martes, 2 de febrero de 2016

Que corran los ciervos (día 2)

En primer día de dieta me comporté muy bien: de no ser por un mordiscón que le pegué a un chorizo medio quemado que estaba en la heladera, se diría que no ingerí nada fuera de lugar. He decidido pesarme una vez por semana, pero la verdad que ya me siendo más liviano. Debo andar en 107,100 a esta altura.

Ayer, un amigo del laburo que leyó mi columna me dijo: ¿por qué no salís a correr?

Se me ocurren muchas razones, entre las que destaco:

1. La ciudad se ha llenado de gordos que corren. Si correr sirviera para algo, no veríamos gordos y gordas corriendo. Correr sirve efectivamente para eso: para poder comer sin culpa. De hecho la mayoría de la gente que conozco, tras unos primeros días de adelgazamiento, termina más gorda que antes. Pero feliz. La gente que corre parece feliz. Salvo los que corren de manera seria, que están siempre como sufriendo. ¿Por qué? Porque corren de verdad. Están pensando en correr y no en la figazza que se van a lastrar cuando lleguen a casa.

2. Correr por la rambla te arruina las rodillas, sobre todo cuando pesás más de 100 quilos. Y si corrés por un parque, te exponés a que te pique un aedes y te agarres un zika, un dengue, un chukugunya o algo aún peor. Dejá quieto.

3. Hay gente que va en auto hasta el gimnasio para correr sobre una cinta. Y pagan. ¿Se dan cuenta de lo absurdo de esa situación? ¿Y si en lugar de ir en auto van corriendo al gimnasio, y cuando llegan se dan vuelta? Nadie les cobrará un centésimo y capaz que en el camino se encuentran plata, se cruzan con Etchandy o encuentran una razón para vivir.

4. Correr una 10K y mostrar luego la medalla, ¿no es medio patético? Es más o menos como jugar un fútbol 5 y dar la vuelta olímpica tras un triunfo.

Sigo afiliado a la idea: si como mucho y mal, engordo. Si como poco y bien, adelgazo.

Y me chupan todos la pija.

Dicen que la dieta lo pone a uno de mal humor. Por suerte aún no me ha pasado.

8 comentarios:

decano dijo...

Vos mismo te ideaste la dieta?

Ce dijo...

Yo estoy saliendo a caminar/correr y a usar los aparatos de ejercicios que puso esta intendencia frenteamplista. Y la verdad es que me siento mejor que nunca.

Ce dijo...

Como mucha otra gente, que se sienta mejor que nunca.

Ce dijo...

Te hablo a vos.

Ce dijo...

Si, si, a vos.

Cabet dijo...

Dugui, parece consa de Mandinga pero justamente yo comencé una dieta el mismo dia que tu.
Estas aplicando algún método o talenteando fuerte?

ilich nin dijo...

Tas echo una gacela

Unknown dijo...

Suscribo todas y cada una de las razones para no correr.
Excelente.

El problema es que dejar de comer es mas difícil que dejar la droga.