jueves, 26 de mayo de 2016

¿El rugby superó al basquetbol?


El otro día leyendo la columna de Alberto Espasandin en “Básquet Caliente” (si estoy con gripe, esa es la explicación) me encontré con esta noticia que se titula “El rugby superó al básquetbol en Uruguay”: Link: http://www.basquetcaliente.com/2016/02/15/el-rugby-supero-al-basquetbol-en-uruguay/.  Obviamente que es compartible todo lo que dice Alberto, pero todo esto me llevó a indagar un poquito más en lo que es el mundo rugby en Uruguay, y yo, un ciudadano de a pié, que solo consumió fútbol y basquetbol durante gran parte de su niñez y adolescencia les traigo esta pequeña síntesis de algunas cosas que llamaron mi atención.

Tras una clasificación azarosa y en repechaje contra Rusia, jugado en Siberia y en la tierra de los Teros[1] (otrora Estadio Charrúa), los Teros comienzan un plan apoyados en la IRB (Es la FIFA del Rugby) para ganar competencia previa a la disputa del mundial de Rugby en Inglaterra en el año 2015. Ese plan incluía una serie de test Match exigentes para una selección amateur, y un plan de alto rendimiento (la IRB mando técnicos y preparadores técnicos a asistirlos),  para que los jugadores uruguayos pudieran encarar la cita de la mejor forma posible.
La tierra de los Teros....y dejó un huevo gigante...

Una vez llegado el mundial, nuestra selección más allá de que no ganó un partido, tuvo una muy digna participación, teniendo en cuenta que en principio los jugadores solo cobran viáticos y no viven exclusivamente de esto.

A partir de este momento, la selección de rugby se posicionó en el lugar n° 20 del ranking, lo que le permitió pasar del Tier 3 al  Tier 2 (Segundo escalón de selecciones) y eso mejoró el apoyo económico que recibió la Unión de Rugby Uruguaya que paso de percibir 90 mil a 300 mil libras anuales de la IRB.

Pero por si faltaba algo, Uruguay recibió un gran apoyo de la Unión de Rugby de Argentina, la cual integró a su ciclo de competencias a dos equipos uruguayos (Old Christians y Old Boys), que el año que viene pasarán a ser cuatro, y a la selección B de Uruguay a los torneos provinciales. Esto es muy positivo, porque le da competencia de nivel a los cuadros uruguayos, que tenían hasta este año una competencia interna muy limitada.

A todo esto se le suma que algunos Teros que militaban en Europa en cuadros de tercer orden, pasen a jugar en equipos destacados, un ejemplo de ello es Mario Sagario, que paso de la segunda de Francia a la primera de Irlanda: Munster, y que disputa algo así como la Champions League del rugby.  Otros fueron Agustín Ormaechea que esta por subir con el Mont de Marsan al top 14 de Francia, Felipe Berchesi, jugando en la segunda de Francia y Gastón Mieres jugando en el Coventry Inglés (Tercera división). Hay otro uruguayo en la elite del rugby, pero no decidió jugar por los Teros en el mundial, y se llama Rodrigo Capó (algo así como lo que le pasó a Cubilla con el Pato Aguilera).
Busque la figurita que le falta...

Y por si todo esto fuera poco, el vicepresidente de la IRB, no es Eugenio Figeredo (desde aquí nuestro saludo), sino Agustín Pichot, Ex Puma y creador del Americas Rugby Chanmpionship, una competencia que entre febrero y marzo enfrenta a las seis selecciones más fuertes del continente y principal promotor de la integración entre Argentina y Uruguay.

Parece ser entonces que los astros se han alineado, una buena gestión, con un proyecto a largo plazo, con un técnico argentino que le está dando otra dinámica al juego, y con bases sólidas que se empiezan a construir, como ser, el programa "get into rugby", o el convenio que se firmó con las escuelas públicas de todo el país para difundir el deporte.
En síntesis, solo resta  ver cuál es el destino que le augura a este deporte, por lo pronto su camino parece estar mejor encaminado que otros….


                                              Si Forlán tiene una película, porqué los teros No??
                                                          Lindo para una canchita Fagalde



[1] Recordemos que la Intendencia de Montevideo cedió el predio del Estadio Charrúa en el año 2013 a la Unión de Rugby del Uruguay para realizar allí un complejo de alto rendimiento para todas las selecciones de Rugby, algo así como el Complejo Celeste.

17 comentarios:

Carles dijo...

OP

Carles dijo...

Dicho esto, no me resulta atractivo ver rugby, me parece aún más lento y cortado que el futbol uruguayo. Pero he de decir que no conozco completamente el reglamento, quizás si lo conociera me atraería más. Por lo pronto hay que reconocerle que parecería ser un deporte bastante más limpio y formativo en valores que el futbol y el basquetball. Quizás porque lo practican mayoritariamente gente sin hambre, cuya sobreviviencia no se asocia a tener que triunfar y generar ingresos a como dé lugar, o no, ni idea. Muy linda la columna.

Mauro M. dijo...

Muy interesante y bastante cierto.

Saludos.

Enanobufon dijo...

Gracias por comentar.
Es muy cierto lo que dices Carles, quizás una buena forma de entrarle al deporte, algo como lo que hice yo el año pasado, Es mirando rugby 7 (sevens) es mucho más dinámico y se entiende mejor la lógica del deporte...
Gracias Mauro, Se extraña la columna de basquetboul, Esperamos su pronto retorno..

Maximiliano Melo dijo...

Enano, muy buena columna...

El rugby es un deporte donde, dentro del reglamento está todo permitido; pero con una altura y una actitud siempre honorable. Buena transmisión de valores y mejor descarga de energías.

No quisiera estar en el scrumb, donde se unen tabiques nasales y ateriscos...

En popularidad, de seguro no pasó al Basket. Pero con más difusión, podría...

Mal echado Mauro...

Snyrar dijo...

Yo he tirado unos pasos con el rugby y es una pija. Pasas en el suelo, el juego pasa cortado y te cagan a piñas. Jugaba de win (una especie de puntero izquierdo pegado a la raya) y lo mas divertido era salir corriendo como un enfermo con el huevito bajo el brazo. Eso si, te agarraban en una mala decision y era una revolcada de las feas.

El tercer tiempo es un canto a la ezquizofrenia.

ilich nin dijo...

Nada como la violencia bien entendida. A los sopapos limpios pero sopapo bien.

Andrés Reyes dijo...

No leí la nota, pero es excelente. Ayer alguien me aseguró eso mismo, que el Rugby se coge al baloncesto de acá a un par de años. Yo no creo, más ahora que se va a empezar a jugar eliminatorias en partidos de ida y vuelta. Al básquetbol le falta eso, tener cierto vínculo de la gente con la selección.

ilich nin dijo...

Para mi que a la selección de basquetbol hay que ponerle un nombre que pegue e identifique al equipo. Ahi sacó ventaja el rugby, que hace años todos sabemos como se llaman. El futbol lo mismo.
Ta, convengamos que "La celeste" y "Los teros" denotan cierto putismo pero no nos vamos asustar en este espacio con eso, lo importante es que todos sabemos de que hablamos cuando surgen esos nombres.

Nosé digoyó.

Ce dijo...

Muy buena columna, Enano. Desconocía el 95 por ciento de las cosas que mencionás.
No me atrae mucho el rugby, pero debe ser porque nunca le di una oportunidad.

Enanobufon dijo...

Gracias nuevamente a todos por los comentarios y aportes...
Synrar: Esta bueno el aporte de alguien que tuvo la experiencia de jugarlo, ya que en lo que a mi respecta, nunca tuve la posibilidad de practicarlo...
Maxi y Andrés: coincido plenamente con los comentarios, hoy en popularidad es mucho más el basket, sin duda, y de aquí a un par de años habría que ver que depara el destino y la difusión, por lo pronto en el horizonte cercano no creo que el basket pierda popularidad, a mi modesto entender...
Illich: no es una mala idea, un buen comienzo sería que los entrenadores y los jugadores del basket uruguayos se dejen de "divismos" y logren concebir una política de selecciones nacionales acorde a los tiempos que corren, si pensamos en ser competitivos...
Ce: Es un poco lo que me pasó a mi, yo ignoraba el deporte, hasta el mundial de Inglaterra, y ahí me dije, porque no darle una oportunidad... y aquí estoy un poco mas empapado de la cultura del tercer tiempo...

Facundo dijo...

Yo no creo que el rugby se coja al básquetbol, al menos en el corto y mediano plazo. El básquetbol es infinitamente más popular, y además (según mi opinión) es mucho más lindo. Pero es cierto que ambos tienen muchísimo para crecer. Aparentemente el rugby está haciendo cosas en ese sentido, el básquetbol no tanto. Linda columna que da para mucho, pero lamentablemente tengo que laburar.

Alvaro Fagalde dijo...

Nunca entendí por que el rugby aca es un deporte de pitucos. Entiendo que lo sea el polo, porque no es barato tener un pura sangre entrenado, pero para el rugby se necesita una pelota rara (digamos algo parecido a las pelotas Cubilla) y una cancha de futbol con unos palos.

El problema de la seleccion uruguaya es que es mas fria que la de ajedrez. Deberian seguir el ejemplo de sus pares porteños que se matan por jugar en la seleccion de ellos. Y juegan mucho mas.

Carles dijo...

Renunciá Facundo, dejate de bobadas.

Facundo dijo...

La idea no es renunciar, es dejar de trabajar.

Laura P dijo...

A mi me gusta mas el fútbol americano que el rugby, me parece menos agresivo y bastante mas entretenido

Enanobufon dijo...

Es muy cierto Faga... Son esas cosas que se estereotipan y quedan ahí, ya rotuladas... Por ejemplo en Fiyi juegan con botellas de plástico, algo así como las pelotas de trapo en Uruguay..
Comparto con Facundo en que la idea es dejar de laburar... habría que buscar la forma.... se escuchan sugerencias..
Laua, nunca vi futbol americano, lo más cerca que estuve fue el espectáculo de medio tiempo del super tazón... puede ser algo a descubrir...