jueves, 13 de abril de 2017

Uno x uno: Palmeiras - Peñarol

PALMEIRAS: 
Fernando Prass: tiene cara de kioskero (2).
Fabiano: anotó el gol del triunfo, de otro modo, nadie se hubiera acordado de él (1).
Edú Dracena: expeditivo (1).
Yerry Mina: tras los pasos del ex Nacional Carlos Valdés (2).
Zé Roberto: ¿hasta cuándo? (2)
Felipe Melo: le dijeron Macaco, y se la bancó porque esto es futebol. Ejemplar (7).
Tché Tché: lo apodan el mosca (1).
Alejandro Guerra: según el Papa Francisco, se viene (2).
Dudu: tiene nombre de osito interactivo. Le sacaron amarilla por protestar, le dio una chiripiorca y el árbitro lo echó. Para pensar en la semana (3).
Miguel Borja: gran performance del interminable futbolista boliviano: erró un penal que hubiera decretado una goleada, salvando el espectáculo a costa de sus intereses personales (1).
Willian Siqueira: ni siqueira jugó bien (2).
Ingresaron:
Thiago Santos: no incidió en el juego (7).
Michel Bastos: no le gustan los partidos de copas (2).
Keno: Keno Decaiga (1).
Director técnico: 
Eduardo Baptista: festejó el triunfo de modo poco serio. Los técnicos de verdad protestan un outball pero ante las victorias más hazañosas, miran con desdén como diciendo “y sí… se dio lo que previmos”. (1)
PEÑAROL: 
Gastón Gorosteaga: si combinamos su técnica, con la suerte de un Leo Romay, sería el arquero perfecto. Pero no. (2).

Hernán Petryk: en los aeropuertos siempre le hacen abrir las maletas (2).
Yeferson Quintana: juega como si tuviera 35 años, con lo bueno y lo malo que ello implica (1).
Ramón Arias: un gol para demostrarnos que sacarse fotos en chota siempre rinde (3)
Lucas Hernández: salvó un gol en la línea, hizo echar a un rival y era la figura del match hasta que en la última pelota, quiso sacar la pelota con la entrepierna. No dio la talla (1)
Nahitan Nández: batalló (2)
Marcel Novick: hubiera sido lindo ver su reacción tras el tercer gol paulista, pero Ramos lo sacó del campo (3).
Guzmán Pereira: su presencia en el campo es un verdadero milagro de pascuas (2).
Cristian Rodríguez: cebolleó menos de lo habitual. Tiró una linda patada sin ser expulsado, lo que levanta radicalmente su puntaje (3).
Mauricio Affonso: demostró picardía para aprovechar un borbollón para abandonar el campo por el centro del campo, luego de que el árbitro lo obligara a salir por la línea de fondo. Ese fue su mayor aporte (1).
Junior Arias: dos centros, dos goles. Pero no vino a centrar, señor Junior (3).
Ingresaron:
Gastón: entró, pegó, anotó, tiró humo, insultó. Rendimiento óptimo (8).
Angel Rodríguez: es hermano de Déborah (1).
Berg: jugó de manera homónima (0).
Director técnico: 
Leonardo Ramos: fue expulsado por el árbitro y acto seguido, Palmeiras anotó. Tiene cara de sufrimiento desde que arranca el partido y hasta que termina. Merece que le vaya bien (2)

Árbitro:
Señor Zambrano: se le fue el partido de las manos con la expulsión de Dudú, y decidió prolongar el partido hasta que se produjera el gol local. Usted me dirá: pero acá siempre se fomenta que el árbitro favorezca al local. Sí, pero tampoco cuando se castiga a un multicampeón. ¿Vio cuántos deditos levantó Gastón? Cinco… cinco… Ni una, ni dos, ni tres. Cinco. (0)

4 comentarios:

Enanobufon dijo...

Qui belleza!!! O campeao do siglo no pudo.... O palmeiras esta forrte!!!
Melhor suerte pra futuro..

Enanobufon dijo...

Que diria o Rey Pele de esta victoria??

Maximiliano Melo dijo...

Para comprar Guelfi esa vuelta

Alvaro Fagalde dijo...

Esperemos que los hijos a Gaston no le salgan pretos.