viernes, 3 de marzo de 2017

Salada la canchita: Amarilla 4

Enfermedad tropical
Llega a su cuarta edición el ciclo de columnas que ha cambiado para siempre la vida de millones de cinéfilos que vivían de lo más ignorantes de la calidad del cine del Sudeste asiático. Hoy con dos directores cuyos nombres, si los tuviera que pronunciar, no tendría idea de cómo empezar.

HOU HSIAO-HSIEN  (1947- ) - Medio veterano ya, este chino continental se fue a Taiwan de bebito y allí ha desarrollado una carrera que le ha hecho merecedor, para varios, del mote de "Ozu moderno", lo que no es poco. 

Las semejanzas son discutibles. Es cierto que Hou, al igual que el maestro japonés mencionado, mueve muy poco la cámara y es mucho más frecuente que sus personajes entren y salgan de cuadro. Su estilo, tan particular, es por lo tanto fundamentalmente contemplativo, introduciéndonos en un universo que sólo existe en la pantalla. Pero no por fantasioso o irreal, sino porque la realidad -o la historia de la sociedad- no contamina a los personajes que la viven ajenos a los grandes acontecimientos.

Cuando se hizo conocido mundialmente -con "Milleniumm mambo" (2001) y "Café Lumiere" (2003, realizada en Japón)- ya tenía catorce largometrajes en su haber desde 1980. Luego de la fundamental "Tiempos de amor, juventud y libertad" (2005), ha trabajado poco y nada aunque ha vuelto en 2015 al largometraje con "La asesina", que parece ser una superproducción de acción que podría haber filmado cualquier otro.

Café Lumiere
"Tiempos..." sigue siendo -aunque tenga que aclarar que no están disponibles sus films primerizos- la obra de Huo que mejor amalgama su estilo visual original con una  historia que lo justifique. Son tres historias en diferentes épocas del siglo XX, época bastante convulsionada en ambas Chinas, pero como siempre en el director sus protagonistas no viven directamente los grandes acontecimientos. Es el tono de cada cuento el que marca las diferencias de cada momento histórico.

APICHATPONG WEERASETHAKUL (1970- ) - Es probable que Juan Pérez les parezca un nombre impronunciable a los tailandeses, que suelen llevar apellidos con esa longitud increíble. Pero digamos que su cine es tan exótico como el nombrecito.

Muchísima gente se asombró cuando en 2010 ganó la Palma de Oro con "El tío Boonmee recuerda sus vidas pasadas" y no faltó quien lo adjudicó al simple hecho de querer estimular a una cinematografía como la tailandesa, que estaba llamando la atención del cinéfilo aunque no tuviera un gran éxito.

El tema es que "Api" -como lo llamamos los amigos- es un tipo de una personalidad cinematográfica muy particular, con mérito suficiente como para ganar cualquier premio por sí solo. Su estilo único une pequeños toques de narración sobrenatural -que aumentan en "El tío..."- a un estilo parco que se suele referir sutilmente la historia y al presente político de su país, gobernado por una dictadura.

El tío Boonmee recuerda sus vidas pasadas
El tío famoso es un antiguo represor a punto de morir, que es visitado por su hijo desaparecido en circunstancias misteriosas. "Enfermedad tropical" (2004), para mí muy superior, logra que dos historias muy diferentes dialoguen naturalmente entre sí. "Síndromes y un siglo" (2006) narra la historia de sus dos padres médicos de una forma tan insólita como su título, que todavía no sé qué quiere decir.  Más recientemente ha terminado "Cementerio de esplendor" (2015) donde vuelve a los soldados en las selvas tailandesas, esta vez atacados por una enfermedad insólita.

Un cineasta absolutamente personal, discutible, del que probablemente quedemos afuera por nuestro proverbial desconocimiento de la cultura tailandesa -mal yo- pero que es, sin duda, un experimentador nato con la imagen y un tipo que es cualquier cosa menos un rutinario.

Y.E.T.P.A.P.
BILL PAXTON -  Tenía medio cara de sorete americano, pero eso no quiere decir
-como sabe bien uno a esta altura de la vida- que lo fuera en la vida real. William Archibald Paxton era un texano que realizó mayormente papeles secundarios en películas taquilleras, especialmente de la mano de su amigo James Cameron -que no suele tener muchos tipos que quiera que digamos- y todos le reconocíamos la cara aunque no recordaran su nombre. 

"Terminator"; "Alien 2" (o "Aliens"); "Mentiras verdaderas"; "Tombstone", "Titanic" (¿quién se acuerda de él ahí?); "Límite vertical"; "Apolo 13" y "Al filo del mañana". Últimamente se había dedicado más a la televisión. Queda por estrenar "El círculo" donde compartió elenco con Tom Hanks y Emma Watson.  

LA PELICULA DEL AÑO
"Ghost in the shell" es un celebrado manga de ciencia ficción de esos que le pueden gustar a gente como Fito o similares. Parece ser interesante y, como fue exitoso, tuvo sus adaptaciones cinematográficas en su país de origen. Ahora lo tomó Hollywood y desde que el Zorro me mandó este afiche, como que no puedo dormir...  

Ay, Scarlett... no hay fantasma que me asuste. Quedate tranquila que ya mismo voy a curarte.

A LAS MAZMORRAS...
Todos conocen cómo la pifiaron al anunciar el Oscar a la película del año. Y, bueno, alguna vez tenía que pasar pero tuvieron la mala suerte que no fuera en el premio a mejor montaje de sonido o a mejor corto documental sino en el premio más importante.

Hasta ahí, son cosas que pasan. Ahora, se acaba de anunciar que tuvieron que ponerle unos patovicas a los dos ejecutivos de la empresa que cometieron el error con los sobres, dado que hay pila de gente que los está acosando en sus domicilios con actitud amenazante. La imbecilidad humana no parece tener límites.

Loco, ¿sabés la guita que había apostado por "La la land..."?


LOS SIMPSONS TENÍAN RAZÓN
Recibo cientos de mensajes todos los días preguntándome por qué no incluyo a la India en el catálogo de cines a tener en cuenta en las Canchitas amarillas. He aquí una respuesta:


7 comentarios:

tasso dijo...

Que grande el fantasma en la concha

tasso dijo...

El fantasma estaría en la de la protagonista? No me queda claro.

Alvaro Fagalde dijo...

Tasso: pienso quedarme ahi vigilando. Por las dudas.

zorro d colonia dijo...

Tengo diploma de cazafantasmas.


El Bill, que se nos fue hace poco como el Raviol, trabajó en una miniserie sobre los Hatfield y los mc coy,(esos viejos borrachos que se cagaban a tiros) junto al Kevin conder, que estaba muy buena.
La miniserie
Bue, el Kevin también

Alvaro Fagalde dijo...

Tenés diploma de fantasma.

Jorge Antonio Iglesias Abelenda dijo...

Me quedan algunas dudas:
En que multiverso coinciden Superman con la Mujer Araña?
Porque lo trasmiten por Venus?
Muy ochentoso todo, no?
Seguiré indagando... quizás termine encontrando al fantasma...

Alvaro Fagalde dijo...

Mira si vas a un mueble y Venus te pasa esto...