jueves, 2 de abril de 2015

Ser clown es indigno (Ep. 2)

Link al capítulo 1

En el capítulo anterior de la Liga de la Injusticia: Batman se entera de que Guasón y Acerpijo han saboteado el avión en el que viaja la selección uruguaya de fútbol, y junto a Robin, irán a ver qué onda. Pero el joven maravilla es atropellado por el flamante auto de Spiderman. A lo que Batman decide consultar al afamado doctor House, con la esperanza de salvar a su amigo.

Batman: Doctor, ¿es grave?
House: No. Doctor es aguda, pues no termina ni en n, ni en s, ni en vocal, y no tiene tilde. Es lo que llamamos una aguda natural. Las reglas de la prosodia son inquebrantables.
Batman: No me refiero a la palabra doctor, Doctor. Me refiero a Robin.
House: Ah, entiendo. Robin es grave, pues como acabo de sugerir, al estar acentuada...
Batman: ¡Que si mi amigo está grave, la concha de tu madre!
House: Bueno... considerando que usted hace hora y media que está sosteniendo la cabeza de su ex amigo, de donde se puede inferir que su cerebro no ha recibido oxígeno en ese lapso, le diría que grave, lo que se dice grave, no está.
Batman: ¡Que alivio!
House: Lo que está es muerto. Le invito a hacer un casting para conseguir un nuevo patiño. Se lo digo yo que cambié de asistente a razón de 3 veces por temporada.
Batman: Comprendo. Abriré un evento en facebook. Gracias, Doctor.
House: Gracias la pija. Son 13.500 dólares. Arriesgar la muerte de un ser humano no es tarea sencilla. Aceptamos Oca tres pagos e Italcred.

Y dicho y hecho: Batman abrió un evento para convocar a nuevos asistentes. Se presentaron superhéroes de medio pelo llegados desde recónditos parajes, tales como Namibia, Tailandia o Marindia. El proceso de selección fue muy riguroso...

(Nota para los más despiertos y las más despiertas: ¿qué hace allí Acerpijo?)



... hasta que el hombre murciélago se inclinó por un jovencito de llamativa similitud con el Robin original. "Te llamaré Robin, Robin". Y Robin no se quejó: eran 27 mil pesos por mes, menos Fonasa e IRPF, ponele que eran 19 en la mano. "No sé quién es ese malvado Montepío, pero se está quedando con mi dinero", pensó.

Batman alquiló un auto en Avis, y marchó a toda velocidad rumbo a casa de Superman: "solo el marciano brisco y volador nos puede ayudar en ésta", comentó Batman. "¿En cuál?", preguntó Robin. Y así fue que se demoraron quince minutos más en llegar.

Superman: Lo siento, dúo dinámico, pero no puedo ayudarlos. Quedé en que hoy llevaría a Luisa a comer a Rodelú. Con un poco de suerte, logro emborracharla, la llevo a dar una vuelta por el cielo estrellado de la rambla, y luego me la enchoto.
Batman: Entiendo, eres un hombre de palabra.
Superman: No, más bien soy un alien alzado. No la pongo desde Superman II. Te recomiendo llamar a la Mujer Maravilla: ella tiene un avión transparente que casi nunca usa. Quizás te lo preste. Allá enfrente hay una cabina telefónica. Nadie la ha usado desde 1999, pero quizás funcione. Llamala, decile que venís de parte mía. Me debe un par de favores.
Batman: Ya lo oíste, Robin. Cruza a llamarla. Aquí tienes una moneda de 5. Quiero mi vuelto, así que habla rápido.

Lo siguiente que se oyó fue un frenazo, seguido de un grito desgarrador, y la voz de un ratón amaracado.

Batman: ¿Qué has hecho, Miquimaus?
Miquimaus: Lo siento, pero es que Minnie me ha pasado una foto erótica por guazap, y he descuidado la dirección del camión durante algunos segundos, suficientes para desviarme del camino y pasarle por encima a tu amigo especial. Lo siento. ¡Ven aquí, Pluto!
Batman: No puedo creerlo... dos Robins en un solo día... ¡No puede ser, noooooooo!

Y el grito fue tan desgarrador, que llegó a ojos (sí, a ojos) de la Mujer Maravilla, que salía de un espeto corrido y que no dudará en ir al socorro de su colega enmascarado.

Continuará.

11 comentarios:

elCofre dijo...

precioso

Ruben dijo...

Mencanta, un guión de aquellos!

Unknown dijo...

Lo mismo digo

Unknown dijo...

El problema fue cuando llegue a... "tiene un avión transparente que casi nunca usa" y me pregunté que tiene que ver un avión acá.

Unknown dijo...

Avión es aguda y termina en "n", ergo...

Unknown dijo...

llegué también llevaba en este caso.
Es la conjugación pretérito perfecto, primera persona del singular.

Facundo dijo...

Muy lindo. Es evidente la influencia en el estilo de la pluma de un Horacio Rubino.

LaSordaDeMierda dijo...

El miquimaus ese tiene toda la pinta de ser un muchacho que bebe

Mauro M. dijo...

Droga. Mucha droga.

Kurco vein dijo...

El acertijo fue de incógnito. Medio sorete el doctor.

Alvaro Fagalde dijo...

Eso le pasa a Batman por no estar en el Fonasa.