sábado, 20 de diciembre de 2014

Campo de fuerza


Tal parece que las épocas o las sociedades tienen sus propias vergüenzas. Esto no hace a ninguna mejor o peor que otra, sólo es una observación y quizá errada. Como en otros tiempos estaba mal visto ser soltera a tal edad y en otro ser homosexual o ni hablar que ambas simultáneamente (aún quedan algo de eso lamentablemente) parece que la tónica de estos tiempos es no mostrar la infelicidad. No dudo de que haya personas felices, claro que las debe de haber, pero también hay otras que no lo son tanto o ni cerca. Lo que me lleva pensar, porqué esa vergüenza? Por qué?. No lo sé, será cuestión de que cada época o sociedad tiene sus cosas como dije en un principio. Pero insisto, no es acaso dañarse a uno mismo intentando mostrar una cosa que no es? No es mejor ponerle el pecho o mas bien la cara a las cosas y decir “si, no soy feliz, y qué?” que proyectar una vida distinta de la que se tiene?. Por qué mentirnos de esa manera?. Sobra tiempo (guiándonos por probabilidades etáreas de nuestro país) para ser feliz, aunque si, tiene usted razón en pensar eso y estoy de acuerdo, yo también lo quiero ser ya!, pero la magia no existe. Una de las dudas que me surgen es si esto no es una combinación de vergüenza y sobra de baja autoestima o falta de inteligencia u omita inteligencia por “no quiero ser menos que el otro” o lo que sería la falta de razonar las consecuencias de cada acto. En lo personal pienso mas de lo que vivo y está mal, pero también veo en mis semejantes que al no pensar en las consecuencias los actos se está cometiendo un error que a veces es irreparable. Pensemos un poquito más en las consecuencias y si es necesario viva menos y piense más aunque esto le parezca aburrido. Verá que a la larga le va a rendir más que las locuritas que hace y después se arrepiente y tiene que mentirse. Quizás no entienda nada de lo que escribí pero si llegó a leer hasta acá le agradezco y se lo resumo: Una de dos, o le sumamos el gris y el negro o la vida no es un puto arcoiris.
P.D.: No se preocupe, a veces ni yo mentiendo. 

8 comentarios:

Kurco vein dijo...

Ya sé que aburro, ya se que no tienen gracia ni nada los cosos, pero tá.

zorro d colonia dijo...

la vida no es un puto arcoiris, ni tampoco es negra, todo pasa por los momentos, y no se equivoca ese que tiró como al pasar que la felicidad son momentos y la viveza está en saber disfrutar esos momentos y tenerlos más presente que los momentos oscuros.
Arriba Kurco, no se me de patrás, carajo,mierda,culo,pito!

Fabián Iturrioz Boerr dijo...

Kurco, estoy con usté! Si a todo ese le sumas el uso y abuso de las redes sociales, la competencia en mostrar la felicidad es feroz, hay que saber manejar los momentos de nuestras vidas, e intentar ser feliz el mayor tiempo posible, no siempre lo lograremos, eso si, hay que intentar!

El_Pordiosero dijo...

Cuan cierto eso de pensar un poquito mas y meditar sobre la consecuencia de un acto.

Kurco vein dijo...

Gracias a todos por tomarse el tiempo de leer y comentar.

La vida sería muuucho más fácil si pensáramos (me incluyo) en las consecuencia de nuestros actos. Es razonar un poco nomás y los resultados serían buenísimos.

Mauro M. dijo...

Hay momentos para la razón y otros (menos) para liberarse un poco.

Bien Kurco bien.

Facundo dijo...

Linda reflexión.
Piense más. Viva, si quiere, sino no. Pero deje de fingir para la foto. Hombre grande.

Macarena dijo...

Hace siglos que no entro a TPLMP y me encuentro con esto. Es vedad, está un pelín entreverado, y sin embargo se entiende a la perfección.

Concuerdo 200%. Más honestidad brutal y menos fotos de perfil de Facebook.

Ojo, pensar demasiado no te impide mandarte macanas, pero al menos uno muestra cierta voluntad de no meter la gamba...

No cambies nunca, Kurco.