viernes, 6 de mayo de 2016

Salada la canchita: Embutido infantil, final (parte 1)

La clasificación de las películas en géneros existe prácticamente desde el comienzo de la industrialización del cine. Luego de que los hermanos Lumiere lo inventaran -y que Mélies fuera el primer comercializador exitoso del nuevo arte- la división en géneros ayudaba para que el público supiera de qué iba la película para la que iba a sacar entrada, aunque rápidamente los productores decidieron que iban a encasillarlos y tratar de no innovar en lo posible, haciendo que cada comedia pareciera igual a la otra o que un policial no se diferenciara del otro más que en pequeños detalles.


En rigor, la literatura -fuente permanente de ideas para películas- estaba ya compartimentada. Aunque hay que aclarar que no tanto como lo impuso Hollywood para el prontamente llamado "séptimo arte". Había lugar para la literatura experimental, pero no podemos comparar una manifestación artística que tenía cientos de años de evolución con otra que recién estaba comenzando. Y que daría lugar prontamente a ganancias muchísimo mayores. 

Pero sí había novelitas rosas, negras -o policiales, inventadas un tanto después-, westerns y todo tipo de libros de aventuras para niños o no tanto, incluyendo una profusa tradición de ciencia ficción. De allí -y también de la creatividad de guionistas profesionales, reclutados desde el teatro, el periodismo y también la alta literatura- surgieron las ideas para los filmes a comercializar. 

La comedia fue, en el cine mudo, fundamentalmente el llamado slapstick, o golpe y porrazo, básicamente visual por razones obvias. Por cada Chaplin o Buster Keaton había decenas de comediantes mediocres que se limitaban a pegarse patadas o tirarse tortas a la cara.  Cuando llegó el sonoro, con cámaras pesadas y ruidosas, las comedias se limitaron a ser teatro, con gente muy quieta hablando sin parar, porque había que mostrar el chiche nuevo. Actualmente, con abuelos que son un peligro, parodias fáciles de otras películas y negros bastante guarangos como Chris Rock  o Eddie Murphy, la cosa va en bajada irremediablemente. ¿Cuánto hace que no reímos abundantemente en una sala?

El género de aventuras es muy amplio y se ha utilizado cuanto período histórico haya para ubicar tramas bastante parecidas entre sí. También se inició en el período mudo -con el muy atlético Douglas Fairbanks a la cabeza- y hoy está más taquillero que nunca, lo que no quiere decir creativo. Con los C.G.I. -o como quiera llamarse los efectos especiales por computadora- cualquier decorado y cualquier acción se puede llevar a la pantalla, pero el género se ha visto reducido, justamente, a lucirse con la parafernalia visual, sin que haya mucha sustancia que digamos. Gastados los vampiros, florecen los cuentos infantiles sin que la cosa mejore.

Un tipo especial de aventura, esencialmente inventada por Hollywood, es el western. Tomando la leyenda, más que la historia real, de la formación de Estados Unidos en el siglo XIX, tuvo una época de oro luego de que el gran John Ford lo reviviera en 1939 con "La diligencia", hasta fines de los 60, en que cambiaron tantas cosas. Cada tanto se hace alguno nuevo, pero parece básicamente agotado.

El otro género creado específicamente por el cine es la comedia musical. Lógicamente floreció a poco tiempo de perfeccionarse el sonido y también tuvo su auge mientras fue fuerte el esquema encorsetado de los estudios, que permitía tener bajo contrato a equipos enteros de bailarines, coreógrafos y cantantes. Hace tiempo que está en retirada, más allá de los intentos de aggiornarlo, con música -o temáticas- más modernas y menos escapistas. Por razones que ignoro, parece que la invención del rock liquidó al género.

Muchas veces el policial salva la plata. Con sus múltiples subgéneros, ha sido cultivado en cuanto país se precie de hacer películas, paisito oriental incluído. Floreciente en la televisión, relativamente barato y con posibilidades de incorporar acción, humor  y hasta un poco de crítica social. A veces -nuevamente gracias a los modernos FXs- tenemos algunas películas que abusan de la adrenalina y la improbabilidad hecha realidad con las computadoras -"Londres bajo fuego", por ejemplo- pero aún muchos de sus productos menos ambiciosos siguen siendo disfrutables.

Otro género de acción particular es el bélico. Estrictamente espectacular, dio a veces pie tanto para la crítica política -ya sea dirigida a algún bando en particular o al hombre en general, por promover esas matanzas- como para la exaltación patriótica (o patriotera) y la simple y lisa propaganda. En estos tiempos, la visión que nos da un film a estrenar como "Enemigo invisible", en donde el ejército "bueno" duda atacar una fortaleza de los "malos", porque hay allí una (1) niña jugando... da para la desconfianza, si uno no olvida leer las noticias -censuradas- que nos llegan de los escenarios reales de combate.

En resumen, nadie puede negar que las ideas escasean en el Hollywood actual. Por ahí andan desde las sagas que llevan 6, 7 y más películas con el mismo esquema, hasta cuanta remake de films o series televisivas del pasado, tengan interés o no, pasando por la adaptación de todos los comics dibujados de que se tenga memoria, excepto el Tony Lavalleja, que espera su turno. Algunos, como el cine de superhéroes, los films animados para niños y la acción llevan mucha gente todavía, a pesar de su rutina.

Tampoco se puede decir que alguna vez la industria predominante en el mundo ha sido una tormenta de ideas nuevas...    

13 comentarios:

ilich nin dijo...

Que placer Fagalde!
No cambies mas a no ser que sea para mejor.
Intenté leer pero acompañado por una mamajuana al lado de tinto frutilla ta bravo para enganchar dos oraciones seguidas. Me miro el ultimo capítulo de los walking dead y te llamo para contártelo. Serie republicana si las hay. Sos un crá, volvé los jueves o meté un especial junio agosto copa América centenario&olimpiadas. Empezá a militar en los boliches de la vuelta de facultad de agronomía porque se está volviendo reducto oligarca, dándole un triunfo claro a la CGU.
Con todo el respeto que Alf se merece.
Tinto frutilla... Lo bravo son los dos primeros casos después te volvés lindo, vivo y muchas cosas mas.
Te quiero bro

ilich nin dijo...

Vasos, mañana te leo en serio

Dollo dijo...

A veces tengo la duda:
- de si el cine alguna vez cambió,
- o soy yo que envejezco, sumado a los cambios del mundo (que básicamente no es mas que el envejecimiento del mundo).

Ta, capaz que quedo medio incoherente el comentario.

Pero escribiendo despues del ilich de anoche, espero no se note mucho.

Gracias, Faga.

Lanchita Bissio dijo...

Que tema interesante para discutir. Mi opinión es que Hollywood no ha cambiado nada, fue dentro básicamente una industria capitalista, por ejemplo Apple cambia de estrategia cuando las ventas bajan.
Acá los productores (los verdaderos titiriteros) cambian según ellos interpretan los gustos del público. Y asi es donde le erraron y van a seguir errando.
La lógica me parece es que cada peli debe ser económicamente rentable por si misma, aumentar el prestigio de su estrella (90% veces masculino) y Si da para hacer una secuela/ precuela/spinoff/reboot/ serie de TV/ etc mucho mejor!!!
Pero las buenas historias se quedaron en los '70...

Alvaro Fagalde dijo...

Puede ser muy interesante.

Dentro de dos canchitas, la evolucion de la industria en cuanto a tendencias y chiches tecnologicos. Desde el sonido hasta el 3D.

No tomo vino frutilla, por lo que veo es algo de celebrar.

Snyrar dijo...

Mi humilde opinion como amante del cine en general; es que se priorizo los efectos y merchandansing antes que las historias.

Y ponele todo el cgi que quieras; pero tenes q darle de comer al coco.

tasso dijo...

Que lo pario el Faga. Lo que uno aprende con esta columna!

Facundo dijo...

Hola

Alvaro Fagalde dijo...

Que haces

Alvaro Fagalde dijo...

No sé a ustedes pero a mi me pasa que me veo una de accion con muchos efectos especiales. No te digo que la pase mal pero por unos cuantos dias no puedo ver otra similar.

zorro d colonia dijo...

Ajá

Alvaro Fagalde dijo...

Gran aporte, Zorrete.

zorro d colonia dijo...

Y como ese tengo miles