martes, 17 de junio de 2014

¿Cómo les va a los cuartos?



Como nadie ignora, nuestro país salió último en las semifinales del pasado Mundial, al igual que en 1954 y en 1970, pero con la diferencia de que esta última vez ese cuarto puesto generó intensos festejos populares, con una sociedad muy feliz de haber llegado a la élite del balompié mundial y de haberse encaramado en los lugares de privilegio del anteriormente criticado ranking FIFA, para nunca más abandonarlos. O eso creemos.


Repasemos cómo les ha ido a los seleccionados que han conseguido el cuarto puesto al llegar (o no) al Mundial siguiente, desde que perdimos las semifinales del 70 contra el mejor Pelé:

1974 – Uruguay – (13º en 16) - Cabeza de serie,  eliminado en primera ronda realizando la más triste campaña celeste de toda la historia, lo cual es bastante decir. Fue mi primera Copa del Mundo y créanme que quedé traumado.
1978 – Brasil – (3º) – Garcado en segunda fase x Argentina y Perú, en recordado incidente deportivo-castrense.
1982 – Italia – Campeón.
1986 – Francia – (3º) – Cayó en semis con Alemania Federal.
1990 – Bélgica – (11º en 24) – Marcharon en octavos de final con Inglaterra.
1994 – Inglaterra, justamente – Ni clasificó
1998 – Bulgaria – (29º en 32) - Últimos en el grupo D en primera fase.
2002 – Holanda – Minga de clasificar.
2006 – Corea del Sur – (17º en 32) – Eliminado en primera fase.
2010 – Portugal – (11º en 32) – Eliminado x España en octavos.
2014 – Uruguay – Sin Luisito.

¿A qué conclusiones científicas llego con ésto?. A ninguna, lamentablemente. Los resultados van desde unos tanos que te salen campeones cuando más feo juegan hasta unos ingleses y holandeses que defeccionan alegremente o unos búlgaros y surcoreanos que vuelven rápidamente a su habitual mediocridad.

Faltaron mencionar: Austria en 1934; Suecia en 1938; España en 1950; Alemania en 1958; Yugoslavia en 1962 y la URSS en el 66. Por lo menos, se puede decir que nadie más ha salido cuarto en un Mundial más de una vez, lo que no sé si es bueno. Supongo que sí.

Se me podrá discutir que los yugoslavos en 1930 habrían perdido estadísticamente el tercer puesto con Estados Unidos por diferencia de goles, pero aquella vez todavía no se había inventado el partido correspondiente. Y además Yugoslavia no existe más, excepto como una calle en Nuevo París.

(Publicado en Brecha el 13/6/14. Tiene una palabra vulgar que la censura tupamara no dejó pasar.)

10 comentarios:

Alvaro Fagalde dijo...

Ultimamente, escribe cualquiera en Brecha...

Kurco vein dijo...

Digan lo que digan las estadísticas la tenemos complicadísima.

Carles dijo...

Te aburguesaste Fagalde. Bien ahí.

Mauro M. dijo...

Carles, los maridos de Reyes están publicando en Brecha, así que vos sos el próximo.

Felicitaciones!

Mauro M. dijo...

(Si, ya se, yo lo digo de celoso...)

Kurco vein dijo...

Esto es la jaula de las locas

Alvaro Fagalde dijo...

Vos mandá algo pal jueves o no vas a publicar ni en Paula.

FlacoRamón dijo...

con todo respeto . no entiendo un sorete. mejor pone fotos de minas en bolas

LaSordaDeMierda dijo...

...ese cuarto puesto generó intensos festejos populares...agrego: que, en mi opinión, se han convertido en mufa para este mundial.

Lanchita Bissio dijo...

sigo sin entender...