sábado, 6 de septiembre de 2014

HISTORIA DEL ROCK



EL DÍA QUE EL ROCK MURIÓ
a.E./d.E.
Para finales de 1950 y luego de prácticamente una década de dominio absoluto del mercado musical, el Rock & Roll sufriría un golpe de revés que ni Federer en sus años mozos metía, del cual le costaría reponerse.

Una serie de hechos realmente bochornosos protagonizados por las más rutilantes figuras del momento, sumado a muertes tempranas, conversiones al catolicismo, enrolamientos en el ejército y juicios por extorsión fueron los principales porqués(es) del casi repentino bajón artístico que sacaría de escena al Rock junto con toda su impronta transgresora, aunque más no fuese por un tiempo.


Pero antes de pasar a contarles todas esas suculentas historias que harán las delicias de grandes y chicos, haremos un breve racconto de algunas de éstas y otras figuras de la escena musical. Algunas de ellas con una trayectoria y éxito previos a la intromisión de Elvis y otras que, o bien ya se encontraban en el mundo de la música pero sin el éxito rutilante del que gozarían más adelante, o bien aparecieron en escena después de la llegada del Rey.

Antes de Elvis
Artistas de la talla de Fats Dominó y otros con algunas tallas de menos como Little Richard, o el propio Chuck Berry son considerados precursores en esto del Rock & Roll. De ellos hablamos en esta columna.

"Crazy Man Crazy" - Bill Haley & His Comets

Otro artista que surgió por esos años fue Bill Haley & His Comets, que en 1954 hacían “Crazy Man Crazy” con singular destaque y que un año más tarde grababan su gran éxito "Rock Around The Clock". Una canción que originalmente le pertenecía a Jimmy Myers y Max Freedman, y que ya en 1952 había sido interpretada por Sunny Dae & His Nights. Pero que solo gracias a la desfachatez y la frescura con que Bill Haley la interpretó logró salir del ostracismo.

"Rock Around The Clock" - Bill haley & His Comets

Después de Elvis
Originario de Ridgely, Tennessee, Carl Lee Perkins firmó para Sun Records poco tiempo después que lo hiciera Elvis.
Gracias al éxito cosechado con su “Blue Suede Shoes” de 1956, Carl Perkins pudo haber sido lanzado al estrellato ese mismo año, pero afortunadamente -para Elvis- en oportunidad de viajar en su auto con rumbo a un programa televisivo donde junto a su banda presentarían dicha canción, Carl se accidentó.

"Blue Suede Shoes" - Carl Perkins

Si bien no se murió (en el accidente, sí lo haría años después), producto de las lesiones sufridas quedó al margen de la escena musical durante dos meses. Tiempo suficiente para que su compadre Elvis grabara e interpretara la canción en cuanta cena show pudiera y se hiciera de todos los aplausos.

Johnny Cash, a quién se le dedicó una columna aquí mismo, saltó a la fama con su “Folsom Prison Blues” de 1956 y “I Walk the Line” del mismo año. Por más e interesante información dirigirse al siguiente link: link

 "Whole Lotta Shaking Going On" - Jerry Lee Lewis

Otros artistas que surgieron por aquellos años fueron: el pícaro Jerry Lee Lewis que saltó a la fama por temas como “Whole Lotta Shaking Going On” de 1957 y “Great Balls of Fire” del mismo año. Roy Orbison, un simpático muchachito blanco que vestía absolutamente todo de negro y llevaba siempre unas gafas puestas también negras y que tendría mucho más éxito luego de abandonar Sun Records. Gene Vincent que pasó por la escena musical con singular éxito por temas como “Be Bop a Lula” de 1956 y que aparecería en la película adolescente de ese mismo año “The girl can`t help it”. Eddie Cochran, que al igual que Gene, también tuvo su papel en dicha película. Temas como “Twenty Flight Rock” de 1956 y “Summertime Blues” de 1958 hicieron de Eddie un músico exitoso.

"Oh, Pretty Woman" - Roy Orbison

Por ahí apareció un Ricky Nelson & The Everly Bothers y lo que son las damas del Rockabilly que intentaban emular o ser la versión femenina de Elvis. Janis Martin que firma para ARC semanas después de firmar Elvis, con temas como “Drugstore Rock” y “My Boy Elvis”, ambos de 1956, es la más fiel exponente de ello.

"My Boy Elvis" - Janis Martin
También aparecerían Wanda Jackson haciendo “Let`s Have a Party” y Brenda Lee con hitasos como lo fueron “Bigelow 6-2000” de 1956 y “I`m Sorry” de 1960. 

"Bigelow 2000-6" - Brenda Lee

Por último Charles Hardin Holley, más conocido como Buddy Holly. Si bien Buddy dejaría tempranamente este mundo, es considerado, casi que por consenso uno de los artistas más importantes e influyentes de la escena musical y principalmente del Rock de los años 50`s.

Buddy firmaría contrato con Decca, una de las grandes discográficas de la época, en el mismo momento en que Elvis firmaba con RCA. Con la diferencia de que en un primer momento, Buddy no contaría con el éxito por el que atravesaba Elvis. Luego de un primer fracaso profesional y ya de vuelta en Lubbock, su ciudad natal, Buddy conocería a un productor llamado Norman Petty con quién grabaría todos sus grandes éxitos. Por ese entonces, dos discográficas subsidiarias de Decca se interesarían en este material: Coral y Brunswik. Con la primera trabajaría como Buddy Holly a secas, con la segunda, bajo una formación conocida como The Crickets. Esto le dio la posibilidad a Holly de dar a conocer su música y a su vez apuntar a diferentes públicos, acaparando una mayor parte de mercado.


“Don`t Fade Away” - Rolling Stones (de Buddy Holly)

Algunos de sus grandes éxitos fueron “Peggy Sue” y “Oh Boy!” de 1957 y “Maybe Baby” de 1958. Artistas como los Beatles y los Rolling Stones se verían influenciados apenas unos años más tarde por el trabajo realizado por Buddy.

“Words of Love” - Beatles (de Buddy Holly)

En 1971 Don McLean en su canción “American Pie” describiría la muerte de Buddy Holly como “el día en que el rock murió”.

"American Pie" - Don McLean

El día que el rock murió
Uno de los primeros soldados caídos fue Little Richard. Parece que allá por 1957, el Little viajaba en un avión que lo depositaría en alguna ciudad de Australia, vaya uno a saber dónde. Australia es muy grande, en fin. El avión se empezó a sacudir más que epiléptico en Rock`n Samba y de pronto se le incendiaron los motores a lo que medio que defeccionó desde lo anímico el Little y le empezó a rezar al de arriba y a prometerle cosas del estilo de: “si me sacás con vida de ésta te juro que dejo el Rock, los vicios y el maquillaje, todo...ta, ponele que el maquillaje no. Pero lo otro todo” o “hacé que llegue vivito y colendo a tierra firme y me convierto en tu siervo”, y cosas del estilo. Cuestión que Dios que medio que le va lo de ser señor feudal y eso le copó la idea y lo bajó sano y salvo. ¿Y a que no adivina que pasó con Little Richard? No. No se murió electrocutado en medio de un show en el teatro de Sidney. Dejó el rock, se convirtió en predicador de los pentecostales y pasó unos años diciendo que había dejado el rock porque era música del Diablo y el Diablo lleva a los hombres a la perdición, clubes nocturnos, promiscuidad, etc.

"Long Tall Sally" - Little Richard

En el año 1958, muy poco tiempo después del incidente de Little Richard, se suscitarán otros dos hechos que dejarán aún más diezmado al Dream Team del Rock & Roll del momento. Por un lado, parece que el Jerry Lee Lewis de la gente, andaba con tanta cosa en la cabeza -que giras, que sesiones de grabación, que ir a una radio por allá, que un programa de televisión por acá- que se le olvidó firmar los papeles de divorcio de su segunda esposa antes de casarse con la tercera. Que por esas casualidades de la vida resultó ser su prima. Y aclaro, según las leyes uruguayas ya era imputable dado que tenía trece años y si es imputable ya puede cruzar la calle sola y si puede cruzar la calle sola ya puede... Aaah ¿Qué? Que usted nunca haría algo así. Nuestro procer sí. Y seguro que en la Banda Oriental por aquellas épocas estaba menos atareado que el Jerry y sin embargo también se casó con la prima, que no sería menor, pero bien sabemos que le llegaba la señal en diferido y aca nadie dice nada. Así que a no juzgar.

"Last Man Standing" - Jerry Lee Lewis

Por su parte, Elvis, que bastante mala impresión había causado entre las señoras de las cuatro décadas, se enlistaba en el ejército buscando darle un lavado de cara a su ya manchada reputación. Claro que detrás de esta idea estaban su productor Colonel Parker y la gente de RCA que le dijeron algo así como “dale Elvis, andá y enrólate que la gente te va a amar. Y poné cara de contento por estar sirviendo a tu país. Ah, sí. Pero antes grabate estas ocho millones de canciones así nosotros tenemos algo pa tirar de vez en cuando viste. Para parar la olla y para que tu éxito no decaiga aunque vos sí decaigas allá. Digo, porque los accidentes pasan y...

"Always On My Mind" - Elvis Presley

Al año siguiente serán tres los hechos que terminen por sepultar, aunque más no sea de forma provisoria, al Rock & Roll. El primero de ellos corresponde a un pequeño incidente que tuvo como protagonista a Chuck Berry que por tratar de obrar de buena fe terminó arrestado. Es que había una jovencita que necesitaba con urgencia viajar de un Estado a otro y no tenía como y el bueno de Chuck se ofreció muy desinteresadamente a darle un aventón. Pero como siempre, países conservadores como los Estados Unidos crean leyes conservadoras y en este caso una en particular que pondría a Chuck tras las rejas: la Mann Act, que a grandes rasgos versa sobre la infracción a nivel federal que se comete al transportar menores de un Estado a otro Estado sin el permiso correspondiente. ¿Qué me había olvidado el detalle de que la botija era menor? Y bueno, nimiedades.

"Johnny B. Goode" - Chuck Berry

El segundo acontecimiento que se dio en 1959 y que se tomaría casi que como punto de quiebre cubriendo al mundo del Rock con un manto negro, fue la temprana muerte por causas naturales de un joven Buddy Holly. ¿Qué no fue natural? Lo desafío a usted a que me diga si no es natural morir después de que el avión en el que viajás se de de pico contra el suelo.
Para 1959 todos estos nenes, fuese por el motivo que fuese, se encontraban fuera de las gateras. El rock ya no contaba entre sus filas con estrellas de peso. Figuras carismáticas y controvertidas que retroalimentaran con su música y sus desaires a un mundo de la música polarizado en defensores a ultranza y fanáticos por un lado y por el otro, a detractores y cuestionadores de esta nueva onda. No obstante, faltaba un incidente -el cual ya mencionamos en esta columna- que terminaría por tirar todo abajo lo construido hasta el momento: el caso Payola.

La investigación Payola
Haciendo apenas un poco de memoria, vamos a recordar que quienes estaban invirtiendo fuerte en el asunto del Rock eran las discográficas independientes, las indie. Exceptuando el caso de RCA con Elvis y otros músicos, y algún otro caso en particular como el de Decca, los grandes productores y sus discográficas -los de la vieja guardia- creían que el rock era una moda pasajera. Tonta, vacía y pasajera. Y sus músicos y sus seguidores poco menos que estultos. Que el orden natural dentro del mundo de la música que reinaba hasta 1945 iba a volver por sus fueros y ellos iban a estar ahí para alzarse con la victoria, que era terrible buscona la victoria esa. De hecho, grandes compañías como Columbia se jactaban de no tener a ningún rockerito mugriento de esos en sus planillas.

Sin embargo, las cosas no venían pintando del todo bien para ellos que veían como las indies de la mano del Rock ganaban peligrosamente cada vez más terreno en los charts, en la radio, en el público, en lo comercial y por supuesto que en lo económico. Es por ello que ni lentos ni perezosos se pegaron una vueltita por el congreso en Washington D.C., hablaron con una gente amiga y les dijeron que las discográficas independientes utilizaban ciertos métodos extorsivos para poder entrar en el mercado (radio, rocolas, tiendas de discos). Cosa que no escapaba a la realidad, pero que también las grandes discográficas hacían. 

El gobierno norteamericano instaló un comité de investigación llamado The House Special Subcommittee on Legislative Oversight para estudiar los posibles casos de extorción y ahí sí que se armó la gorda. Acusaciones por todos lados, detenidos, gente que tuvo que cerrar su negocio, etc.
La principal consecuencia de todo esto fue que las radios comenzaron a cuidarse de recibir obsequios a cambio de pasar tal o cual canción, porque si eran descubiertas corrían el riesgo de perder la licencia y por ende la onda de transmisión.

Esto afectó directamente a las indie labels que por un lado no pudieron hacer frente a las multas económicas impuestas por el comité en aquellos casos donde se comprobaron casos de extorsión y por otro porque no pudieron competir más con las discográficas más grandes que comenzaron una vez más a acaparar el mercado.

7 comentarios:

Fabián Iturrioz Boerr dijo...

Impecable. Chas gracias!

zorro d colonia dijo...

muy buena columna.
Petacular

Mauro M. dijo...

Muy bien Evil, muy bien.

Destaco la metafora del epi y el Parque Rodo y el uso de la palabra "estulto" en medio del texto.

Ademas de que el contenido esta precioso, claroesta.

Kurco vein dijo...

Aguanten los Pixies y los Mockers.

Kurco vein dijo...

Todos los días ando por buscar qué significa estulticia.

Alvaro Fagalde dijo...

Muy buena columna.

Aguante Pecho e fierro.

Laura Prieto dijo...

q raro,aún nos gusta el rock?a pesar de haber cambiado tanto.....