viernes, 15 de julio de 2016

Salada la canchita: El año en el que el cine uruguayo fue nominado

El año en cuestión fue 1992, así que los lectores que no sean demasiado mozalbetes deben recordar el incidente: una película fue nominada por Uruguay para los premios Oscar (R) en la categoría "Mejor película en lengua extranjera", pero terminó siendo rechazada por la organización. El único largometraje nuestro que entró en las nominaciones y lo sacan... Por si alguien duda que somos una nación de infelices.

Pero el tema tiene sus bemoles. Para comenzar la historia, lo mejor es explicar -aunque ya se haya hecho en otra edición de esta columna- el particular mecanismo de selección de la categoría ya mencionada dentro de las premiaciones de la industria norteamericana. 

Luego de unos premios honoríficos -en la doble acepción de sin competencia y sin premio en money- que galardonaron a alguna obra maestra como las neorrealistas italianas "Lustrabotas" y "Ladrones de bicicletas", ambas de Vittorio De Sica y la japonesa "Rashomon" de Kurosawa, descubrimiento para Occidente del autor y de la cinematografía del país, se decidió en 1956 instaurar una categoría más, aunque con un mecanismo de premiación especial.

Todos los países -excepto el propio Estados Unidos- tienen derecho a enviar una (y sólo una) película a la Academia para que un Comité especial elija en primera instancia una lista de nueve que terminarán siendo las cinco nominadas. La elegida por país corre por cuenta del Instituto de Cine -o similar- nacional y no por los norteamericanos. Obviamente, todos los años se arma alguna pelotera con los largometrajes que quedan afuera.

El lado oscuro del corazón
Los films a competir tienen que ser hablados principalmente en un idioma diferente al inglés, lo que deja afuera casi inevitablemente a las industrias británica y australiana. Los canadienses pueden mandar las producciones de Quebec (habladas en francés). Tampoco pueden tener producción norteamericana, aunque sean habladas en croata antiguo. El comentario no es ocioso: quedaron afuera "Cartas de Iwo Jima" de Clint Eastwood, todita hablada en japonés y "Apocalypto", en idioma maya.

Cuando Aristarain, director de "Un lugar en el mundo" se vio postergado, dado que la elección argentina para ese año fue para la sobrevaloradísima "El lado oscuro del corazón" del chanta Subiela, decidió aprovechar un resquicio poco claro del reglamento e inscribir su película (producción argentina con aportes de capitales españoles) como uruguaya, dado que su esposa -compatriota nuestra- era guionista y había trabajado en la producción. Fue aceptada y ganó la nominación, algo que no consiguieron ni la de Subiela ni... "Como agua para chocolate".
Un lugar en el mundo

Los mexicanos protestaron formalmente, argumentando no sin razón que "Un lugar..." era tan argentina como Perón o la Bombonera y más que Cuevas o Muslera. La Academia les dio la razón y excluyó al film nominado, no sustituyéndolo por ninguno y dejando cuatro en carrera. Por razones que ignoro, la gente de "Como agua..." creyó que los iban a poner a ellos. Ortibaron al santo pepe.

La situación tenía un antecedente con final diferente: en 1975 la elección de los franceses fue "Primo prima" (que terminaría nominada nomás) y por eso, la gente que hizo "La victorie en chantant" -aquí conocida como "Negros y blancos en color"- la inscribió como producción de Costa de Marfil, porque fue filmada allí y figuraba -en la presentación al Oscar, no en su estreno comercial- una "Sociedad Marfileña de Producción" de la cual no se volvió a tener noticias. Para peor, "Negros y blancos..." ganó el premio. 

Como agua para chocolate
Muchos films se realizan en coproducciones de dos o varios países, más que nada por los altos costos que significa filmar. Siendo una producción de más de un lugar, uno se asegura que haya interés para estrenar en varios lados, amén de compartir riesgos económicos. A la Academia de Hollywood no les gustan estas soluciones y suelen trancar las nominaciones de estas coproducciones. 

Igual hay que decir que en los últimos años, en parte por lo que pasó con la película "uruguaya", los reglamentos se han hecho más claros y estrictos.  Pese a eso, de vez en cuando se les complica, como cuando se presentaron sucesivamente en 2002 y 2005 sendas películas palestinas, donde no quedaba del todo claro si era considerada la nación del finado Arafat como un país o no, amén de las imaginables presiones israelís en contrario.

Ahora les bailo "Mayonesa", putos
En fin, más allá del Oscar que sí se llevó Jorge Drexler (pronunciado algo así como "Kwktesteir" por el recientemente fallecido Prince, que entregó el premio) y de la idea de estrenar en su momento "Whisky" en Los Angeles para que pudiera ser nominada como mejor película a secas (no es joda mía), esa fue la única participación del paisito en los mencionados premios. Lo dicho: más desgraciados no podemos ser. 

Dicho sea de paso, cuando en su momento una amiga me pregunta el día antes sobre las posibilidades de que Drexler ganara ese Oscar, contesté que eran del 0,01%. Deduje que no tenía chance alguna ante producciones como "Schreck"; "El expreso polar"; "El fantasma de la Opera" o "Los coristas", mucho más importantes para la industria que "Diarios de motocicleta" (para peor, sobre el Che Guevara). Me equivoqué y pagué. No, no pagué porque no aposté nada. Pero igual la gocé como cualquiera cuando el autor del himno de Peñarol parecido a la canción del trencito del Oeste se transformó en el Obdulio del siglo XXI.

Drexler recibiendo el Oscar y vengándose de que no lo dejaran cantar su canción. 

Y.E.T.P.A.P. MERCOSURIANO
+ HECTOR BABENCO - Nació en Argentina pero hizo toda su carrera en
Brasil. Realizó un par de largometrajes (incluyendo un documental sobre Fittipaldi) antes de llamar la atención con "Lucio Flavio, pasajero de una agonía" (1977) que no vi y tener una gran éxito internacional con "Pixote" (1980), sólida denuncia de la realidad de los niños de la calle, interpretado por uno de ellos que fue asesinado al poco tiempo. 

Luego entraría en la industria norteamericana con "El beso de la mujer araña" (1985), correcta adaptación de la novela de Manuel Puig y las menos interesantes "El amor es un eterno vagabundo" (1987), con Jack Nicholson y Meryl Streep, nada menos y "Jugando en los campos del Señor" (1991). Llegaría a tener otro éxito importante, ya retornado al Brasil, con "Carandiru" (2003), sobre una tenebrosa cárcel paulista.

De carrera parca (11 largometrajes en 40 años), el interés de su obra crecía con la intensidad de los temas que abordaba. Un poco impersonal, pero siempre interesante, no pareció estar muy a gusto en Hollywood. Deja póstumamente "Mi amigo hindú", con Willem Dafoe, sobre un cineasta enfermo de muerte, probable reflejo del propio Babenco.      

15 comentarios:

mike yanagita dijo...

Muy interesante el tema.
Recuerdo que esta iniciativa fue combatida por el Ministro de "Kultura" de la época, el contertulio Mercader... Luppi lo llamó "burócrata de kioskito" o algún epíteto así. Me pregunto que pasaría con la impresentable ministra del riñón (y otras partes) de Super Taba.

En cinemateca apoyaron esta chantada, además de darle buena calificación a esa película de mierda a secas, de lo peor de la "corrección política" que ya venía pidiendo cancha.
Arsitaraín: lo tuyo son los policiales y las de aventuras, cuando copiás y muy bien a tus maestros americanos.

(IUPI! fui el primero!!!!)

Alvaro Fagalde dijo...

Galeano apoyo esto, que en paz descanse. Entre Luppi y Mercader, te regalo la diferencia.

Yo no diría "de mierda", pero si, los personajes del propio Luppi, de Sacristan y de Leonor Benedetto, su pareja, eran de cartón.

Aristarain es mejor director que libretista. Hace unos 10 años que no filma.

Coby Braian dijo...

Notable colurna Faga!!

Uno no está aca, para juzgar si la Academia (Los gringos de joligud, no la de la calle Millán) intenta premiar a aquellas producciones bancadas en una sola nación. Esto es por el prestigio y para que se corten más entradas una vez obtenido el galardón.

Pero con lo que me expresás Faga, me estás dando a entender que las co-producciones INCAA(ARG) - TVE (ESP) no deberían entrar en las nominaciones. Y "El secreto de sus ojos" entonces??? Hubo tongo Darín (la peli muy buena igual)!!

El título "El beso de la mujer araña" le quedaría bien a una porneta...

Gracias por tanto y perdon por tan poco

Alvaro Fagalde dijo...

Se oponen a las coproducciones entre varios paises a partes iguales entre ellos. Las INCAA-TVE las consideran como que los españoles ponen plata para que los argentinos terminen sus peliculas.

Es un tema complejo, dificil hacer films como para el Oscar en algunos paises si no ponen guita de afuera. Incluso hay fondos -el Euroimages es el mas conocido- que están específicamente como créditos internacionales.

Facundo dijo...

Se comenta que la defensa de la película ”rioplatense" la hizo un joven Dr. Balbi. Hasta llevó fotos de Luppi tomando mate en la rambla, pero claro, a la FIFA no le sirve que un paisito de 3 millones se meta en las definiciones.

mike yanagita dijo...

Entre Luppi o Mercader elijo la letra o, diría el cuarteto "anti latino".
Galeano: déjelo donde está que está bien. Que se vaya a hablar con Don Mario.

Y el de Cecilia Roth de Páez, ex chica almodóvar? por favor!

Aristarain es un gran director... su trilogía policial de fines de los 70 es excelente y La ley de la frontera también. Pepe Carvalho lo recuerdo bien, aunque nunca más se vieron después.
Pifia cuando mete ideología como en esta y en la abominable Martín Hache. Ojalá filmara más.

Alvaro Fagalde dijo...

Digamos que es mejor filmando accion que como pensador.

mike yanagita dijo...

Podemos decirlo así, Sí Señor.
Lo mismo podríamos decir del compañero Pino Solanas... como cineasta es contundente, pero recuerdo El Viaje y me dan ganas de votar a Macri, o que vuelva Carlos 1º.

Alvaro Fagalde dijo...

Mike: no mires El viaje, por favor...

mike yanagita dijo...

He cometido el peor de los pecados que un cinéfilo puede cometer: LA VI.
Estrenada, auspiciada y promovida por la gente de Cinemateca en el año 92, plena era del menemato y el lacallato, con el compañero Pino en Montevideo esos días.
Como diría Buñuel: "lamenté no ir armado".

Alvaro Fagalde dijo...

No seamos malos. Cinemateca (Manolo) apoyó la candidatura a los Oscar y quiso hacer las veces de Instituto de Cine Uruguayo (que no había), pero no la estrenó. Fue en el cine Central.

ilich nin dijo...

pa! que raro esto muchacho...

Arranqué a leer la columna y me acordé que anoche soñe que estaba en el parque roberto en una especie de festejo de algo, de traje y todo estabamos y lo peor es que hasta tuve algunas ocurrencias para publicar en tu columna y ahora por suerte no me las acuerdo.

Por supuesto que la perturbación no me dejó terminar la lectura, en cuanto me calme un poco prosigo. ESpero que no sea grave ni síntoma de algo peor como simpatizar por Racing.

Gracias Faga por otra gran entrega

Alvaro Fagalde dijo...

Ilich: me estas preocupando...

mike yanagita dijo...

Acudo al Maestro Saratsola:

Título original:VIAJE, EL
Año/País:1992 - Argentina
Detalles:

Dir Fernando Ezequiel Solanas.
Con Walter Quiroz, Dominique Sanda.
Estreno 11/11/1992 (San José, Pocitos).

Conservo además el programa de Cinemateca (cuando los regalaban) y se comenta la película como todo un acontecimiento. Y lo era, en definitiva.

Mis saludos y respetos a Cinemateca, Martínez Carril y toda su obra.

Alvaro Fagalde dijo...

Perdon, El Viaje la vi en la propia Cinemateca. Crei que te referias a la de Aristarain.