viernes, 17 de febrero de 2017

Salada la canchita: Amarilla 3

Hierro 3
Seguimos con la ímproba tarea de desasnar a los cinéfilos occidentales que no conocen a los buenos directores que hay allá lejos, pasando por Europa y jopeándose toda la parte árabe, que está un poco peligrosita. Esta semana, otros dos artistas que nos reconcilian con el buen cine, surcoreanos ambos por esas cosas de la vida.


KIM KI-DUK (1960- ) Tenía varias polémicas en su país cuando llegó a la distribución internacional -hasta en Uruguay- con una película que no tenía ni las prostitutas ni la violencia aparentemente gratuita que se le había reprochado hasta entonces. "Primavera, otoño, invierno, verano y otra vez primavera" (2003) era el curioso título de un film no menos curioso sobre el aprendizaje de un joven en un templo budista, esquivando los muchos lugares comunes sobre maestros sabios y sus enseñanzas.

Otra película valiosa que aquí tuvo bastante difusión fue "Hierro 3" (2004) sobre un joven que se mete a vivir en casas mientras sus dueños están de vacaciones y conoce a una señora burguesa tiranizada por su marido. Así contada parece una de esas de "lecciones de la vida" pero creánme que Kim (o cual sea su apellido) es cualquier cosa menos rutinario.

He visto también "Destinatario desconocido" (2000) y "Chica samaritana" (2003, época en la que Kim se ve que andaba volando) y no me parecen fundadas las acusaciones de ser un sensacionalista de la violencia o del sexo, aunque la anécdota de "Chica..." sea un poco fuerte.

Después de "El tiempo" (2006), sobre una mujer que se hace operar para embellecerse y mejorar su matrimonio, que no vi, no ha vuelto a distribuirse nada de él, aunque se han elogiado "Piedad" (2012, León de Oro de Venecia) y "Moebius" (2013). Su último film se llama "La red" (2016) y trata sobre un pescador norcoreano que por accidente llega hasta la otra Corea en su barco y es tratado brutalmente. Un disconforme y un crítico de su sociedad, como quien dice.  

LEE CHANG-DONG (1954- ) Aparentemente, nunca estudió cine y llegó a él después de una fama previa como novelista talentoso. Su segundo film, llamado fuera de Corea "Peppermint candy" (2000) fue un éxito de taquilla y en festivales internacionales, sobre un suicida y la vida en el país en los anteriores 20 años.
 
A diferencia de Kim, Lee es poco prolífico. En 2002 realizó una de las mejores películas de la década a secas: "Oasis". Si uno ha visto films de romances a contrapelo de las convenciones, éste se lleva todas las palmas. Un joven maltratado y con pocas luces sale de la cárcel y se enamora de una chica que tiene una severa parálisis cerebral. Que este romance sea creíble, emocionante y lógico es un milagro que logra Lee y que no me pregunten cómo lo hace. La sociedad queda muy mal parada sin un solo discurso del director.

Su único film estrenado aquí -el quinto que realizó- es la también magistral "Poesía" (o "Poesía para el alma", como se la llamó por estos pagos). Una mujer veterana toma clases de literatura mientras lucha con un progresivo Alzheimer y debe cuidar de su nieto, acusado de participar en una violación masiva. Lamentablemente, esta sensible película, realizada en 2010, fue la última que ha hecho Lee.

Oasis
Anoten este nombre, porque los dos largometrajes que vi de él son de lo mejor que se ha producido en el mundo en lo que va de este siglo. No sólo es un narrador poco convencional ni un crítico de su sociedad -según referencias ajenas, sus dos primeros films eran directamente políticos, mostrando demoledoramente a la publicitada sociedad democrática surcoreana como dominada por los restos vigentes de la dictadura militar- sino que es, por sobre todas las cosas, un tipo que sabe filmar y sabe narrar sin que su mensaje pierda fuerza en lo más mínimo, sino todo lo contrario. 

Salada la canchita, una columna tan coreana como el bulgogi (tomá pa vos, gil) o el perro a la parrilla, hoy te trae una obra maestra inédita en nuestro país. Oasis es algo así como la historia de un romance, pero no se la recomiendo si usted es de esos (o esas) que se emociona con una telenovela turca.

 
P.D.: El viernes que viene, otra Canchita totalmente coreana, pero por razones absolutamente diferentes.
P.D. (II): Recientemente se difundió una lista negra de artistas a los que la presidenta derechista Park Geun-hye -hija de dictador- ordenó a Inteligencia perseguirlos e intentar destruirles sus carreras. Entre ellos, estaba Kim Ki-duk y el ya reseñado Park Chan-wook (el de las venganzas).

LA PROPAGANDA PEYONA DEL MES
VINOS FAISAN - Escribir diálogos naturales, lógicos y creíbles debe ser uno de los desafíos más difíciles a los que se enfrenta cualquier aspirante a escritor. Si además se debe agregar un chiste en apenas tres frases -por aquella manía que tienen ahora los publicitarios de que todo anuncio tiene que ser "humorístico"- la tarea se hace más que complicada.

Ahora, el diálogo entre Kesman Sr. y Kesman Jr. sobre ser joven y viejo es lo más falso, artificial y traído de los pelos que he escuchado en radio en los últimos milenios. Mejor suerte la próxima vez, señores relatores.

9 comentarios:

Facundo dijo...

Dada mi proverbial ignorancia sobre los asuntos asiáticos (lo único amarillo que he visto han sido Los Simpsons), me limito a decir que Alberto Kesman me cae cada vez peor. No creo que sea buen relator, opina horrible y todavía se la mama a Casal. Y el hijo es mucho peor.

tasso dijo...

Fagaaalde es Fagaaaaalde
Es esto del ciiine
Fagaaalde es Fagaaalde
En esto del cine
Por todoporlamismaplatá
(hay que decir la última frase rapidita pa que calce bien en la canción )

tasso dijo...

Habra que mirar Oasis entonces

Alvaro Fagalde dijo...

Tasso: que te voy a cobrar...

Alvaro Fagalde dijo...

Facu: te estas perdiendo muy buen cine.

ilich nin dijo...

con el peinado que luce el primero cuando lo distinguen con algún asian award claramente es una figura a seguir, sabés si tiene tuiter?

ilich nin dijo...

Aunque es tu espacio Faga y no quiero mezclar temas, decile a Reyes que la pitufaron con el nuevo banner, tremendo!

Unknown dijo...


Así me gusta, valorizando a los Kim.
Selente.
Hablando de todo un poco, un día tenemos que contar el cuento chino que aparece en "El Halcón maltés" de Dashiel Hammet disfrazado de hecho "ocurrido en 1927 mientras el autor estaba trabajando en una de las grandes agencias de detectives de Seattle"

Alvaro Fagalde dijo...

Unky: no lei "El halcon maltes".

No te pierdas la Canchita de hoy, x otra parte.