lunes, 25 de abril de 2016

La mentira de UBER

Sugerente

¿Quién no se ha subido a un coche de la nueva moda de Uruguay? ¿Quién no ha aprovechado las ventajas de transporte del primer mundo que está maravillando a grandes y pequeños?

Ah, ¿usted? Bueno, entonces antes de sumarse al análisis punzante en el que ahondaremos en esta columna, pruébelo Tiene un viaje gratis si ingresa el código k55kvuhhue en la opción de Promociones.

Una vez que hayan superado las delicias del viaje de invitación, quedarán encantados con los coches amplios y cómodos, los conductores amables que ofrecen caramelos y cables usb para cargar el celular, y hasta con el sistema que nos envía por mail cada movimiento de nuestro viaje, por si nos había quedado alguna mínima duda y queramos reclamar.

Es difícil entonces no querer una y otra vez repetir esos viajes, que llegan en hora adonde los solicitemos, y que además son más baratos que el Taxi... O no. Es que el gran secreto que tiene Uber oculto de todos nosotros radica en el precio, ese que comparamos una y otra vez con otros servicios de transporte, y casi siempre nos resulta más barato.

Cada vez que tomamos un viaje, o que hacemos la estimación de cuánto nos puede salir uno, teniendo en cuenta tiempo y distancia, Uber nos dice un precio en pesos uruguayos que es falso. Sí, nos miente en la cara con una tarifa distinta a la que estamos pagando. La real es casi un 5% mayor a la informada.

¿Por qué pasa esto? Ocurre que los cobros son hechos a nuestra tarjeta de crédito desde una base internacional (en los Países Bajos más precisamente), y absolutamente todos los cargos que llegan desde el exterior tienen que venir en dólares.

Ahí estalla la bomba. Uber manda cargos en pesos, y los bancos locales los transforman en dólares, al tipo de cambio que ellos estimen coherente (coherente=ganar lo máximo posible con la diferencia). Eso, sumado a algún carguito por compras en el exterior que pueda aparecer, deviene en un incremento del 5% de la tarifa.

El siguiente es un cuadro en pesos uruguayos de viajes reales, en el cual se compara la tarifa que dice Uber con la que termina cobrando la tarjeta (con un tipo de cambio de 31,8). Dejamos que el lector imagine de cuánto puede ser el aumento si tomamos un coche a principio de mes, y pagamos la tarjeta 30 días después, considerando el aumento de los dólares que estamos adeudando.



¿Qué maneras tiene Uber de arreglar esto? Por lo pronto hay dos muy sencillas:

1. Empezar a cobrar los viajes desde el Uruguay, para así poder hacerlo en pesos uruguayos y evitar todo el tema de los tipos de cambio.

2. Dejar de hacerse los locales y cobrar en dólares, de forma de quitar el problema del tipo de cambio arbitrario elegido por el banco.

De momento no tenemos conocimiento que les interese tomar alguno de esos caminos, así que seguiremos pagando un poquito más para tener caramelos y cargadores para el celular.


21 comentarios:

Ce dijo...

Usé Uber una sóla vez, aprovechando el código promocional para no pagar nada. Después lo desinstalé. Lo sentí como una pequeña victoria personal sobre el sistema capitalista.

Ce dijo...

No veo viable la opción 1, porque si empezara a cobrar los viajes desde Uruguay imagino que debería instalarse como empresa y cubrir todos los impuestos y reglamentaciones que le correspondería pagar y cumplir, y ahí ya dejaría de ser tan competitivo.

ilich nin dijo...

Fuera Uber!

Queremos muchos RAINCOOP en Uruguay, y no esa bosta oligarca

alf dijo...

Polémico Ce

WoW MaMa dijo...

ya its true good one

WoW MaMa dijo...

Ya its true good one

Carles dijo...

Ya its true good one

Ce dijo...

Links no, Wow MaMa.

ilich nin dijo...

Me da miedo ese link...
Quien es Wowmama? Que pretende usted de mi Wowmama?

Ce dijo...

Si hay algo que le guste más al nuevo uruguayo que la novelería, es defender a las empresas multinacionales extranjeras que explotan a otros uruguayos.

Ce dijo...

Yo creo que este blog debería tomar una posición respecto a Uber e iniciar una campaña en su contra.










Hasta que nos regalen una cuponera con viajes gratis.

Facundo dijo...

Sospecho de todo servicio que se ofrezca como demasiado bueno. Si entro a un local y lo veo pulcro, me ofrecen regalos, son puntuales, amables, etc. yo sospecho. Por algún lado me están cagando. Prefiero la honestidad de lo imperfecto.

Ce dijo...

Un conocido me dijo que el servicio es "ampliamente mejor" que el del taxi.

Yo discrepo. Principalmente porque no hace falta mucho para ser mejor que un taxi, así que para mi es sencillamente mejor pero hasta por ahí nomás.

Ampliamente mejor sería que te felaran durante el viaje, pero acá nos encandilamos con dos caramelos y un enchufe usb para el celular.

Ce dijo...

Además tenés que tener tarjeta internacional, o una alfaBROU o la Prex.

Ce dijo...

Y también está el tema de que no aportan un peso, tengo entendido.

Ce dijo...

Hay gente que está a favor de una regularización, y que está bastante desconforme con el servicio del taxi. Y es una pena que tenga que venir Uber para contrastar lo malo que es.

El Nacho dijo...

Discrepo

Andrés Reyes dijo...

Gran columna.

Andrés Reyes dijo...

No en vano es la destacada de la semana.

Carles dijo...

El muchacho de la foto está disfrazado de Marty McFly, como para que uno piense que Uber es el futuro.
Lo digo ahora que ya no va a leer nadie para no pasar vergüenza con esa apreciación.

Detaquito dijo...

Yo lo lei, Carles.

Shame on you