jueves, 18 de junio de 2015

Olivia, butacas y machos probados

Varias personas estaban asombradas -a pesar de saber bien de mi condición de neutral en el tema- que no intentara comprar una entrada para ir ni que lo contratara en el cable para verlo. No, señores, no vi el clásico y ni siquiera aproveché ninguna de las repeticiones de GolTV. Me perdí el clásico y acá estoy, de lo más pancho. No era parte de las dos ruedas del Uruguayo, sino que era la (o las) finales propiamente dichas, con lo cual estaba asegurada la violencia.  No fue el clásico anterior sino éste. Ahora que se definía todo, tenía que haber cocoa.



Habían dos rumores en la calle (o en las redes sociales). Uno, que Peñarol tenía que ganar el Clausura sí o sí, para que justamente la final del campeonato -final institucionalizada por la Empresa, según su conveniencia comercial, sin que a ninguna autoridad futbolera de ningún tipo se le haya permitido opinar de su legitimidad deportiva- fuera entre los dos grandes, porque si era entre dos chicos como el año pasado la cosa (de la gran T) da pérdidas. 

El carbonero ganó el segundo campeonato y llegó a las tan ansiadas finales medio a los pedos. ¿Qué pasaba si Nacional hacía un buen Clausura y se quedaba con todo, pregunto yo, de rompebolas que soy?. ¿Nos quedamos sin recaudar?. El otro rumor era que Nacional se iba a dejar ganar para que hubiera tres finales. El problema es que Peñarol no se dejó ser ofensivo.

Después pasó lo que siempre pasa: si hay final (o finales) tarde o temprano uno saldrá campeón y el otro, "no se banca que le den la vuelta en la cara" y arma lío. Esta vez volaron butacas -no es la primera ocasión- y no televisores o canas. No sé por qué algo me dice que va a ser imposible de aquí a la eternidad que ésto no pase. Los incidentes siguieron en muchos barrios, como corresponde. Carlos Gutiérrez sacó todos los televisores el sábado.

¿Qué decir de nuevo?. Periodistas hipócritas que hacen discursos esteotipados tratando de imbéciles que no son hinchas a los tipos que creen -no sin razón- que adentro o cerca de un Estadio tienen impunidad total para agredir a cualquier semejante de la manera que se le antoje, pero que previamente les dan micrófonos, manija y recaudan con ellos. Dirigentes que contratan barrabravas, los protegen o asesoran para que zafen, mientras intentan que les saquen puntos al tradicional rival para joderlo, sin importarle un carajo erradicar la violencia para el gil que paga la entrada ejercida por el piola que no la paga. Pero te cobra peaje por ir al baño. 


Una buena medida sería no ir más al fútbol. Sacar el fútbol uruguayo del cable -otro abuso pagarlo aparte- y ver esas porquerías sin pasión de países atrasados como España, Alemania o Inglaterra, donde un club sale campeón y los otros sí se la bancan. Porque esto es deporte, aunque sea profesional.

Hoy se nos desabrigó la Olivia Wilde, pobrecita con este frío. La vimos en una película mediocre y rutinaria llamada "Resucitados", pero estaba muy linda. Ella, no el film. También averigüé que estuvo en "Rush", aquella de Niki Lauda y "Ella" con Joaquim Phoenix de bigote haciéndose el bocho con Scarlett Johansson hecha Windows. Tiene una cara medio rara -por no hablar del nombre- pero las que tienen la trucha medio despareja también tienen derecho de que uno les falta el respeto. Y tampoco nos vamos a estar haciendo los que rechazamos minas mejores que ella. Me avisan por interno que también laburaba en "House", serie que nunca nos consiguió enganchar. Cosa que la Olivia, si se esmera, sí podría hacer.  

Hace años, en una mutualista que no voy a nombrar pero que conozco bien, había un tipo que tenía -naturalmente- buenos contactos y negocios en común con quien había que tenerlos. Era el dueño de la empresa -tercerizada, of course- que se encargaba de todos los traslados en ambulancia del citado nosocomio. O sea, manejaba unos veinte (20) móviles pero la cruel realidad es que, a gatas, era dueño de tres (3) de ellos. ¿Cómo hacía?. Sencillo, contactaba gente que andaba queriéndose meter su camioneta apta para traslados sanatoriales en lo profundo de sus intestinos porque lo habían echado de otro lado y le ofrecía laburar allí. Obvio es decir que tenía que pagar -de cayetano- un porcentaje que dicen que andaba por el 30 %- al tipo para que hablara con "aquel" y lo dejaran laburar. Otras veces convencía a un gil que era buen negocio invertir en ese tipo de camionetas y que él con sus contactos le aseguraba "entrar".

¿A qué viene todo ésto?. A que viendo a El Tanque Sisley me acuerdo indefectiblemente de aquella empresa que tenía un agujero así y la tuvieron que echar a patadas -especialmente cuando se fue "aquel", que le tapaba todas las cagadas- y clavó a medio mundo con su política de cobrar y no pagar. Como tantas privatizaciones y tercerizaciones, bah. La institución verdinegra no tiene cancha, no paga sus sueldos,utiliza una política con sus jugadores (o sea, sus empleados) que reclaman por sus magros salarios nunca vistos, bastante similar a la de muchos industriales del siglo XIX mientras su floreciente presidente mediático los insulta con micrófonos bastante complacientes por doquier. Mal o bien, el cuadro de Freddy Varela sigue en Primera dejando afuera a otros equipos más serios, mejor administrados y con más hinchada. Como que no andan bien del todo las cosas en nuestro fútbol.
 
Se realiza en estos días el Mundial femenino. Si preguntara de improviso en qué país se juega, muchos quedarían -quedaríamos- tecleando. Es en Canadá (gracias, Wikipedo) y ahí anda. Para mí que hay buenos espectáculos y uno -mal yo- no puede dejar de estar junando si hay alguna minita que esté fuerte. El tema es que había escuchado por ahí que antes de comenzar el evento, iban a poner médicos (¿o médicas?) a revisar a las jugadoras por las dudas que no tuvieran algún piripicho de nacimiento que las inhabilitara para jugar ese tipo de competencia. O sea, lo que varios del blog no hacen cuando van a levantar trolas por las calles.

Yo qué se. ¿Alguien cree que un país podría poner a un tipo que la rompa y se haga pasar por mujer?. Unos push up, una cintita adhesiva pegándote el salamín para que no te abulte y la duda de qué agarrarte en la barrera cuando haya un tiro libre... Pero además de ser honrado, hay que parecerlo.

Esta columna hace un tiempo preguntó -y ninguna autoridad del fútbol mundial se animó a contestarle- cómo se certificaba la condición reglamentaria de los futbolistas en ocasión de un Mundial gay. ¿Qué pasa si a Argentina -pongamos por caso- se les da por llevar a los Messi, Agüero, Mascherano -que no conoce al "Mono" Pereira, bueno, yo no conocía a Otamendi, pongamos por caso- y los referidos players dicen que se han decidido a no ocultar más su condición de alternativos?. ¿Y si cotizados futbolistas se hacen pasar por trolos por un par de meses para jugar este Mundial?. ¿Cómo se certifica médicamente la condición de gay?. ¿Los bisexuales sí están autorizados para jugar ambas modalidades?. ¿Y los asexuados?.  ¿Y las lesbianas, cuál Mundial juegan?. ¿No habría que certificar a los heterosexuales, también?. 

¿Y los onanistas?. ¿Y los zoofílicos?. ¿Y los transvestidos?. ¿Cómo sería su camiseta?.... Demasiadas preguntas que quedan sin contestar. Y mirá que mando cartas a las cárceles de Suiza y no hay caso...   

24 comentarios:

Facundo dijo...

Comparto en su totalidad.

Danzón dijo...

En este preciso instante estoy mirando la repetición del clásico por GolTV. En el fragor de la pasión no me había percatado del baile que les pegó Nacional a los manyas, al menos en el primer tiempo. Paliza, paliza eh?

Facundo dijo...

Cuando era gurí lloraba por Peñarol. Me emocionaba en las victorias importantes y me entristecían hasta el llanto las derrotas agónicas. Miraba todo el poco fútbol que se podía ver por TV. En vivo, en diferido, repeticiones, de acá o de cualquier lugar del mundo. Pero al igual que Fagalde el domingo tampoco miré el partido. No me dieron ganas. Preferí escucharlo en la radio mientras compartía tiempo con mis hijos. Y no es porque se juegue feo. El fútbol es tan lindo que por más que se juegue feo puede darnos un espectáculo disfrutable. Mi problema es que me cansé de que el juego pase al último lugar de importancia. Me saturó que de lo único que se habla es de la televisación, la designación del juez, el operativo de seguridad, la venta de entradas, los tribunales y las quitas de puntos, las barras bravas, quién tiene la bandera más grande, qué se puede llevar a la tribuna, quién tiene más huevos, quién se fundó antes, quiénes son violentos y quienes cultos, etc. Todos esos temas tienen prioridad en informativos, foros, charlas de oficina y en todos lados. Muy pocos hablan de fútbol, del juego en sí. De táctica, estrategia, técnica. A mí eso me saturó. Claro, cuando era gurí no había tantos informativos, ni foros ni charlas de oficina. Ahora le perdí el gusto. Casi que me da lo mismo que mi cuadro salga campeón o no. Puede ser que también ayude a esa desmotivación el hecho de ser hincha de uno de los dos cuadros favorecidos porque se los considera "grandes". Cuando era gurí ignoraba las diferencias políticas y presupuestales que hay entre los equipos del fútbol uruguayo. Capaz, si fuera hincha de un cuadro chico, el gusto de ganar algo frente a tantas adversidades me motivaría más. No sé. Lo cierto es que por ahora me conformo con ver a la selección y algún partido de la Libertadores o de alguna copa Europea.

LaSordaDeMierda dijo...

Yo a ni me acuerdo de en qué en tiempo Nacional jugó mejor, lo que no me voy a poder sacar más de la mente es la ambulancia entrando a la cancha. Bizarro.

El Tanque Sisley tiene tooooda la pinta de ser un ultrawash de dinero...
(No lo abrevio como ETS porque yo leo esa sigla y lo asocio con enfermedades de transmisión sesual)

Unknown dijo...

Notable propuesta digna de un funcionario de la española.

"Lo mejor para superar la enfermedad es matar al paciente".

¿Sale caro el Británico?

Unknown dijo...

Totalmente de acuerdo con la sorda...

Unknown dijo...

Después también tenemos la solución inglesa, es decir cobrar $ 3.000 la entrada mas barata y proporcionalmente hacia arriba....

Sinca Bellos dijo...

La columna buenisima, pero el comentario el Facu ni te cuento.

Carles dijo...

Nosocomio no se dieron cuenta que no era un buen negocio lo de las ambulancias.












Mal yo, me voy al rincón de pensar.

Alvaro Fagalde dijo...

A propósito es una columna que no habla de la Copa America. Gracias por los comentarios, incluso los del Unky.

Kurco vein dijo...

Olivia y diez más.

Kurco vein dijo...

Al fin una mina como la gente, bien vos Faga!.

Lanchita Bissio dijo...

guglien la escena en q pela todo enfrente a Liam Neeson, es una peli reciente.
El flaco la mira como diciendo: mmm, seee... te puedo pegar una cepillada, no me estaría costando mucho...

Mauro M. dijo...

A la Olivia la homenajeamos en Falta y Cesto, pero bien podríamos verla en cada columna que se publique.

Bien Fagalde y bien Facundo.
Algo de lo que el menciona me sigue impulsando a seguir a Defensor con muchísima fidelidad.

zorro d colonia dijo...

3 mil dijiste? Me gasto 2 en mortadela, no puedo tirar 3 en fobal

Alvaro Fagalde dijo...

Facu: Interesante lo tuyo, no llores mas.

Alvaro Fagalde dijo...

Sorda: tendria q escribir alguna vez sobre los pases que hicieron Racing, Fenix, Central y la IASA al MAdrid, Milan, Inter y demas. Lavado y centrifugado.

Alvaro Fagalde dijo...

Unky: no es matar al paciente, es protestar por donde les duela. A veces funciona, como en el 2010 cuando un 10 % de votantes montevideanos votamos en blanco para protestar por la forma de elección -de pesado- de la candidata a intendente. Para el año pasado tuvieron q aceptar a regañadientes la candidatura del Pelado.

Alvaro Fagalde dijo...

Igual quedate tranquilo que nadie nos daria bola ni aunque comentaramos para Kesman.

Alvaro Fagalde dijo...

En cualquier momento retomamos los comentarios basquetbolisticos dado el fallecimiento de la columna referida.

Laura P dijo...

Cambiando de tema... qué buena está la chavala, tiene que ser carbonera!!!

faraón dijo...

Me perdí un poco con el tema de las ambulancias...¿Fredy Varela también estuvo en el negocio de las ambulancias en La Española?

faraón dijo...

Porque hace años también estuvo en ese negocio, pero en otra mutualista.

Alvaro Fagalde dijo...

No, pero estuvo uno del mismo estilo.