jueves, 2 de julio de 2015

Sobre llantos y héroes



(Mil disculpas al finado Ernesto Sábato)

Lo dijimos antes de empezar esta Copa América (o sea, antes que el amigo Jara creyera que estaba bailando unas lentas con el Edinson, en lo que no fue una jugada a tres dedos, si no a dos): si llegaban argentinos y chilenos a la final, nosotros los yoruguas íbamos a hinchar sin dudar por los albicelestes, sin importar si nos empatan en cantidad de triunfos en esta competición. Y no es que nuestros hermanos de la otra orilla destilen humildad, pero lo de los de la patria de Victor Jara y Violeta Parra no se puede creer.

O sí. Aunque no nos guste, cuando andamos bien los nacidos al oriente del río Uruguay somos tan pilladitos como ellos, o como cualquiera. Patrioterismo barato con la excusa del fútbol sobra en todo el planeta y también periodistas que ganan puntos incitando a que sus compatriotas se sientan víctimas de una confabulación internacional orquestada entre la FIFA, la OTAN y alguna multinacional de Ganímedes. Si, pongamos por caso, Egidio hubiera sido el que le palpara los intestinos a algún rival, bien que diríamos que es parte de la picardía criolla.


Y así fue. Después del tan polémico partido de cuartos de final contra la selección dirigida por Sanpaoli, mediaron de acá para allá las bravuconadas en conferencias de prensa y reportajes. 

Ambos bandos se trataron de llorones, tratando de justificar sus propios desmanes. Ellos, diciendo que se dedican a jugar bien y que tuvieron que soportar un mar de patadas. Nosotros, que los chilenos fueron favorecidos por el arbitraje -porque son locales- y que jugaron sucio con el mencionado toqueteo. Ambos tienen razón.

El problema -como en tantos órdenes de la vida- es que cada uno dijo vio la paja en el ojo ajeno e ignoró la columna de mármol en el propio. Detesto la hipocresía como a un demonio y si algo sobra en declaraciones de deportistas es eso. Mienten, se hacen los giles, son falsos, hablan en pose. Es como cuando Arturo Vidal, anteriormente, "confesó" que se había equivocado al manejar y chocar, después de haber tomado "dos tragos". Casi hacés mierda el espirómetro, hermano, te tomaste dos contenedores de pisco.

Así, justificando -o mejor dicho, haciéndose el boludo con- la violencia propia y bocinando con la ajena, no hacen más que estimularla. Disfrazada de patriotismo, para peor. Ya lo dijo acertadamente -como tantas otras veces- en El Espectador Santiago Díaz: los futbolistas hacen el culto de que tienen "códigos" y lo que pasa en la cancha, queda ahí. Bueno, si dicen eso, háganlo siempre. Si vale todo, vale para uruguayos, chilenos, paraguayos, uzbekistanos y ghaneses. No inventemos el sonsonete infantil de que NOSOTROS somos buenos y merecemos ganar y ELLOS son sucios y merecen perder, porque aún hay demasiada gente que compra. Así se arman cualquier cantidad de guerras.


Yo la tenía medio olvidada y, viendo el segundo capítulo de "True detective" me pareció ver a una vieja conocida haciendo de madre de uno de los protagonistas. Cuando leí los créditos cayó la ficha: la veterana era Lolita Davidovich y, confirmando que vuelve por sus fueros, hoy posa para la columna más decana del ciberespacio. 

Tiene pinta de haber sido de esas que cuando son unas guachitas son feas, pero cuando se desarrollan son unos camiones que meten miedo a cualquiera. Lo suyo no es hacer de muñequita pero tiene pinta -aún hoy- de que si te agarra, hacé el testamento antes, por las dudas. Hace más de veinte años había sonado con aquella "El escándalo Blaze", enloqueciendo al muy serio Paul Newman, "El círculo del poder", como la mujer del pobre gil que le pasaba películas a Stalin y en "Demente" de Brian DePalma, un disparate divertido y olvidado. Después, medio como que se le perdió el rastro y la borré, como a tantas otras.             

Ya hicimos el balance sobre la actuación uruguaya en esta Copa que se termina. Jugamos mal, defendimos bien pero no atacamos. Si nos desbarrancamos tan fácil porque nos falte Suárez (por culpa suya, hay que recordar), es que somos poca cosa. No hay quien la lleve desde el medio al área y seguimos creyendo que todo se soluciona metiendo. O sea, lo de siempre. Supongo que Tabárez habrá sacado bastantes conclusiones y verá que hay muchas cosas que no funcionan. Que nadie ha sabido sustituir al "Ruso" Pérez ayudando a marcar a Egidio y que esos volantes ni ni (no son Egidio ni arman el juego) no sirven, llámense "Cebolla", "Tata" o "Flaco" Fernández, que no lo citó. Dejo afuera a Carlos Sánchez -que sí puede ser solución, si lo dejan- y Lodeiro, que tiene que ponerlo como enganche. Y darle una oportunidad al Georgian de Arrascaeta, en vez de bajar delanteros a volantear. 

Si hubo sorpresas en este campeonato, lo fueron por el bajo nivel de Brasil y por la recuperación de Perú. Uno siempre dijo que los brasileños podían hacer tres selecciones que clasificaran al Mundial pero esta vez no trajeron ni a una. Dunga apostó por la renovación después de la que se comieron contra Alemania pero no le salió bien. Encima, Neymar pasó a engrosar la lista de giles que no se dan cuenta que son la estrella del cuadro y que SIEMPRE los van a ir a buscar, porque no es lo mismo hacer expulsar al goleador que a cualquier jas derecho. 

Nadie dijo acá que el Cordón del finado Inter anda volando, floreciendo viejos laureles en el baloncesto local. Después de haberle tomado el pelo diciéndole que era hincha de un cuadro que no existía, nobleza obliga destacar el renacimiento del albiceleste después de la desafiliación. 

Wimbledon al día: marchó el tenista argentino Pablo Cuevas de una. Federer suspira aliviado. La Sharapova ya no está tan buena o seré yo que se me caen las hormonas femeninas. No, no soy yo porque hay una italo-argentina, Camila Giorgi, que está muy fuerte. El rascaculos Nadal sigue en carrera, todas no pueden ser buenas. 
 
Enorme éxito de crítica y público fue el best seller "El Decano es Albion". Gracias a nuestros equipos informáticos pudimos hacer el cálculo de cuantos comentarios recibimos y llegamos a la siguiente cifra: 1. Y del Sinca, quejándose de que habían pocas fotos de minas en pelotas. Así está este país.

¿Qué viene ahora? ¿"El decano es Uruguay Onward"?; "¿El decano es Spielberg?"  (recopilación de las Canchitas); ¿me pondré a estudiar ahora que terminé el liceo, medio que de lástima?; ¿saldré del closet?; ¿iré a laburar a la Mèdica?. Próximamente, en esta misma baticolumna. Y no se olvide, que todo siempre puede estar mucho peor...       


Un saludo para el ignoto Nacho de Pando- a quien nos gusta imaginar como una gran persona- que nos tiró el pique adecuado para que esta semana pudiera conseguir algo que para los numerosos médicos y arquitectos del blog parece una gansada (y lo es), pero no para el oligofrénico que esto escribe: terminar de una puta vez preparatorio de liceo. Gracias, hermano, te debo una.

Bachiller Mario García

15 comentarios:

Eleuterio Thompson dijo...

Imposible concentrarse en la lectura

Alvaro Fagalde dijo...

Por eso pongo las fotos, Eleuterio, para que nadie repare en lo que escribo. ¿Sos algo del Ñato?

Nacho de Pando dijo...

No fue nada lo que tuve que hacer, no hay nada para agradecer, Fagalde.
Una alegría que hayas podido dar y salvar el examen que te faltaba.
Un abrazo.

Eleuterio Thompson dijo...

Sí, tocayo y fan

Vesubio dijo...

Containers de felicidades, fagalde querido.

Vesubio dijo...

si no te gusta más la maría, podés ver en Wimbledon a una Garbiñe Muguruza, a una Sabine Lisicki, o si te va mas el estilo cheta del British, una caroline Wozniacki. no sé, la tiro.

Alvaro Fagalde dijo...

No te pones celosa, Vesu?

Mauro M. dijo...

Felicitaciones Fagalde!

El "rascaculos" quedó afuera de Wimbledon hace un ratito, perdiendo por primera vez en su carrera contra un jugador proveniente de la Qualy en un Grand Slam (estaba 20-0).

Cuando se acabe la segunda temporada de True Detective avisen si se deja mirar.

Alvaro Fagalde dijo...

Bien lo del rasca. Avisaré por lo de true.

Unknown dijo...

Nicolás Lodeiro y Georgian de Arrascaeta.

Se escuchan apuestas sobre cuanto tiempo tardan en echarlos de sus respectivos clubes.

Para mi ninguno de ambos llega a fin de año.

Facundo dijo...

Redondita la columna. Opiniones certeras, mujeres despampanantes y buen remate. ¡Albricias!

zorro d colonia dijo...

Pija para el bachiller

Maximiliano Melo dijo...

Permiso...

VAMO CORDON VAMO!!

El libro del Albion, lo estoy leyendo aún. Es un excelente material. Todavía no lo termino de leer

VOT SI la Sandía en dicho contexto y el compilado de La Canchita

Carles dijo...

Dale Faga dale

Alvaro Fagalde dijo...

Gracias por los comentarios para arriba.

Unky: pa mi Lodeiro y el Georgian siguen. Estan siendo titulares.

Me esta gustando la idea del libro de la canchita.