domingo, 7 de septiembre de 2014

MONTEVIDEO BOSTA presenta:

LOS CUADERNOS DE GARCHA, vol. 1 n°2

Hay que tener un criterio...

Así decía Don Verídico, y tiene razón. Es necesario mantener un criterio, una conducta para todo.

LA PIQUETA FATAL DEL ATRASO...


La edición de hoy se trata de cómo ese criterio falta en cuanto empezamos a recorrer la ciudad de Montevideo.
Si escuchamos algún extranjero referirse a nuestar capital, siempre hablan de la tranquilidad, lo pintoresco y principalmente la combinación de modernidad y antigüedad de su arquitectura. Y en esto último pueden tener algo de razón, se encuentran zonas “modernas” y otras “viejas”, siempre que aceptemos la simplificación de las etiquetas, algo sumamente injusto...

Y cuál es el carencia?
En la edición del pasado viernes de El País Cultural hay una excelente entrevista de Pablo Fernández con el Arq. William Rey, donde se concluye que Montevideo ya no tiene cultura arquitectónica y esa es la clave. Como tantos defectos de los habitantes de la capital (no respetar las reglas del tránsito, no respetar al vecino, tirar basura en cualquier lado, despreciar a los del interior, votar a montevideAna), el espantoso gusto que tenemos para arreglar nuestra vivienda es enfermizo.
No veremos aquí ejemplos de casas pintadas de fucsia o amarillo, enjambres de enanos de jardín acompañados de Iemanjá, un cisne y un ciervo, o tristes rejas pedristas con su correspondiente PPA.
No señor, el problema es más de fondo. Se prioriza la utilidad de la casa, su funcionalidad, el living con espacio para el sillón de tres cuerpos y el rack con el plasma 32”, el garaje para el BYD o el patio trasero con churrasquera y cucha para el Bobby (o azotea, en algunos casos). El artículo señala acertadamente que ya no se respeta a la edificación antigua en cuanto a la identidad y lenguaje que el arquitecto quiso expresar, ahora cuando se encara un reciclaje (palabra bastardeada si las hay!!)*
con algo de suerte se podrá reconocer rastros del estilo original. En el peor de los casos, el arquitecto intentará lo que Rey denomina “falso histórico”, o sea un lastimoso esfuerzo para repetir un modelo de otra época con materiales de esta (**). Así vemos balcones de aluminio y policarbonato, con pintura “vintage”, cerámicos impresos en plotter y proximamente molduras hechas en impresoras 3D.

Ejemplos de esto sobran, una moda que se instaló recientemente es la de los workplaces, esas oficinas multiespacio que se alquilan para microempresarios snobs yoruguas, que tratan de imitar el Google style (donde no faltan mesas de pool y flippers, cafeteras Nespresso, jarras eléctricas y una panadería cerca). Todo con wifi!!! Las comodidades son notorias, pero el edificio base se mutila con ese objetivo.

Pero basta de cháchara!! Vamos a lo que realmente le interesa al estúltico lector del blog, las fotos de minas en bolas!!!
Ah, no! Las fotos que ilustran la columna. Próximamente en su barrio amigo un patético reciclaje, un triste bloque de cubículos onda El Quinto Elemento o un templo de sanación.
A por ellas!!


PARA ESTO DESTRUYEN EDIFICIOS
 
VAMOS BIEN?
 
LA PINTADAS DIVINAS, PERO Y LO DE ATRÁS?
 
TODO EL POTENCIAL DESPERDICIADO POR LA DESIDIA
 
UN BALCÓN PARA ENAMORARSE (?)

CASA TOMADA

PENSÁNDOLO BIEN, CAPAZ QUE ES MEJOR ASÍ... 

BASTANTE CERCA, PERO AÚN NO LO LOGRAN

Así está Montevideo Bosta, amigos!!

*(Si Mariana me permite, el término reciclaje se acepta que refiere a la reutilización de cierto material para fabricar uno objeto distinto al original. Con esa acepción, reciclar una casa sería reutilizar los ladrillos y hormigón para hacer otra cosa que no sea una casa)

**(Sí! Essssssta!!!)

13 comentarios:

Unknown dijo...

Bueno ya que estamos, mas que estúltico me considero estólido.
La estolidez humana es infinita.
En cuanto a al verbo "reciclar" (en el principio fue el verbo) me parece que en estos casos se refiere mas a la función del objeto que al objeto en sí.
La decrepitud de muchos edificios es producto de viejos como yo que a su muerte dejaron una casa pero no un heredero con plata para arreglarla.
O si ese heredero existe no le interesa gastar en arreglar algo en un barrio que no está de moda.
No es negocio.
Finalmente una duda interesante para un debate tonto:
¿Cuanto tiempo demoraría la vegetación en adueñarse de la ciudad de Montevideo, desaparecida para siempre la raza humana de la faz de la tierra, eh amigos?
También podría ser objeto de una penca.
Cuyos resultados nunca conoceremos.

Lanchita Bissio dijo...

ta bien unky, pero lo q pasa aca es q la mayoría de los q encaran un reciclaje se cagan en el edifico objeto, y hacen lo q les parece.

Am I Evil? dijo...

Willy Rey fue profesor mio de Historia del Arte en la UM.

Tiene pinta de viejo borrachín y desfachatado, pero que sabe, sabe.

Mauro M. dijo...

Gran edicion Lanchi, bien usted!

Lanchita Bissio dijo...

evil fue a la UM!! Oligarca!!

Am I Evil? dijo...

Voy.

Soy becado, tengo barba y pelo largo, vivo en pareja sin estar casado, hincha de Peñarol y de izquierda.

Me miran raro.

Enanobufon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Enanobufon dijo...

el problema es que no existe una política de preservación de espacios emblemáticos a nivel urbano, Tampoco existe un interés real de las autoridades al respecto... ejemplos recientes el edificio Assimakos ejemplo de Art Nouveau, casona Modernista Bvar España y 21, entre otros... Comparto los comentarios anteriores... pero lo que sucede es que al ir perdiendo esos espacios se pierde identidad de la ciudad y por ende lo m{as importante que es la memoria de la ciudad

Mauro M. dijo...

Te falto puto Evil.

Abrazo.

Lanchita Bissio dijo...

es x ahí, enano. Al q compra una casona abandonada para reciclarla solo le interesan los muros y un poco la fachada, el resto a la caie!!! Asi aparecen tesoros en los remates de las empresas de demolicion

Macarena dijo...

Yo vivo en una casa del 1920. Los dueños anteriores se cagaron en las baldosas, las reemplzaron por cerámica y de dos claraboyas me dejaron una (la grande). Pero a cambio pasaron todas las puertas a madera, no rellenaron los pisos y están intactos, así como todo el frente que está original. Amo cada detalle de mi viejita que delata su edad.

Esta columna está cada vez mejor.

Atento que Indian Outlet sigue haciendo bosta el ex cine Trocadero.

Enanobufon dijo...

Es tal cua!!!!l... Y a veces ni los muros le interesan

Toy dijo...

No me parece un problema que la gente se cargue con lo preexistente para elaborar una realidad mas contemporánea, tanto en exigencias proyectuales como estéticas.
Siempre pensé en facultad que los que querían salvar todo por que estaban enamorados de unas técnicas constructivas o imágenes volumetricas que ya no existen eran una manga de putos.
Linda columna!