martes, 30 de septiembre de 2014

Press Start: Generando violencia

Aunque los ingleses se hagan los boludos, el hooliganismo sigue vivito y coleando. Es cierto, hay muchos integrantes de los “firms” (como se conoce a las barras en las Islas Británicas) que hace años no pueden pisar una tribuna, pero los grupos de este tipo siguen acordando encuentros en lugares aislados para darse unas buenas palizas con los miembros de las hinchadas rivales lejos de la mirada policial. La cultura de los Hooligans, que en los 80 era bastante visible, ha pasado a ser un movimiento marginal, pero aun presente. Inglaterra, de hecho, es un país donde hay equipos más famosos por sus firms que por sus logros deportivos, como el Millwall londinense, cuyo cántico más escuchado es : “No one likes us, we don’t care” (no le gustamos a nadie, y no nos importa), que hace referencia a que su hinchada se ha dado de bomba contra todos los otros clubes.

Mientras tanto, el fenómeno de la violencia en el fútbol sigue generando problemas considerables en países como Turquía, Italia, Rusia y los países de los Balcanes, aunque también ha habido incidentes en España (asociados sobre todo al racismo) y países que a priori uno juzgaría como más tranquilos, como Holanda o Alemania.

A pesar de todo esto, en varias ocasiones libros, películas y series de televisión han relatado la vida de los hooligans, si bien no en una luz positiva, pero dándole cierto “glamour”. Como no podía ser de otra forma, esto se ha trasladado al mundo de los videojuegos, con Hooligans: Storm over Europe, lanzado en 2002 por la compañía holandesa Darxabre.

El juego se enmarca en el género de estrategia en tiempo real, que tradicionalmente se ha enfocado en batallas medievales (ejemplos del género son Age of Empires o la serie Stonghold). Aquí, sin embargo, controlaremos a nuestro propio “firm” y nos encargaremos de recorrer Europa a lo largo de una temporada (como si fuera la Champions), cumpliendo objetivos tan diversos como entrar al estadio vivo, o robar un banco para financiar el próximo recibimiento del equipo, reventando a piñas y cadenazos tanto a policías como a hinchadas rivales por el camino.

Nuestro grupo estará integrado por distintos tipos de “unidades”, cada una con sus propias capacidades de resistencia al alcohol y drogas, sustancias de las que podremos proveer a nuestros soldados para mejorar su rendimiento, aunque el exceso siempre es malo y nos puede acabar perjudicando, ya que nuestros hooligans pueden morir de sobredosis, o emborracharse y negarse a cumplir con nuestras órdenes. Cada unidad maneja además un tipo de arma diferente (los líderes pueden usar armas de fuego, mientras que los hooligans propiamente dichos pueden utilizar explosivos caseros), y posee una habilidad especial (desde manejar autos hasta empujar objetos pesados para interrumpir el paso de los enemigos).

Por otra parte, entre nivel y nivel tendremos una serie de videos con actores de carne y hueso que en cierta forma recrean la historia que estamos jugando.


Como no podía ser de otra forma, los cruzados de la moral y las buenas costumbres se opusieron totalmente al lanzamiento de este juego, alegando que genera violencia. La respuesta de sus creadores fue algo como: “es un juego de estrategia, para ganar no hay que pegar, hay que pensar”. Hooligans, inteligencia (?).

15 comentarios:

Am I Evil? dijo...

Casi seguro que alguna vez jugué.

Aunque ahora que lo pienso, no recuerdo si es eso o son imágenes que se me vienen a la cabeza de la hinchada de Peñarol en los festejos del 2010.

En fin...

En su momento fue un interesante juego, pero más que nada por la novelería.

Am I Evil? dijo...

No así el Age of Empires que es el mejor juego para PC (junto con el Diablo) que he jugado.

Am I Evil? dijo...

ah! La columna, especial. Como siempre.

Enrique Apa dijo...

Excelente columna como siempre, lo he oído siempre pero nunca lo jugué, se que es buen juego por las criticas, existe alguna nueva versión?

Mauro M. dijo...

Bien Nico, bien vos.

Nunca había escuchado sobre este juego.

Y pienso que si el autor de este espacio no fuera de los tipos más serios que andan en la vuelta, esta columna sería joda.

Nico_2+8 dijo...

Serio, yo? No me conocés, Maurito...

Apa: que yo sepa es la única versión que hay. Si te interesa jugarlo es conseguible, el problema es que no anda bien en los sistemas operativos más nuevos...

Mauro M. dijo...

Y bueno Nico, es lo que se percibe!

Ce dijo...

Fantástica reseña, Nico.

Ce dijo...

¿Se puede elegir qué barra brava ser?
¿Está el manco Willy?

Ce dijo...

Algún día voy a contar de una vez que fui a comprar porro y el distribuidor me dijo que no le quedaba porque había habido un problema con (APODO DE PERSONA CENSURADO) de la barra de (NOMBRE DE EQUIPO CENSURADO) que había caído en cana. Ojo, nada que ver con el comentario anterior, eh.

Nico_2+8 dijo...

El equipo en cuestion era un grande cuyo nombre termina en L?

Alvaro Fagalde dijo...

Si, porque el otro grande termina en g.

Ce dijo...

No es Defensor Sporting, Fagalde.
Nico va bien rumbeado. Igual no quiero enchastrar a tan honorables instituciones.

Alvaro Fagalde dijo...

No encontre la tecla de afanar LCD en carlos gutierrez.

Alvaro Fagalde dijo...

Callate, putinho