miércoles, 11 de febrero de 2015

Salada la canchita: Es igualito a mi tío...

En 1927 se estrena la primera película sonora, o así se publicitó. Era una pedorrada barata llamada "El cantor de jazz" y, contrariamente a lo pensado, costó un poco que la gente se interesara por la novedad, fundamentalmente porque el sonido que se grababa en el celuloide y salía por los parlantes era inicialmente muy malo y, para peor, las nuevas cámaras eran enormes y ruidosas y no se podían mover mucho. El resultado eran comedias muy estáticas con gente que cantaba y sonaba mal. El cine mudo parecía seguir siendo bastante más interesante, aún para la mayoría del público menos exigente y la cosa medio como que se estaba quedando empantanada en una novelería barata.


La gente de la industria, mientras se iba mejorando lentamente la insatisfactoria técnica, consideró buena idea crear un premio a la producción fílmica del año para darle prestigio a eso que se estaba convirtiendo en opinión del público -y de la naciente crítica- en un espectáculo barato de tablado.

 La primera ceremonia de los "Academy awards" fue en 1929, no fue transmitida y más bien fue una cena especial entre productores, directores y actores. Para peor, no hubo suspenso porque los ganadores fueron anunciados meses antes, detalle que cambió para la segunda premiación donde se agregó el suspenso y la competencia. Hasta ahora, los premiados se conocen durante la propia ceremonia y sólo se dan los nombres de los ganadores, sin decir cuántos votos reciben ellos y los que no consiguieron premio.

¿Quiénes votan?. Varios miles, que incluyen a los trabajadores privilegiados de la industria hollywoodense: productores, ejecutivos y demás macanudos; directores; intérpretes; jefes de equipos de producción, de diseño o de efectos visuales; libretistas; músicos y algunos invitados o las parejas de alguno que puso los billetes.

No sé qué carajo le pasa al Pocho Gugle, pero no me deja insertar directamente los videos que uno quería usar para ilustrar la presente columna que es la del retorno a la periodicidad coherente, gracias al trabajoso retorno de Internet a mi máquina. En vez de eso, puse los enlaces a lo que quería subir: los trailers de varias películas nominadas para este día 22.     

TRAILER BIRDMAN

HERE

TRAILER BOYHOOD

ACA

Las películas elegibles son todas las que se estrenan en el condado de Los Angeles hasta el 31 de diciembre último, aunque sea en el más minúsculo cine y que sus productores inscriben en la oficina correspondiente. Obviamente, tienen mucha más posibilidad de ser votadas las grandes producciones que gastan millones en ser publicitadas que aquel film independiente hecho con dos dólares. Además, no nos deberíamos olvidar que quienes votan son los mismos asalariados de la industria, quienes viven pendientes del éxito o el fracaso que cosechan en boletería cada producción. Para bien o para mal, no son críticos ni público en general.

Los actores eligen las mejores actuaciones, los escritores los mejores libretos, los músicos las mejores canciones, los productores las mejores películas ya todo así. Las únicas excepciones son los premios a los avances técnicos (que no le importan ni a los que ganan) y el Oscar a la mejor película en lengua extranjera (y no a la mejor película extranjera), que es elegido por un comité especial, a partir de los films enviados -a razón de uno por cabeza- por los institutos correspondientes de cada país (hasta Uruguay manda). 

Luego de tener todas las nominaciones, todos votan -si quieren- al que se considera mejor de cada uno. O sea, un fotógrafo no sólo vota ahora a la candidatura por mejor fotografía sino también a todos los demás. El domingo 22 nos enteraremos de los ganadores y buena parte de la prensa creerá que el premio a mejor película quiere decir realmente que esa fue la mejor del año en el mundo. 

TRAILER FRANCOTIRADOR

¿DONDE VA A SER?

TRAILER EL CODIGO ENIGMA

AHI NO, IMBECIL

No tengo espacio -ni ganas- de reseñar nominación por nominación y, por cierto, he visto aún pocas de las películas que compiten. Este año no está el "gran drama" bienpensante y pomposo que parece importante, como el año anterior ("12 años de esclavitud"), ni el éxito desmesurado, sorpresivo o no ("El artista", "Chicago", "El señor de los anillos"). Es probable que esta vez se premie a un film interesante, inteligente y adulto, sin llegar a ser una obra maestra. 

Si me apuran, y a pesar de que nunca me gusta hacer pronósticos, "El código Enigma" es un título de los que le gusta al Tío Oscar (*): un drama clásico, bien hecho y reinvindicativo de una figura injustamente olvidada. 

"El gran hotel Budapest" es brillante y divertida, pero no se suelen premiar comedias. Seguramente "Boyhood" -que todavía no vi, porque hay que arreglar el sonido de mi compu- sea realmente la mejor de las ocho películas nominadas y es para Salada la canchita la segunda en posibilidades. "Birdman", es un poco rara de más para que sea la preferida. Se dice que el Oscar es ideológicamente liberal y cinematográficamente conservador para premiar. 

Eso sí, ¿ganará "Relatos salvajes" dando un tercer premio a Argentina o marchará con "Ida"?. 

TRAILER EL GRAN HOTEL BUDAPEST

¿TODO TE TENGO QUE EXPLICAR?

TRAILER SELMA

HACE LO QUE QUIERAS

(*) Dice la conocida leyenda que una secretaria vio la estatua realizada por el diseñador jefe de la M.G.M. y dijo que era igualito a su tío Oscar, pero hay buenas razones para creer que sólo buscaban un nombre sencillo y fácil de recordar.

Y.E.T.P.A.P.
No tengo entendido que se haya muerto ningún cristiano conocido que se dedicara al séptimo arte. Esta vez, la finada es la carita de muñeca de la Uma Thurman. Ya te bloquié en mi cel, no insistas, no te doy más. ¡Juira, bicho!

 
 

9 comentarios:

Am I Evil? dijo...

Cuándo vas a darle palo a American Sniper? Comunista homosexual!

Andrés Reyes dijo...

Se aprendió mucho leyendo esta colugna.

Ahora bien, estoy bajan... yendo a alquilar Birdman. Me deprimí al ver que no es lo que yo pensaba, es decir, los dibujitos del 5 hechos película.

La del Budapest le vi y no me gustó nada, qué lindo deporte el fútbol que permite visiones tan antagónicas.

Carles dijo...

No necesito ver boyhood, hotel Budapest ni birdman para saber que me gustan, de hecho me da miedo verlas y decepcionarme. Por otro lado no preciso ver francotirador para decir que es una cagada como todo lo del facho de Clint.

William Fagundez dijo...

Boyhood muy buena, aunque si te dormís al final sabes que supiste cumplir igual. Budapest de Canelones me gusto.
Una duda: El que diseño el culo de la estatuilla se inspiro en lo culos de los jugadores de fubolito o fue al revés?

William Fagundez dijo...

a Uma Thurman le doy y a la señora de la foto también.

Unknown dijo...

Encantado de saber que "El gran hotel Budapest" es una comedia -brillante y divertida- comedia, pero en el living de casa no despertó ni la muestra de un colmillo de sonrisa. La definimos como un panegírico de la alcahuetería a la gente de guita. Eso si, con mucho snobismo.

Alvaro Fagalde dijo...

Evil: la he visto hoy mismo. La columna de la semana que viene es sobre la guerra.

Si, las peliculas son opinables. Aunque a veces la gente (y los críticos, que no son gente) lo olviden.

Mauro M. dijo...

Yo la unica que vi fue Gran Hotel Budapest y me encantó.

Es una comedia piola, sencilla, bien actuada, pero que por sobre todo tiene una fotografía hermosa y crea una especie de mundo de fantasía que se vuelve atrapante.

Y Ralph Fiennes está notable en su papel.

No se si de para ganar un Oscar, pero es una muy linda película.

Andryi Dovnlov dijo...

Hotel Budapest estuvo bien, pero Anderson tiene mejores cosas. La verdad me emboló un poco.

Birdman es la mejor de todas, por lejos. Y por eso no va a ganar. Claro que no vi Boyhood ni Selma, así que Birdman sería la mejor de las que vi.

El Código Enigma un bolazo. Eso de querer ponerle melodrama a una figura y una historia que no la tienen nunca me gustó.

American Sniper no me desagradó. Tengo entendido que se suavizó un poco la imagen de un lunático que disfrutaba de matar gente, y eso es una pena. Pero en general, salvo algunos cliches de los que no pueden prescindir los yankis, estuvo bien.