sábado, 26 de agosto de 2017

Brownies con marihuana uruguaya

Paquetes con 5 gramos de cannabis
Sabido es que el Estado uruguayo ha regulado el consumo de marihuana en los últimos meses. Y más allá de entrar en debates del pasado, nos abocaremos a encarar un tema más profundo: ¿qué pasa con las distintas vías de consumo? ¿Conoce el Estado los posibles efectos de ingerir marihuana por la vía oral?

En esta columna nos meteremos de lleno en los populares brownies locos: su receta, sus consecuencias, y un decálogo a seguir al pie de la letra si queremos sobrevivir a dicha experiencia.



NdelR: Si ya escuchó el audio que acompaña esta nota, lo siguiente no es más que la transcripción fría y sin humor de lo que allí se debatió (y si no lo escuchó, también). En cualquier caso, escuche Tampoco es tan así todos los jueves 21hs por la Señal 1 de Mediarte, y no volverá a perder el tiempo leyendo estas columnas.



La receta


Ingredientes:

150 gr de chocolate en polvo
90 gr de manteca
1 taza de azúcar
1/2 taza de harina
4 huevos
4 gr de marihuana (o hasta la raya de más arriba del vaso de requesón)

Preparación:

1. Batir los huevos en un bol y agregarle el azúcar. Cuando estén bien batidos, agregarle la harina y la marihuana y volver a mezclar bien.
2. Derretir la manteca a fuego lento. Cuando esté completamente derretida, agregar el chocolate y mezclar bien. 
3. Echar la mezcla de manteca y chocolate en el bol de los huevos y seguir mezclando hasta lograr una textura suave.
4. Meter nuestra mezcla loca en el horno a 150° durante unos 40 minutos. Para saber si está pronta un poco antes o un poco después, bastará con meterle algún palillo: si sale limpio ya está Ok.
5. Dejar enfriar

(Fuente: growbarato.net)


El decálogo

Lo primero que piensan las personas antes de darles esta charla, es que todos ya alguna vez comieron brownies, se rieron un poco, y no pasó nada del otro mundo. Bueno, olvídense de eso. La experiencia con esta receta es algo totalmente distinto, y si no hacen caso al decálogo que viene, van a sufrir más de lo que disfruten.

1. La torta es para 16 personas. Nadie debería entonces comer más de un 16avo. Al final de la columna describimos los efectos que genera comer un 8avo.

2. El pegue demora unas 2 horas en aparecer. Esto implica que hay que comer la porción de una sola vez, y bajo ningún concepto alguien puede seguir comiendo torta porque "no le pegó". Si por alguna circunstancia alguien considera que la dosis no le hizo efecto, que espere un día para volver a probar y ahí sí aumentar su dosis.

3. En las personas acostumbradas a fumar marihuana habitualmente, el efecto será menos intenso que en el resto.

4. Por cada dos personas que coman, debe haber al menos una que no haya comido (el guía), para ayudar al resto. Es fundamental que estas personas tengan un espíritu positivo, y lejos de reírse o juzgar al resto, los acompañen en su viaje.

5. La ingesta debe ser en un lugar que no contenga elementos de peligro. No es aconsejable que haya balcones, piscinas, y ni por asomo pueden manejar autos o motos en ese estado.

6. En todos los grupos, siempre alguien termina creyendo que precisa un doctor que lo ayude, ya que piensa que el pegue no se le va a ir nunca. Jamás ha sido necesario, con calma y dejando que pase el tiempo, el efecto se va solo. De todos modos, si se decide llevarlo a algún médico, debe quedar siempre algún guía acompañando a los que comieron, ya sea en el hospital o en la casa.



El pegue

Con un 16avo

0. La boca comienza a secarse y se hace necesario tomar mucha agua

1. La persona que ingirió comienza en un estado de risa constante

2. El tiempo se hace muchísimo más lento. Es sencillo comprobarlo preguntando a los participantes cuánto tiempo pasó de un minuto a otro, y por lo general piensan que pasaron 4 o 5.

3. Se desconectan los pensamientos. Una sensación nueva y maravillosa entra en el cuerpo y toma el control de todo. Las emociones y los sentidos se exaltan.

4. Luego de un rato la persona queda bastante inutilizada y se duerme. O primero vomita y luego se duerme.

Con un 8avo (además de las anteriores)

5. El tiempo ya es demasiado lento. Parece que el efecto no va a pasar nunca, y eso hace que no sea tan gracioso.

6. La persona piensa que se está por morir, o que en efecto ya está muerta. Esto puede generar mucha ansiedad por salir de ese estado, o por lograr dormirse para que el tiempo pase más rápido. Una vez más se hace fundamental el trabajo del guía para dar señales positivas y de apoyo.

7. Vómito




3 comentarios:

ilich nin dijo...

Que flagelo

zorro d colonia dijo...

A lo que hemos llegado!!
Este íspa se va a la mierda

Max dijo...

No estaría teniendo Chocolate para poder llevar a cabo la receta.