jueves, 6 de agosto de 2015

Se rematan dos volantes veteranos amigos entre sí...

Que si vengo, que si voy... Alvaro Recoba y Antonio Pacheco están como que se retiran y pasan a ser técnicos o dirigentes o siguen jugando. A uno lo quieren en su club pero de suplente y al otro, tampoco. Les han ofrecido contrato River Plate y Villa Teresa (que al final parece que no va a ser presidido por el Pato Celeste nomás, probablemente porque no consiguió papel crepè rojo). Pueden ofrecerle trabajo cuadros que tengan otra camiseta, también. Algunos que se creen analistas de ésto dicen como único comentario: "¿Y quién va a correr?". Gente que "meta" sobra, lo que no hay son futbolistas con talento con la pelota en los pies, además de que nadie imagina a ambos veteranos los 90 minutos en la cancha...

A mí siempre me rompieron los huevos esos jugadores -en mi corta y poco exitosa carrera amateur- que se pasan gritándole a los compañeros por cualquier error (por más mínimo que sea) real o hipotético. Esos tipos que se autonominan como caudillos del cuadro (aunque sea el rejuntado de la oficina), que te exigen cual Ronaldo tuneado que todas las pelotas pasen por él y que si le pasás 14 seguidas y la número 15 la decidís jugártelas por vos mismo, te cagan a pedos aunque hayas conseguido un gol maradoniano-inglés.

Demagogos del balompié y de la vida, soberbios que creen que su ombligo es el centro del Universo, generalmente unos troncos capaces de una sola moña a duras penas que se trabajan que están de vuelta en ésto, son una plaga incomible que hay que erradicar a trompadas, única solución que ha encontrado la ciencia para esta gentuza. O reirse cada vez que se mandan una cagada, lo que pasa a menudo. 


¿A qué vienen estas líneas?. Se me ocurrieron al ver el resumen de un partido de Belgrano en que marchó y que las únicas imágenes de su golero Olave eran del referido primo de Rodrigo puteando sin parar a sus compañeros. A veces los goleros son los peores, se pasan gritando a toda la defensa, incluso cuando se mandan unas cagadas elefantíasicas. Ésta te voy a pasar, puto. Gritá menos y jugá más.

Hoy tenemos a la Emma Stone ilustrando la columna. Emily es veinteañera, tiene unos mofletes que le van a quedar feos cuando esté más veterana pero se puede aprovechar por ahora. Tiene una cara, a pesar de eso, muy expresiva y no deja de estar buena. Ha actuado haciendo de Marihuana en las últimas "Hombre Araña" y metió algunas más serias como "Historias cruzadas" o la reciente "Birdman". Y, bueno, vos seguí actuando que acá te queremos.

También una foto de mi lejana infancia, donde se puede ver que era un lindo botija rubio y ganador con las mujeres. Qué pasó para que terminara así como estoy ahora, es otro tema que mejor ni pensar.

Juan Carlos Scelza y Javier Díaz tienen una cara perpetua de que les cayó mal el almuerzo. Vista esa característica común uno podría imaginar que se llevarían muy bien, un poco por solidaridad cuando se miran al espejo, otro poco porque no deben tener muchos más amigos. Pero no. Como pudimos comprobar los que seguíamos las transmisiones del Panamericano se comportaron como un verdadero Dúo Pimpinelo. Uno se imaginaba que se pegaban patadas en los tobillos por abajo de la mesa y se escribían epítetos entre los papeles arriba del escritorio. Un bochorno.  

Hace tiempo supimos tener en este espacio una sección llamada: "Los recordados que deberían decir: -Ausente", parodiando una idea del Quique Yannuzzi. Ahí traíamos a colación algunos tipos de Uruguay y del continente insoportables (jugadores, técnicos y periodistas) que mucho nos gustaría que no aparecieran más. 

Hay uno que debió aparecer pero no lo hizo porque nos robaba tres columnas enteras. Es como el carro del Chaná de los que deberían decir Ausente.  Y me estoy refiriendo al famoso colorado Martin Liberman.

Soberbio, baboso, despectivo, hoy te levanta un manolito y mañana te tira una lápida sin ruborizar su fea cara, tiene expresión de: -Mamá, mirá que crack que soy que salgo en la tele. Conocemos muchos periodistas de acá y de allá que tienen muchas de esas características, pero no todas y en tanta abundancia. Al lado de él Niembra, Garrido, Da Silveira, el negro Pereyra y Crosa (*) me caen simpáticos. Para rematarla, le hicieron fama de mufa -vean su entrada en Wikipedo:-

ficha en Wiki  

y reaccionó contra una página humorística uruguaya con toda la mala leche de la que puede hacer gala un porteño en el peor de los sentidos. Colorado: sos un gil, no sabés un carajo de fútbol y tu familia no nos interesa en lo más mínimo. Callate la boca o te rompo la jeta.

Mirtha Legrand anunció que si gana Scioli se viene a radicar acá en Uruguay. ¿Qué culpa tenemos nosotros?. Para mí alcanzaría con fijar un máximo de 150 años de edad para viajar a nuestro país.

Hay un conflicto sindical que Murro no tenía en su agenda: los barrabrava de Peñarol -el club más violento de Uruguay- están tomando medidas contra la dirigencia que parece que no los va a acompañar más en sus pretensiones de impunidad. Amagaron con no llevar más bombos a la cancha, lo que no deja de ser un alivio en el futuro inmediato para los desgraciados que tengan que tomarse un bus que vaya para la zona del estadio nuevo. Sólo falta que sus próximas medidas de lucha incluyan no hacer más peajes para el baño, no llevar más armas de fuego, no vender más droga en las tribunas y no atacar mujeres en la calle. Viva la clase obrera.

A propósito, dado el paro general de hoy, viva la lucha del sindicalismo unido y militante.   

Salió campeón ayer River Plate argentino de la Libertadores. Gran mérito de la dirigencia que reconstruyó al club después de haber descendido increíblemente y les llevó a ganar el campeonato local y los dos últimos títulos continentales, nada menos.

Si bien tiene un presupuesto que ya quisieran los grandes de nuestro país, no todo es cuestión de plata evidentemente. Porque  pese a su mote ("millonarios", obvio) no son ni por casualidad el cuadro con más guita en sus arcas de este campeonato. Gran mérito para su DT Gallardo, también.

Hoy se le preguntó a un dirigente aurinegro qué pensaba sobre cómo se había recuperado el club argentino y éste contestó: "Lo que pasa es que apuntó a la gloria" (cita casi casi textual). ¿Qué quiso decir, en realidad?. Nada, boludeces vacías, nomás.

Me avisan por interno que el gobierno es del Frente y el paro es en contra de ellos. ¡Fachos!, ¡agentes de la C.I.A.!, ¡imperialistas!... vayan a hacer paros a Ucrania... 

(*) Crosa no, todo tiene un límite.

18 comentarios:

Darío dijo...

Que busca ese niñito en el mostrador de la "madre"? Ese es un tema importante

Alvaro Fagalde dijo...

Tenia hambre, para mi.

Danzón dijo...

Bien metida esa mano, Faga! Sírvase usté mismo...

Alvaro Fagalde dijo...

Eso mismo me dijo la mina

Facundo dijo...

Salió linda la columna. Comparto la opinión sobre los habladores. Dejo un simpático vídeo ilustrativo sobre el tema.

https://m.youtube.com/watch?v=p8vG8_VOZRs

Unknown dijo...

Emocionante.
Hace tiempo no leía una columna con la que estuviese tan de acuerdo...
Demagogia o muerte, venceremos.

Unknown dijo...

Kicillof y Dolina:

“Yo prefiero evitar males concretos que soñar con bienes abstractos”

“Hay tipos que, cuando alguien necesita una casa, se la dan, pero ahora. Esos tipos suelen llamarse peronistas”

“Eso que parece que es un plan social” y que desde algunos sectores es leído en términos de “clientelismo o populismo” es, en realidad, “la más sana y efectiva política de crecimiento”.

“Eso, los economistas lo llamamos multiplicador, pero acá en Argentina lo llamamos peronismo”

Am I Evil? dijo...

Bien River Plate ayer sacando la cara por América del Sur, y no es que odie a los mexicanos -apenas conocí a una mexicana el semestre pasado, socialista como el 92,7% de los estudiantes extranjeros que llegan a la UM paradójicamente-, es más, no creo odiar a nadie, ni siquiera al Lucho Romero. Pero son los equipos mexicanos que tienen ese "que se yo" que los hace tan fáciles de despreciar, no sé, en fin.
Hablando de sentimientos un poco desagradables, con Pacheco y con Bengoechea me pasa algo un tanto extraño, a medida que fueron entrando en años como que los fui queriendo menos, no sé por qué. No es una cuestión meramente futbolística dado que sería facil decir "y si no levantan las patas", es algo más profundo, es lo que terminan representando, lo que fueron (todo lo bueno) y lo que terminaron siendo, destruyendo todo lo anterior. Por el contrario Recoba es un tipo que lo terminé respetando hasta con cariño podría decir, al igual que a Unky.

LaSordaDeMierda dijo...

De acuerdo con tutti lo expresado, hasta con la elección de la nami (la ví en "Crazy Stupid Love" y me gustó). Le banco los trapos, no así a la Rachel que homenajeaste la semana pasada.

Nacho dijo...

Notable todo, Faga.

Se nota que andás con ganas de trompear a alguien, así que cualquier cosa estamos a la orden para pegar alguna de garrón, que es lo único que podríamos hacer.

Alvaro Fagalde dijo...

Cuantas coincidencias. Se ve que voy por el buen camino. O no.

Facundo dijo...

Oigame Fagalde, no deje el camino por coger la vereda.

Kurco vein dijo...

Muy buena la columna, la emma, la madre, la hermana, todo muy rico.

Andrés Reyes dijo...

Me encantó la columna, la verdad sea dicha.

El Maxi dijo...

Lo mismo digo. En general

Alvaro Fagalde dijo...

Gracias, pueblo.

elCofre dijo...

Qué bonita Ema Stone.
Bonita columna también, como de costumbre.

Mauro M. dijo...

Comparto casi todo lo expresado, excepto el tema de los goleros.

Los hijos de puta ven el partido clarito y tienen que ordenar, igual que los centrales.

Como dijo el tronco de Higuaín padre: "un dos mudo y que no pega una patada no puede jugar".

Fagalde, anotame con nacho para la lista de los garrones.