viernes, 24 de marzo de 2017

Salada la canchita: ¿Una de superhéroes adulta?

La última película de la serie de los "X-Men" fue particularmente mala. "Apocalipsis" presentaba un villano tan poderoso que no tenía gracia -y ya sabemos, que de alguna forma u otra, terminará siendo derrotado al final- e intervenciones de los mutantes "buenos" sin gracia, de tal forma que daba lo mismo si en vez de ellos aparecían los Vengadores o la pandilla de Scooby Doo.

Wolverine es el único mutante -hasta ahora- que ha tenido sus propias producciones. No es que éstas sean una maravilla nunca vista, tampoco. Más bien, aburrieron un poco y parecieron demostrar que un sólo personaje separado de su grupo a veces no alcanza.

Poster de "Días del futuro pasado"
¿Qué es lo que hace atractiva a una película de este género?. Sabemos que veremos una película comercial, de acción, con mucho efecto especial. Nada de mucha inquietud artística, macho, que hay mucha guita en juego.

Si queremos poner el ejemplo de una de la serie que fuera interesante, una buena sugerencia sería la anterior de toda la banda: "Días del futuro pasado" (2014).  Tenía un atractivo juego de alternancia entre un presente bastante negro y un pasado que se tenía que cambiar. La historia era original -comparada con otras de la franquicia- y estaba bien llevada.

Aclaremos antes un par de cosas: mayormente las historias que se cuentan son tomadas de algunas de las historietas publicadas hace años, aunque con variados cambios. Por ejemplo, como se puede ver en la siguiente imagen, el aspecto del hombre lobo con garras metálicas es bastante diferente al cinematográfico. Además, si sumamos todas las anécdotas contadas (por un lado las de los X Men jóvenes y los veteranos y por otro, las de Wolverine solo) no llegamos ni a la cuarta parte de toda la historia original de estos comics. Mucho mutante no ha aparecido (por ejemplo, Deadpool, que ha tenido su propia película) ni muchos acontecimientos se han mencionado, desdeñando una saludable continuidad de la anécdota.
Vamo el bolso, vamo

Ahora -como se ha publicitado ampliamente- se estrenó "Logan", la última de la trilogía de Wolverine y la última en la que actuará el fanático de Nacional Hugh Jackman. Ambientada en 2029 -los últimos acontecimientos narrados en "X-Men" historieta, que incluso es mostrada- es un film muy particular en el género, que ha llamado la atención.

Si bien tiene escenas de acción impactantes -aunque la última está particularmente contada sin gracia y sin imaginación- "Logan" se parece más a esos westerns crepusculares (no es casualidad que se muestre el clásico "El desconocido" de 1953) con esos héroes que querían retirarse de la acción un poco cansados y otro poco desengañados pero que por alguna razón tenían que volver a actuar. Si no, no hay película.

Charles Xavier está muy viejo y achacoso, no pudiendo controlar sus poderes
mentales y -en un acontecimiento que es mencionado pero no explicado en la película- ha matado a todos los X-Men excepto a Logan, obvio, por un problema de que se le salieron para afuera todos los pensamientos. Es el problema de andar usando muy fuerte el cerebro. 

En este futuro bastante tétrico, hay un proyecto de aprovechar los poderes mutantes para fines militares por el gobierno norteamericano o algo así, creando (y criando) clones de los mutantes originales que terminan siendo, sin embargo, difíciles de manejar. Viste como son los guachos en estos tiempos. Una niña de ellos es un clon del propio Wolverine y éste tiene que protegerla de los maléficos planes del gobierno. A quién se le ocurre pensar que Estados Unidos puede tener ganas de invadir otros países...

"Logan" aprovecha bien su anécdota melancólica para ser una película de carreteras convincentemente narrada, con una relación -muy particular- de padre e hija que va consolidándose dificultosa pero creíblemente. La niña Dafne Keen es una maravilla de expresividad. No me la arruinen.

Uno se pone a pensar -pero despacito- luego de ver esta película que el género podría ser bastante interesante si los estudios -que invierten la tal guita en ellos y por eso tienen miedo de dar demasiada libertad a directores y libretistas- dejaran trabajar tranquilos a gente con talento, como el director James Mangold ("El tren de las 3 y 10 a Yuma"). 

Salada la canchita, que resultó de una mutación fallida de una columna como la gente, hoy te trae un par de videos de nerds con bastante tiempo libre como para ponerse a preguntar todos los detalles de películas como estas. Por cierto, tienen toneladas de spoilers





Lamentamos informarles que "Fantasma en la concha" se llamará "La vigilante del futuro" en nuestro continente. Igual vamos a tener pensamientos sucios...

4 comentarios:

Dollo dijo...

Gracias Faga.
Agendamos para mirar entonces...

tasso dijo...

Noooooo! No me cambien el título a fantasma en la concha, telopidoporfavaaar!

Alvaro Fagalde dijo...

De nada, Dollo.

Alvaro Fagalde dijo...

Tasso: vivimos en un mundo injusto.