miércoles, 1 de abril de 2015

Salada la canchita: Werner Herzog, el amigo de los freaks

Werner Stipetic ya está veterano (72 pirulines) y sólo conoció un breve espacio de trascendencia pública, por allá por los 70 con "Aguirre, la ira de Dios" (1972) y "El enigma de Kaspar Hauser" (1974). O sea, hace mucho tiempo. Pero el alemán que utiliza el seudónimo de Herzog siguió filmando, aunque ya muchas -por no decir casi todas- de sus películas no llegaran a estrenarse por estos pagos.

A Herzog lo encuentro similar -si es que tengo que encontrarlo parecido a alguien- a su casi compatriota, el austríaco Michael Haneke. Ambos se empeñan en querer mostrarnos el mundo tal como es y no como nos estafa Hollywood que es. Mientras Haneke se ha obsesionado con decirnos que la vida es cruel, que suelen ganarnos los violentos y los autoritarios y que a estas nuestras sociedades les falta piedad y empatía -por decir lo menos- Herzog se ha enfocado en poner énfasis en la mediocridad de nuestras cotidaneidades (chupate esa, puto) y sus protagonistas suelen empeñarse en tareas monumentales, extremas, tirando a imposibles. A veces se rebelan contra el poder que los oprime; aunque la mayor parte de ellos se meten en empresas más bien demenciales, imposibles, excesivas.


Es así, a este bávaro le gustan los esfuerzos titánicos. Tanto que a veces los refleja en las propias filmaciones. En "Aguirre..." los actores tuvieron que caminar horas con esos trajes enlatados entre la selva amazónica para reflejar el cansancio verdadero que debieron bancar los conquistadores españoles en su momento; en "Fitzcarraldo" (1982), la historia de un millonario peruano medio chapita que quiso instalar un teatro de ópera en el medio de la selva, contó cómo metía un barco entero por el medio de esa misma selva... metiendo un barco entero. En la mucho más reciente "Rescate al amanecer" (2006), relató el esforzadísimo escape de un soldado norteamericano del captor vietnamita y pretendía que el actor Christian Bale sufriera las mismas torturas de su personaje en carne propia. Ya saben, si les ofrece el papel de Mujica o Sendic padre en algún film sobre la prisión de los del MLN...

Sus temas serán desmesurados pero su estilo es siempre sobrio. Herzog no suele hacer una de más. Su filmografía está compuesta de miradas realistas a esfuerzos sobrehumanos y demenciales. Comenzó en 1967 con "Signos de vida", la rebelión inevitablemente condenada al fracaso de un soldado destinado a una isla mediterránea casi abandonada y siguió desde los 70 consiguiendo algunas veces la distribución internacional y otras no. Es recordada su asociación con el inclasificable actor Klaus Kinski -el papi de la Natassia- que aportaba su extraño aspecto que se adecuaba a los alucinados personajes herzogianos. Aunque estaba más loco y era más peligroso que ellos en la vida real.

Menos conocidos aún son sus documentales, género que siempre ha cultivado. No hay muchas referencias de la mayoría pero se han podido ver algunos muy interesantes como la estrenada "Cueva de los sueños olvidados" (2010), sobre el hallazgo de unas fundamentales pinturas rupestres o "Grizzly man" (2005), la historia del activista por los osos del título Timothy Treadwell, quien murió morfado por los mismos cuadrúpedos que él creía defender.

EL HERZOG ESENCIAL:
1967 - SIGNOS DE VIDA
1970 - TAMBIEN LOS ENANOS EMPEZARON DESDE PEQUEÑOS - Lindo título. Acá son unos enanos internados en un manicomio los que intentan una revolución. Adivinen cómo les fue.
1972 - AGUIRRE, LA IRA DE DIOS - Primer film con Kinski. No es la biografía del E. T. Gonzalo.
1974 - EL ENIGMA DE KASPAR HAUSER - La historia real de un enigmático hombre que apareció de la nada, sin haber estado en contacto con ninguna civilización y fue prontamente asesinado cuando comenzó a desarrollar su cultura.
1978 - WOYZECK - Una obra de teatro de Büchner. Segunda con Kinski, haciendo probablemente el único héroe sumiso de Herzog,
1979 - NOSFERATU - Tercera con Kinski. Remake del clásico de Murnau. No jugada al terror sino a la soledad del vampiro.
1982 - FITZCARRALDO - Comenzó a filmar con Mick Jagger y Jason Robards (ver foto allá abajo) pero terminó con Kinski nomás.
1987 - COBRA VERDE - Así nomás en castellano. Quinta y última con el Klaus. Terminaron a las piñas o algo más, no sé bien.
1991 - GRITO DE PIEDRA - Filmada en Argentina, en una montaña que ni te cuento. Aburrida.
1999 - MI ENEMIGO INTIMO - La historia de Kinski y él, ahora que el feo estaba muerto. Más o menos. Los 90 no fueron el mejor momento de Herzog.
2001 - INVENCIBLE - La historia de un forzudo judío (interpretado por un fisiculturista finlandés que terminaría haciendo acá "Mal día para pescar") y del adivinador Hanussen, ya retratado por Istvan Szabó. Cualquiera.
2005 - GRIZZLY MAN - O qué ricos son los ecologistas imprudentes...
2006 - RESCATE AL AMANECER
2009 - UN MALDITO POLICÍA EN NEW ORLEANS - Cagada de título en castellano para otra remake: la de la inédita aquí "Un maldito policía" de Abel Ferrara. Muy buena, iguana y Nicolas Cage incluídos.
2010 - LA CUEVA DE LOS SUEÑOS OLVIDADOS
2015 - QUEEN OF THE DESERT - Con Nicole Kidman (o lo que quede de ella) y James Franco. Una biopic sobre una arquéologa británica. Habrá que ver, capaz que la estrenan. 

Salada la canchita, una columna que te sube las montañas haciendo la caminata lunar, hoy presenta Fitzcarraldo, un espectáculo operático y monumental, infrecuente en el cine de todos los tiempos y una filmación que dejó hecho carozo a Herzog. También, una película a redescubrir.



Hoy mismo -en claro homenaje a esta columna- comienza el 33º Festival de Cinemateca Uruguaya. Vayan y desintoxíquense de tanto vampiro vengador y tantos autos volando, infórmense, conozcan otras sociedades y comprueben que el celuloide también sirve para ver historias bien contadas. Y si se clavan de vez en cuando, mala suerte. Las veces que habrán chuponeado a oscuras en el Suda...  

Para ver qué pasan:

TUITA LA DATA

P.D. LA PUTA QUE VALE LA PENA NO HABERSE SUICIDADO
Lo de la Uma Thurman era un maquillaje nomás. No me des más esos sustos, m'ija.

9 comentarios:

Vesubio dijo...

intenté un día ver Aguirre, solo porque lei una lista que Scorsese le escribió en un papel a un pibe que le pidió que le dijera cuales eran las películas que todo joven debe ver si o si. No pasé los 10 minutos, más por poca voluntad que otra cosa.

Vi la del señor morfado por un oso grizzly, y es bastante impresionante sobre todo cuando el propio werner escucha la grabación donde se oye el momento en que el señor y su novia están siendo ingeridos.

Alvaro Fagalde dijo...

Dale otra oportunidad a Aguirre, Vesu. Haceme caso.

Mauro M. dijo...

A Herzog te lo debo, Haneke me gusta (La pianista, Caché, La Cinta Blanca).

La de Cage en inglés se titula Bad Lieutenant (teniente malo...).

Sinca Bellos dijo...

Yo el único hertzog que conocí fue un player alemán, creo que seleccionado y todo. De la época de metralleta kuntz. Ta, el que nace para pito no llega a corneta

ilich nin dijo...

Bad Lieutenant está en Netflix así que puedo arrancar por esa, y acabo de ver que en iutub está la del fiera aguirre, entonces, gracias fagalde por la data, el lunes mantenete fresquito para el agradecimiento o la puteada, no mentira, si me clavo me clavo, no te via responsabilizar, en todo caso la miro toda para impresionar a mi señora sobre lo culto que puedo ser de vez en cuando

Alvaro Fagalde dijo...

Mauro: mirate la del oso o Bad lieutenant.

Sinca: hacete dar x Salcedo

Ilich: llevala al festival de cinemanteca y la pones seguro.

Lostmakers dijo...

La del tipo que pasa el barco por arriba de una montaña... es un genio explotando indios peruanos... un peliculón ... Werner y 10 más.

Lostmakers dijo...

Fagalde se merece ya un lugar en el teatro Kodak.

Danzón dijo...

Nosferatu (la de Herzog) la vi en Cinemateca hace años. En Centrocine, donde antes estaba el cine Miami y ahora está La Trastienda. Cómo cambia todo, qué tiempo loco.