jueves, 5 de febrero de 2015

Efecto mariposa (no me hables por un rato)




En un principio todo va bien, es un universo armonioso y estable. Un universo de calma, de parsimonia, de dicha y hasta placer por el ser y estar. Pero esto no basta para calmar algunos universos, pues en un momento dado luego del paso de los minutos que luego se harán horas, comienza la liberación de materia y antimateria, de estrógenos y antiestrógenos. Es como la física cuántica que no la vemos pero está. Y es entonces cuando los estrógenos comienzan a colisionar y liberar histeria paulatinamente mientas los otros, los antiestrógenos, mucho más energéticos que .los primeros, colapsan generando la respuesta verbal, usualmente rápida e incoherente, dejando al receptor en un estado de caos total, que cual vórtice lo lleva a éste último (el receptor) a absorber todo tipo de hipótesis sobre el por qué de dicha situación. Ahí es dónde aparece el agujero negro y las preguntas se absorben y se liberan, una y otra vez y así continúan. El caos reina durante horas en ese espacio/tiempo que como un universo en expansión parece ser infinito aunque por suerte, no lo es. En algunos casos se ha dado que junto con la aparición de un nuevo integrante se logra cortar este conjunto de reacciones, pero es algo que no está del todo probado. En fin...no es fácil trabajar con mujeres.

3 comentarios:

Sinca Bellos dijo...

Ya me manifesté en lo que tiene que ver con Facebook.

PD. La foto te favorece

Mauro M. dijo...

Ovarica!

Kurco vein dijo...

Gracias a tod@s por tomarse el tiempo de leer y comentar.