viernes, 20 de noviembre de 2015

Salada la canchita: Us and them

El reciente estreno de la última de Spielberg -un Spielberg "serio", en contraposición con las de dinosaurios, extraterrestres o arqueólogos con látigos- "Puente de espías", de la que sólo he visto aún -cada vez que voy a un cine comercial- su trailer es una buena excusa para reflexionar sobre imperialismos, gobiernos y entretenimientos nada inocentes.
Primera aclaración: la palabra "imperialismo" ha sido llevada y traída como pocas. No voy a ponerme a escribir acá sobre las intervenciones, invasiones y otras campañas norteamericanas porque daría para unos cuantos blogs juntos y, además, porque hay unos cuantos que tienen culpas varias en esta compleja situación internacional que nos toca vivir, atentados incluídos.

Pero vayamos a Estados Unidos, país que lidera al mismo tiempo -algunos dicen
que no es ninguna casualidad- las incursiones de sus ejércitos en otros países y las carteleras cinematográficas. Algunos conceptos al respecto ya se habían vertido en otra edición de esta columna, con motivo del estreno de la última de Clint Eastwood, "Francotirador", una apología de un soldado bastante infantil. Con un sólo click y gracias a las maravillas de la tecnología, se puede acceder a ese texto:
 
PARA NO ANDAR REPITIENDO CONCEPTOS...

Si bien no veo el 100 % de los cientos de películas que se filman en Hollywood año a año -ni falta que hace- no conozco una sola que en estas cuatro décadas hayan cuestionado el derecho de su país en ir a invadir Vietnam (o Corea, Nicaragua, Afganistan o Irak) porque no les gusta -o no les sirve- el gobierno que allí está. Ni una sola. No digo que esté en contra, sino que se pregunte si está bien hacerlo, como lo hicieron miles de sus ciudadanos en las calles en su momento.

Imaginate que sos un empleado oficinesco en un pueblito de Arkansas o Delaware -por decir un par de estados- y te reclutan a tu hijo mayor a ir a una guerra en un país que sos incapaz de señalar en un mapa -tratándose de los norteamericanos, son todos los países- porque tiene pozos de petróleo a rolete o algo así. Imaginate que te vuelve sicótico, con alguna pierna de menos o directamente en un jonca. 

Nada de eso se ha visto en nuestras pantallas. Como se dijo en la columna del enlace de allá arriba, muchos films pretendidamente "críticos", meramente presentan a las fuerzas armadas yanquis como muy pero que muy comprometidas con que se sepa quién fue el malnacido que mató a un enemigo... y castigarlo. Jeje.

En tiempos sesentosos de protestas y marchas callejeras como nunca en USA, sólo el "Duke" John Wayne, que era facho como él solo, realizó "Los boinas verdes" (1968) para defender a esos "muchachos" de los pérfidos amarillos que amenazaban al american way of life. En los 80 cambió y hubo toneladas de films de guerreros que masacraban solitos millones de vietnamitas, haciendo en el celuloide lo que no pudieron en las selvas indochinas, con el sobrehumano "Rambo" en primer lugar. ¿Cuántas películas de soldados entre las lianas hubo en tiempos de Reagan?.

Pero la discriminación, la intolerancia y la xenofobia no están solamente en las cintas bélicas. Ya en la desmitificadora década de los 60 se advirtió sobre los estereotipos que gran parte de la narrativa de acción derramaba en las pantallas de todo el planeta. Esos superhéroes tan W.A.S.P. que siempre -o casi- enfrentan a malvados con rasgos chinos, rusos o de cualquier otro país de las Extranjias. Y eso vale para los films "de propaganda" donde el mensaje es: "Matemóslos" y en los supuestamente más equilibrados.

Ni siquiera un film relativamente honesto y reciente como "Sicario" se salva de una visión de una sociedad no-norteamericana como un lugar salvaje, incivilizado, cruel, sucio, poco democrático, brutal y despiadado. Reconozco rápidamente que -bueno, ya lo había hecho más arriba- aún no vi la de Spielberg pero todas las referencias que tengo, no permiten mucho optimismo al respecto.

Y no es que tenga ganas de defender a la Rep. Democrática Alemana que es recreada por el Steven, pero el trailer lo dice explícitamente: "-Usted no encaja", en el sentido de: "usted no es salvaje como nosotros, los comunistas".



Termina la proyección, dejamos por la mitad el balde enorme de pop y nos vamos para nuestras casas. Nos ha quedado claro que en el resto del planeta no son como nosotros, y no hay caso, no aprenden. Pero el bien -en este caso, el insípido actor Tom Hanks, el último representante del "buen americano común" de Hollywood- ha triunfado y los que cuestionan (y/o envidian) a los ideales "americanos" han perdido.

El problema es que salimos del cine y seguimos en Montevideo...

Salada la canchita, una columna informante de la C.I.A., hoy te trae meramente el trailer de "Puente de espías", la última de Spielberg sobre el abogado que tuvo que intervenir en defender a un acusado de ser agente ruso y, posteriormente, en intercambiarlo con un yanqui que estaba haciendo turismo con su U-2 sobre algunas instalaciones especiales soviéticas. Supongo que ya lo vieron todos, pero bueh...

  

10 comentarios:

Maximiliano Melo dijo...

Gracias x cumplir con el tópico Faga. Excelente columna.

Es raro ver a un spielberg en esa faceta. Sin embargo, resulta poco creíble la distorsión de los hechos en que incurren estos films. Ya sea para quedar como los irreverentes ante Hollywood, como para hacer campaña para el Donald Trump como su homónimo de las caricaturas...

seba.sic dijo...

Hace unos días terminé de leer el decano es albion (descubrí hace una semana que me lo habían mandado por mail) y la verdad que lo disfruté, quedo a la espera del libro "los decanos son los Lumiere" o algo por el estilo.
Si bien no soy mucho de las "películas de guerra", Full metal Jacket es una de mis favoritas (los personajes del instructor militar y del gordo psicópata son muy buenos).
En lo que discrepamos profundamente es en lo insípido del Tom de la gente

Alvaro Fagalde dijo...

Seba: el libro està en mi idea hacerlo, con otro nombre, pero no empecé todavía.

Acabo de ver finalmente "Puente de espìas". El Tom está toda la película haciendo alternativamente la seña del 2 y la del 5 de la muestra.

Alvaro Fagalde dijo...

Maxi: Hollywood dista mucho de seguir a payasos como Trump, pero tampoco ha cuestionado -no criticado, puesto en cuestión- la polìtica imperial ni ha dejado de tener una visiòn de mirar desde arriba a los demás países.

Lanchita Bissio dijo...

Faga, sin llegar a ser tan cuestionadora de la intervenciones yanquis, una muy buena peli que intenta mostrar que estas (*) no dejan nada bueno en la que vuelven podes chequear "In the valley of Elah" con Tommy Lee Jones

Maximiliano Melo dijo...

Obviamente que cuando me refiero a Trump, hago referencia a los republicanos y su idea de "o mais grande do mundo". Hoy es él, antes George W, etc...
A uno le queda la sensación de que en el fondo son propagandísticos ciertos films de guerra

Alvaro Fagalde dijo...

Digamos, en mi humilde opinión, que no se calientan mucho la cabeza en criticar. Después de todo, nunca te olvides que más importante que la opinión es la guita que recaudan. Y no quieren lìos, a menos que los líos le den más recaudación.

Alvaro Fagalde dijo...

Lanchi: recuerdo mas o menos la película. films en donde se retrata lo mal que vuelven los soldados hay muchas pero en el fondo no cuestionan nada.

También hay q recordar q a los yanquis les importan ellos y poco pueden interesarse de la vida de vietnamitas, afganos o sirios.

Jorge Antonio Iglesias Abelenda dijo...

Qué te parece ésta?
https://es.m.wikipedia.org/wiki/Taking_Chance

Jorge Antonio Iglesias Abelenda dijo...

Qué te parece ésta?
https://es.m.wikipedia.org/wiki/Taking_Chance