miércoles, 9 de abril de 2014

Salada la canchita: YETPAP 2


Algunos recordarán la aparición del Y.E.T.P.A.P. (Ya es tarde para asociarse a Previsión) en nuestra columna para recordar a la gente que tuvo su carrera en el cine pero un día se olvidó de seguir respirando. Aquella vez hubo una andanada de directores fallecidos, mezclada con el Philip S. Hoffman que le dio al polvo como si fueran confites.

Hoy volvemos. No es que se haya muerto tanta gente famosa -ni falta que hace- pero la Parca anda haciendo horas extras en estos tiempos con la gente que hace películas. Ya le hicimos una columna especial al genial Alain Resnais y mencionamos al pasar a Joan Fontaine que aguantó un poco menos que su archienemiga hermana Olivia de Havilland, que también tuvieron su momento de gloria al aparecer en Salada la canchita. Esta vez le tocó al simpático Vadinho, a una talentosa directora checa y a dos niños prodigios en USA cuando eran niños, hace ya mucho tiempo. 


+ Capaz que el nombre no les decía nada a varios, porque Jose Wilker no volvió a tener otro éxito internacional como "Doña Flor y sus dos mariddos" (1976), dirigida por un apenas veinteañero Bruno Barreto, que sí sirvió para catapultar a la no tan linda pero sí muy sexy Sonia Braga. Había aparecido en
"Xica da Silva" y después se le vio en "Bye bye Brasil" pero no volvió casi a aparecer en nuestras pantallas. Sin embargo, "Doña Flor..." con sus nueve meses de permanencia en la cartelera de estreno montevideana sigue siendo el mayor éxito de todos los tiempos, con sus más de 300.000 espectadores. En segundo lugar está "Titanic", que anda por los 200.000, si a alguien le interesa.

Basado en una novela del genial Jorge Amado -cuyo éxito como escritor ha hecho olvidar que escribía realmente muy bien y era muy crítico de su sociedad- pareció una excelente combinación entre la Sonia, que no era una muñequita pero que largaba chispas y el José, brillante como atorrante irresponsable y mujeriego pero mucho más atractivo que el aburrido pero sensato Teodoro.Bahía nunca estuvo tan atractiva y la música de Chico Buarque nunca tan adecuada.

Wilker, un tipo inteligente y culto, siguió filmando pero nunca la volvió a pegar como acá en cine, aunque le fue bastante mejor en la televisión donde fue, por ejemplo, el protagonista del mayor éxito de la televisión brasileña: "Roque Santeiro" en los ochenta, una telenovela que paralizaba a todo el país (se cerraban oficinas y comercios cuando empezaba).

 
O que será (Chico Buarque)

 
Fragmento de "Doña Flor y sus dos maridos"

+ Vera Chytilová fue una de las principales realizadoras de la llamada generación de la Primavera de Praga en los 60, especialmente recordada por "Las margaritas" (1966), algo así como una comedia con el surrealismo tan checo que no se inventó en la época en que querían reformar al socialismo cuadrado y dirigido desde Moscú.

La Chytilová estuvo unos años silenciada, retornó al trabajo en 1976 con "El juego de la manzana" y pudo refugiarse en comedias feministas que no dejaban de tener sus críticas al sistema. Una vez caído el comunismo, siguió burlándose de súbitos demócratas acomodaticios y del estúpido verso de "todos millonarios" que le había vendido el capitalismo posterior. El sarcasmo y el desparpajo que exhibió la Vera en toda su carrera es muy propia del país que, sin embargo, parece ser el que mejor la ha llevado desde que se vino abajo aquello.

Fragmento de "Las margaritas"

+ Las nuevas generaciones -y la mía tampoco- ya no recuerda a Mickey Rooney. Tampoco es que se pierda mucho. Petiso con ganas, con una cara de yanqui feísima, estrella de la comedia musical en sus tiempos de oro se nos fue a los 90 y pico.

Sí, no se parecía a nada pero se casó como ocho veces lo que no sé qué quiere decir pero indicaría que algún encanto tenía, especialmente si consideramos que la primera de sus esposas fue el caballo de Ava Gardner en su esplendor (ver foto). Nadie sabe que le veían -me refiero a los admiradores de su carrera cinematográfica- en la que es más recordada su dupla con Judy Garland, la cual no tuvo por cierto una vida tan larga. 

+ También se había muerto Shirley Temple. Otra que se había hecho famosa hace millones de años con esas películas que les gustaban a nuestros padres y a nosotros nos abollaban las bolas cuando las pasaban en la televisión blanco y negro. Fue una de las pocas niñas prodigio de Hollywood que siguió estando buena cuando le crecieron las tetas. No tuvo mayor importancia artística ni comercial durante su carrera adulta como le ha pasado a prácticamente a todos los actores explotados como encantadores nenes cuando dejan de serlo, con una clarísima excepción en el señor arriba mencionado.

Pero por lo menos no terminó mal como tantos otros y llegó hasta vieja bastante bien conservada, dedicándose a hacer de embajadora para los gobiernos republicanos. La ilustración no es en realidad una foto de la Shirley sino un cuadro que le dedicó el loco lindo (y franquista) de Dalí.

Qué tema el de los niños prodigios... Hay una película notable: "¿Qué pasó con Baby Jane" (1962), dirigida por Robert Aldrich, donde la gran Bette Davis es una vieja que fue una famosa actriz prodigio que vive con su hermana (Joan Crawford), quien no tuvo la adoración ni los privilegios de la otra. Ahora, Baby Jane y su hermana Blanche se dedican a sacarse el cuero, saldando viejos rencores, agravado por el hecho que la que era una celebridad ahora está más loca que Julio C. Gard y se cree que aún es una niña aclamada por el público.

7 comentarios:

Unknown dijo...

Cuando éramos niños los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana no existía.

Luego cuando muchachos, los viejos eran gente de cuarenta
un estanque era un océano
la muerte solamente una palabra

Ya cuando nos casamos, los ancianos estaban en cincuenta
un lago era un océano
la muerte, era la muerte de los otros.

Ahora veteranos ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
la muerte empieza a ser la nuestra.

MB

Unknown dijo...

Jose Wilker, ¡que valor!
Todavía me recuerdo en el Plaza, viéndolo arriba del ropero.
Y la Sonia haciendo de MILF turrita... inolvidable.

Alvaro Fagalde dijo...

Tranquilo, Unky. No te toqués acá, adelante de las chicas.

eleBennet dijo...

Me asusté, Faga. Leí YETPAP, y creí que se venía la descripción de alguna preinstancia del Papanicolau

Unknown dijo...

Y Ud. Fagalde, que momento para hablar de muertos, justo hoy que juega Defensor...

Alvaro Fagalde dijo...

Vamo arriba la viola, que clasificó.

Mauro M. dijo...

Gran sponsor la muerte.