viernes, 31 de julio de 2015

Salada la canchita: Von Trier vs.Tom Cruise

No es competencia, en realidad. Esta semana estoy terminando de ver "Ninfomaníaca" de Lars Von Trier, el danés más loco desde los tiempos de Hamlet. Un día antes fui al cine y lo más pasable para ver en pareja era "Misión imposible 5". ¿Qué tienen que ver una con la otra?. Ese es el motivo de esta columna, uruguayas y uruguayos.


"Von" Trier (el "von" es un símbolo de distinción en determinados países germánicos o similares que no es para cualquier sangre pero al Lars no le corresponde, se lo puso él solo) debutó en 1987 pero comenzó a ser conocido internacionalmente con "Europa" (1991), un llamativo experimento visual que hizo confundir a muchos haciendo creer que el nuevo genio era algo así como el supremo director post moderno: sofisticado, extravagante, un poco hueco e insustancial.

Con "Rompiendo las olas" (1996, donde una mujer comienza a tener sexo en forma promiscua para satisfacer a su esposo cuadrapléjico) y "Los idiotas" (1998, sobre una comunidad de amigos que deciden hacerse pasar por retrasados mentales para protestar contra la estupidez de la sociedad) demostró que era cualquier cosa menos un conformista o un simple esteta.

Siguieron viniendo los títulos polémicos: "Bailando en la oscuridad" (2000), un musical que no tenía nada que ver con los brillos y oropeles de los clásicos hollywoodenses; "Dogville" (2003) y "Manderlay" (2005), con la escenografía pintada en el suelo y muchísimo relato en off, hasta llegar a la denominada "Trilogía de la depresión": la fallida "Anticristo" (2009), con un matrimonio que ha perdido a su hijo y comienza a masacrarse en todos los sentidos; la bastante más intersante "Melancolía" (2011), sobre una fiesta de bodas arruinada por el detalle del fin del mundo y la mencionada "Ninfomaníaca" (2013).

A ésta última no le tenía mucha fe en lo previo. El zafado y exhibicionista danés haciendo una película de una mujer que le da a la matraca a cada rato me hacía pensar en lo peor. Pero no. Personal y caprichoso como siempre, Von Trier hace un retrato más que interesante de un personaje femenino que es mucho más que su sexo, aunque lo muestre a cada rato. Interesante, provocativo, chocante pero profundo y nada gratuito, el sexo en "Ninfomaníaca" nos dice mucho sobre nuestra sociedad. A destacar a Uma Thurman en la mejor actuación de su carrera.

"Misión imposible 5" (o como se llame) es un film de acción muy convencional. Ethan Hunt salta a un avión que está despegando, esquiva las balas que le tiran varios asesinos profesionales,  lo caga a pedos a Valentino Rossi andando en moto (escena espectacularmente filmada) y no teme enfrentarse a cuanto enemigo se le cruce. Ni siquiera al público de una mutualista. La película está muy bien realizada, sin embargo, sus escenas de acción fueron rodadas con imaginación, tiene su cuota de humor efectivo y uno le cree sus disparates y la pasa bien.

Un film trata de decirnos cómo es este mundo, de incomodarnos, de hacernos reaccionar. No nos oculta la realidad -por eso no es gratuito algún momento molesto, como cuando el padre de la protagonista se ensucia en su cama de enfermo- pretende sorprendernos, ser realista a través de su artificio. El otro, pretende hacer real lo artificial, sólo nos vende entretenimiento -aunque en este caso esté muy bien realizado- se atiene a las reglas de lo que está bien mostrar y lo que no. Tampoco nos engaña, nos da lo que fuimos a ver cuando pagamos la entrada.

Ambos cines pueden convivir y está bien. Aunque sea cierto que la trilogía de Von Trier permanece inédita en Uruguay porque en su cartelera sólo parece haber lugar para una de estas dos opciones. A mí no me molesta que haya gente -mucha- a la que solamente le interese este tipo de cine porque cada uno es libre de ver lo que quiera ver. Pero es indispensable que el arte de autor pueda seguir existiendo -las nuevas tecnologías permiten filmar cada vez más barato si no se necesitan grandes efectos especiales, que también se irán abaratando progresivamente- y, fundamentalmente, que se siga exhibiendo. Está bien que ahora también sea más fácil acceder al cine "difícil" y que hace 20 años yo no hubiera tenido acceso a "Ninfomaníaca" si no se estrenaba, pero siento que una parte muy importante de la sociedad se está educando para tener una visión tuerta de la cultura.

LA PROPAGANDA PEYONA DEL MES
Como el año pasado acá, en la vecina orilla hay elecciones presidenciales dentro de poco. O sea, que habrá publicidad peyona a granel.

No es tan fácil actuar, como creen muchos. No nos vamos a trabajar un fatigador de tablas pero el componer un personaje es bastante más que decir: "-La mesa está servida" sin desmayarse. Lo cual es válido tanto para hacer de Hamlet como para un secundario en un comercial.

De la misma manera que la inmensa mayoría de los futbolistas -u otro tipo de estrellas- los candidatos políticos se tienen que dedicar a hacer lo que no saben hacer. Alguno me dirán que todo candidato es un poco actor, pero no es así y se nota. En este caso, hay una del Pro en que Macri sale hablando con un joven -un actor pago, of course- y éste se quiebra cuando le pregunta qué quiere cambiar en el país, mira a su bebé y se manda bruto silencio. No sabemos si por el estado de la Argentina, si por miedo a que gane Mauricio o porque no sabe si el guacho es suyo. 

Otros comerciales políticos que salieron como el tujes:

Un buen ejemplo de un político actuando (o bailando) muy poco natural. 


La poli-ópera, o algo así.

Acá queda clarísima la ideología del ex Midachi Del Sel.

10 comentarios:

Kurco vein dijo...

Melancolía la vi en dos veces porque es media espesa. Pero me gustó.

Alvaro Fagalde dijo...

Ninfomaníaca está mejor, en mi humilde opinión.

Aparte que siempre es mejor una ninfomaníaca que una melancólica.

fernando dijo...

Bueno Faga, me convensiste, voy a ir a ver a Tommy.

Laura P dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Unknown dijo...

Comentario número cinco
Por el culo te la hinco!
Eh? como? oh no, perdón, perdón, perdón!
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Unknown dijo...

Me gustó mucho el afiche de Misión imposible 5....
Tom el cientifico-cristiano colgando debajo de dos inmensas nalgas como si fuese un triste soruyito.
Hermoso.
Y metafórico.

Kurco vein dijo...

Por problemas mentales que padezco no he visto ni puedo ver Ninfomaníaca. Pero estoy seguro questá muy interesante.

Alvaro Fagalde dijo...

Que imaginacion, Unky. No sè si envidiartela.

El Tomy hace el mismo sus propias escenas de riesgo, tal como explica cada vez que le preguntan la hora.

Laura P dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Danzón dijo...

Faga, dónde se pueden ver las de von trier? Gratarola, of course...