles.
 
(*) Si Sam Neill difícilmente pueda convencernos que es brasilero, Jules Rimet era un viejo flaquito y petizón, algo que ciertamente no es Depardieu, que tiene 100 quilos más. Bueno, Gerard tiene 100 quilos más que todo el mundo.


DOS YETPAP
+ FEDERICO LUPPI - Un buen ejemplo de un actor cinematográfico con
presencia. Tengo la impresión que el cine argentino -por lo menos en su etapa más joven- no lo supo aprovechar debidamente, encasillándolo en un papel determinado que Luppi hacía muy bien. Como han indicado correctamente todas las reseñas necrológicas, fue actor fetiche de Adolfo Aristarain y de Guillermo Del Toro. 
 
Exigente en sus papeles, prácticamente no hizo películas malas ni intrascendentes. Es una larga lista donde cabe mencionar su debut en 1965 ("Pajarito Gómez", una sátira a los Palito Ortega de entonces) y buena parte de lo mejor del cine argentino de después: "El romance del Aniceto y la Francisca"; "La patagonia rebelde"; "Tiempo de revancha"; "Plata dulce"; "No habrá más penas ni olvidos"; "Un lugar en el mundo". En 2001 se calentó con su país y se radicó en España. Se lo vio hace poco en "Al final del túnel" y "Nieve negra" y su último film, en postproducción, es (supongo) una versión del Necronomicon de Lovecraft.


Pasajeros de una pesadilla (1984) de Fernando Ayala, sobre el caso Schoklender. Luppi en un papel diferente y la finada Alicia Bruzzo, gran actriz y terrible mujer. 

P.D.: Evidentemente, Cinemateca Uruguaya tiene habilidades para hackear que envidiaría el gobierno norcoreano. Antes que se subiera esta columna, compartieron conceptos aquí escritos sobre "Pasajeros..." y la actuación de Luppi.  

+ DANIELLE DARRIEUX - En mayo había cumplido 100 años y andaba volando.
Las nuevas generaciones no la conocen pero Danielle fue una de las principales figuras del cine francés, especialmente en los 40 y 50, aunque ya había una mención a ella como sex symbol mundial en el número 1 de Marcha, editado, como se sabe, en 1939.
   
Dueña de una belleza particular, que en los 60 se quedaría totalmente demodée con la irrupción de Brigitte Bardot y Catherine Deneuve, Darrieux tuvo tiempo de estar en tres del gran Max Ophuls; "El placer"; "La ronda" y "Madame de...", además de "Rojo y negro" de Autant Lara y "Napoleón" de Sacha Guitry. Estaba muy entera a los 85 años cuando participó en el divertimento "8 mujeres" junto a la Deneuve, Isabelle Hupert, Emanuelle Beart y Fanny Ardant. 


LA PROPAGANDA PEYONA DEL MES
MINISTERIO DE TURISMO - Son tres spots similares en que un/a locutor/a se refiere a Uruguay, "mi país", con un acento evidentemente extranjero. Luego, la voz final nos cuenta que los padres de Fulano/a vinieron al paisito a veranear y, de alguna manera que el aviso no explica pero nos imaginamos, nueve meses después nació el propio Fulano. 

En primer lugar, nunca había escuchado el disparate de que alguien llame como su país a aquel donde se encontraba la catrera (suponiendo que fue en una cama) en donde sus progenitores procedieron al acto reproductivo. Pero, si aceptamos ésto, ¿qué clase de publicidad es para Uruguay?. "¿Venga que acá la pone seguro?".

En todo caso, si es obligatorio promover las supuestas bondades sexuales de nuestra patria, yo propongo un slogan mucho más verdadero que diga algo como : "Señora: venga tranqui al Uruguay que su marido la va a poner con usted nomás. Acá las mujeres demoran meses y meses antes de hacer la chanchada". 

27 comentarios:

Facundo dijo...

No estoy seguro cuando podemos decir que una película es espantosa, pero el fin de semana vi "Ojos de madera" de Roberto Suárez y estoy seguro que es justamente todo lo opuesto. Muy recomendable.

Alvaro Fagalde dijo...

"Ojos de madera" está muy bien hecha. Probablemente tenga su lugar aquí.

El editor dijo...

No seas rencoroso Fagalde! Son simples chistes por tu recurrente gusto hacia mujerese más allá de su edad o.vincular filiar. Siempre te leemos.

Canario dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Canario dijo...

Acto de violencia en una joven periodista está completa en youtube
La recomiendo para juntarse con amigos un viernes de noche que no haya nada mejor (ni peor) que hacer. Picada de por medio, unas cervecitas bien pesadas de esas que te maman sin darte cuenta (la latita de oranjebloom de 12 o 14 grados rinde y es barata) y de repente algún fasito también porque sin estar adobado es inmirable.

Gran actuación del Toto da Silveira haciendo de si mismo y con el mismo discurso de hoy en día pero 28 años atrás.

Carles dijo...

Coincido con El Editor. Coincido también con Fagalde en que se trata de un programejo radial de quinta categoría.

Coby Braian dijo...

Hizo poker Quiñones y nadie dice nada??

Bueno, acá se habla de Cine...

Dollo dijo...

La definicion de mala para una pelicula, claramente es una cuestion de gusto del que hace la lista.
Respecto a la publicidad, me pasa que no termino de entender el mensaje de fondo. Nuestro publico objetivo, ¿son solo parejas que quieren tener hijos?
¿Si quiero venir a sacarle punta no? Si quiero venir en pareja, pero ni ahi de tener hijos, ¿huyo?
Gracias Faga!
No la sigo, porque tengo que volverle a escribir un mail a una conocida mutualista, que no me contesto una pregunta desde hace casi 10 dìas, ¿podes creer? :)

Diego Floyd dijo...

Violador y todo Fagalde es de la gente que hace de este mundo un mejor lugar. Cómo estuve ?

Facundo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ce dijo...

Quién no le chupó la pija a un amigo?

Ce dijo...

Yo reconozco que también "me he divertido" con las películas de la Coca Sarli viéndolas en canal 10. Me divertí todo encima varias veces.

Alvaro Fagalde dijo...

Canario: "Acto de violencia..." solo se la recomiendo a mis enemigos. No hay droga legal o ilegal que la salve, pero en democracia cada uno yutubea lo que quiere.

Dollo: lo de malo es muy subjetivo, aunque -como dice Dolina- no hay relativismo total. Algún día escribiremos más de eso. Pero muchas veces influye lo que piensa cada uno del tema q plantea la pelicula, si le interesa o no ese tema, hasta còmo anda de ánimo en ese momento de su vida.

El otro dìa vi en el cable "El ultimo cazador de brujas" con Vin Diesel. ES aburrida, pesada y poco original pero está bien hecha desde el punto de vista técnico. Es mala pero no tiene errores de continuidad ni montaje. Capaz que a alguien le gusta.

Ce: es dificil ver a la Coca sin reirse. Mejor dicho, es dificil escucharla. Para cusquearse hay que sacar el volumen. Si no, te desconcentrás.

Snyrar dijo...

Que bueno fagalde, me gustan mucho tus columnas de cine.
Pero a veces si; a veces no, al final no se ni que esperar!
Que pretende usted de mi??

tasso dijo...

Bien vos, Faga.
Quiero decir que no pude ver más de 20 minutos de Duck Soup, me exasperan los hermanos Marx.

Alvaro Fagalde dijo...

Snyrar: gracias. Si no entendí mal, algunas cosas te gustan y otras no. Sos bastante mas generoso que mis ex.

Tasso: Estamos en democracia. Todo bien. ¿Pero te exasperan?

tasso dijo...

Me resulta demasiado nervioso sin llegar a ser muy gracioso el Groucho.

Pancho dijo...

Y..................a mi también me parece lamentable que desde una posición de poder en la farándula de Hollywood, los mandamases se lastraran a las/los aspirantes a estrellas, a cambio de papeles o recomendaciones. Ahora me paspa que se estén denunciando arrimadas, agarres de tetas, palpes de nalgas, etc. Los yanquis como que se enloquecen con estas cosas y pasan del libertinaje al moralismo en un santiamén, jajaja!!!

Pancho dijo...

Y con la propaganda supongo que el mensaje sería por el lado de: "Venga al Uruguay que le garantizamos un polvo poderoso, el entorno hermoso de nuestras playas y lugares de ensueño harán que sus espermatozoides y óvulos se encuentren con mucha alegría, fecundidad garantida de Uruguay Natural!!!

Alvaro Fagalde dijo...

Pancho: algún extranjero perspicaz podría argumentar: -Sí, mucho ensueño para ponerla pero ustedes hace 100 años que están estancados en 3 millones...

Pancho dijo...

Y..........si Faga, pero lo nuestro es estratégico, pa que mas gente? Los uruguayos somos cogedores deportivos sin intereses de fecundidad.

Alvaro Fagalde dijo...

Me gustó esa definición.

Vesubio dijo...

faga, no sé si eres anglo-escuchante, pero te recomiendo el podcast You must remember this, que es excelentísimo, y cuenta muchas de las historias de casting cauch de antaño. hay un capítulo sobre Eddie Mannix, que es probablemente el ser humano más siniestro que ha trabajado para un estudio.
y ahora que es noticia porque feneció, es muy recomendable la temporada sobre el hollywood de Charles Manson.

Alvaro Fagalde dijo...

Bien, Vesu. Soy mas o menos anglo escuchante.

Q es un podcast?

Pancho dijo...

Y.............yo también son anglo escuchante, no muy parlante y tampoco muy entendiente, pero creo que es la distribución de elementos multimedia por un sistema especial a suscritores, o algo por el estilo y la otras palabrejas en el idioma de Shakespeare "casting cauch" parece ser referido a cuando los que toman pruebas de audición le piden a las/los aspirantes que demuestren su histrionismo sentándose en la faldita o que declamen con algún elementos duro en la boca.

Vesubio dijo...

es más o menos lo que hacen los TETA, pero en este caso guionado. Como un documental para escuchar.

Ce dijo...

Ah, también hablan todos al mismo tiempo?