viernes, 12 de junio de 2015

Salada la canchita: Soy el vampiro...

Se nos fue finalmente Christopher Carandini Lee. No esperó un par de semanas hasta que le hiciéramos la solicitada columna que ameritaba su trayectoria, porque estaba impaciente de aparecer en un Y.E.T.P.A.P. Es lo que pasa con la gente que tiene más de 90 años: se te mueren.

Descendientes de aristócratas -la vieja era condesa- el Christopher de la gente actuó en más de 200 películas desde 1948, luego de terminar tareas de inteligencia en la Segunda Guerra Mundial. Medía casi dos metros y su imponente voz y su cara de barrabrava -pero inglés, que tienen otro porte- lo confinaron muchísimas de esas veces a villano o tipo peligroso. Cantante con estudios musicales, tuvo una poco conocida carrera como vocalista metalero. Mirá vos el viejito.


Con tanto título, es inevitable que las berretadas abunden. Entre los films en que estuvo hay cosas como una "Locademia de policía", algunas películas de Fu Manchú, "La brújula dorada", algún "Aeropuerto", "La medusa" (1964) y mucha otra aventura barata. 

Por el contrario, en su larga lista de cosas valiosas (o interesantes, bah) donde intervino hay desde un papel de extra en "Hamlet" de Laurence Olivier; 10 películas donde hizo de Drácula; la trilogía de "El señor de los anillos", como no, aunque como se ha dicho, increíblemente lo dejaron afuera del montaje final en la última; "La momia" (1959); en varios con Tim Burton a partir de "Sleepy Hollow" (1998), de villano en una de James Bond ("El hombre de la pistola de oro" en 1974) y en la friolera de 24 films junto a su gran amigo Peter Cushing.

En el séptimo arte existe algo muy difícil de definir en pocas palabras que podríamos llamar "presencia cinematográfica", que no tiene nada que ver con el talento actoral. Son esos tipos que se hacen notar en una pantalla aunque estén paraditos, sin moverse. Son aquellos que parecen estar con una comodidad insuperable en el papel que les tocó en suerte y uno quisiera estar ahí, en el lugar de ellos. Si me apuran, el Lee de la gente no era uno de esos actores británicos que te hacen Hamlet o el rey Lear sin estudiar, pero uno siempre lo quiere ver. 

Justo homenaje del equipo de la Curva al actor de tantos filmes que vimos por la televisión -seguramente por canal 4- de esos que nunca van a poder hacer los de "La noche del demonio" y todos esos. 

Salada la canchita, una columna que no se refleja en el espejo, hoy te trae una de esas deliciosas películas de Drácula, protagonizada por nuestro ídolo, que le rompía el upite al Bela Lugosi. Drácula, príncipe de las tinieblas, 1966, dirigida por Terence Fisher, con algún minutito de menos pero con todo el sabor de las producciones Hammer medio berretas. A disfrutarla, pese al doblaje. 



OTRO Y.E.T.P.A.P.
+ VICENTE ARANDA - Uno de esos directores artesanos, que a veces le pegan y muchas veces no. El catalán Aranda fue de los que le dio las primeras oportunidades de hacerse famosa a la hermosa Victoria Abril. Especialmente en 1980, pleno destape, con la adaptación de la exitosa novela de Juan Marsé "La muchacha de las bragas de oro". El reparto era medio obvio: si querés hacer una película con un veterano franquista autoritario ponés a Lautaro Murúa (bueno, mientras estuvo vivo) y si lo enfrentás a una gurisa medio fumeta que se desnuda a cada rato y le prende cartucho a todo bicho que camina, ahí la tenés a la Abril. Después se anotó otros éxitos que casi siempre no vinieron aquí: las dos películas de "El Lute" (consagración de Imanol Arias); "Asesinato en el Comité Central" (1982, con el personaje de Pepe Carvalho, interpretado por el cantante Patxi Andion); "Amantes" (1991) con Abril y una joven Maribel Verdú: "La pasión turca" (1994) con Ana Belén y "Libertarias" (1996) sobre un grupo de mujeres combatientes anarquistas en la Guerra Civil. Nunca aspiró a grandes cosas pero no dejó de hacer un buen cine comercial.

También me acabo de enterar que falleció el inmenso saxofonista Ornette Coleman, aunque no tenga nada que ver con el cine. Uno de los más grandes músicos de jazz y uno de los mayores revolucionarios artísticamente hablando del siglo XX. Pero supongo que en "Intrusos" no van a decir nada...

LA PROPAGANDA PEYONA DEL MES
Las de Frank Furter de Doña Coca. ¿Tengo qué explicar por qué? 

9 comentarios:

Evaristo dijo...

Muy interesante como siempre Fagalde,la verdad no sabia casi nada de este loco.Cambiando de tema puede ser que te haya visto el domingo por Rivera y Ponce??

Alvaro Fagalde dijo...

Mas que probable. Ahi me bajo para la casa de mi novia mas formal.

FlacoRamón dijo...

Al Sr Fagalde lo vi solamente dos veces en mi vida. y una de ellas fue esperando el bondi en Rivera y Ponce ; hace años y la historia se repite. Comprate un auto pobretón

zorro d colonia dijo...

Yo lo vi en el 526 con un morocho respirandole en la nuca. Nada masssss siga ustet

zorro d colonia dijo...

Petacular la colurna, un grande el Chris

Alvaro Fagalde dijo...

Me pueden ver seguido en Millan tambien. No exactamente en el numero 2515.

Facundo dijo...

Viejo chupa sangre. El Cristofer, no Fagalde.

Fito García dijo...

Grande lee. Vos no faga q sos capaz de sacar licencia ahora q la maquina verde y blanca no juega lpm

Alvaro Fagalde dijo...

licencia involuntaria.