viernes, 7 de marzo de 2014

HISTORIA DEL ROCK

HOKUM BLUES


Hokum Blues se denominaba a aquellas canciones supuestamente exclusivas del R&B, que a través de la utilización del doble sentido, las metáforas, las analogías y el humor, hacían referencia a temáticas de índole sexual, sin expresarlo de forma explícita.

Como tal, esta singular variación del R&B, fue considerada no menos que peligrosa, irreverente, impía, blasfema y controversial, entre tantos otros calificativos. Ello sucedió, principalmente, dentro de la comunidad blanca, que horrorizada ante semejantes cochinadas en forma de canciones, hacían lo imposible para que sus jovencillos no tuviesen acceso a las mismas.

Sin embargo, este elemento no fue explotado únicamente por los negros. No señor, no señora. Pero claro, decir negro en aquella época era poco menos que sinónimo de caca, vió. Como cuando  usted no quiere que el nene le toque la cajilla de pitillos que dejó sobre la mesa ratona o el vaso de Breeder`s Choice on the rocks y le dice “Caca, caca. Eso es caca. El nene no toca la caca.” Y acto seguido, usted se empina el vaso con el líquido elemento. Bueno, así. Por eso, todo lo malo o supuestamente malo, según lo moralmente establecido por la masa dominante, era achacado a los negros y sus comunidades.

Pero hete aquí, que los blancos pillines también gozaban de sus propios Hokum(eses) Blues(eses). Sin ir más lejos, el bueno de Jimmie Rodgers fue uno de sus más célebres intérpretes.

En 1930 grabó el tema intitulado "Pistol Packing Papa" que versa, en su primera línea, ma someno sasí: “soy el papá de la pistola enfundada, y cuando camino por la calle, vos podés escuchar a todas esas mamasas gritando: no me des con la pistola”.
¿Verdá que es una asquerosidá? ¿Ah, no? Bueno. Pero deje volar un poco la imaginación y sitúese en 1930 antes de Olmedo, Yayo y el Bananero y va a ver que le va a parecer una ordinariez.


Vale aclarar, que estas canciones no eran pensadas para ser dirigidas a un público adolescente, más bien todo lo contrario. No obstante, resultaba realmente difícil que los padres entendieran esto, por lo que rapidamente se generaron cientos de reacciones contrarias a este subgénero perteneciente al R&B.

STAGGER LEE


Una de las razones por la cual los blancos tendieron a malinterpretar este género fue, básicamente, porque no conocían absolutamente nada de las comunidades negras y su cultura. Punto y aparte. Otra... -punto y aparte dije.

Ahora sí. Otra de las razones está vinculada al mito de Stagger "Stack" Lee. Sí, sí, aunque usted no lo crea, a un mito.
El Lee este, aparentemente fue un negro proxeneta que a finales del siglo XIX mató a unos flacos y se empomó a cuanta muchacha blanca se le cruzó por el camino. O algo así. El asunto es que este tal Stagger Lee fue un tipo realmente jodido y de su historia -cierta o no- se creó toda una leyenda y hasta se hizo un tema que fue infinitamente versionado a lo largo de la historia.

Entonces usted, padre de una joven y bella adolescente, luego de haber oído las atrocidades perpetradas por Stagger, al escuchar a un moreno elemento cantar cosas referidas a la chanchada y no conocer nada acerca de su cultura, la primera idea que se le cruzaba por la cabeza era que un morenote fornido y de voz profunda iba a irrumpir en su hogar, tomar a su hija por la fuerza y desflorarla, por lo que, claro está, usted iba a tomar cartas en el asunto para que ello no sucediera.

Una de las primeras medidas fue crear comisiones de esas de “Buenas Costumbres Blancas” y nombres por el estilo, desde donde poder enviarle cartas al gobernador de turno para que prohíba esa música obscena, creada por negros violadores.

“Stagger Lee” - Nick Cave

PINTALO DE BLANCO
Quienes vieron con buenos ojos que el Hokum Blues comenzara a acaparar los primeros puestos de los charts de R&B cada vez con más frecuencia, fueron los músicos blancos. Deseosos éstos, de también poder sacarles el jugo a los mencionados hits promiscuos, empezaron a pensar en cómo hacer para versionar los temas, sin que ello les significase el suicidio artístico.

Así fue como comenzaron a modificar las letras, sustituyendo las partes que tenían referencias sexuales por referencias al baile. O simplemente alegando que dichas referencias estaban todas vinculadas plenamente al baile. Esto generó, que de cierta forma, lo sexual estuviese subliminalmente relacionado al baile en sí, pero que en las mentes puritanas no se entendiera así.

Lo bueno de todo esto, es que los temas pasaron a ser aptos para todo público, pudiendo así, un chico blanco de clase media, mover la patita con la versión del siempre simpático Bill Haley & His Comets de "Shake, Rattle & Roll", que originalmente fuera grabada por “Big” Joe Turner, sin temor a recibir una reprimenda.

Y todo porque nunca nadie se iba a enterar que cuando la canción hablaba de sentirse como un gato con un solo ojo -y atiéndase esa metáfora- queriendo entrar a la tienda de alimentos provenientes del mar, no se estaba refiriendo a un gato de un solo ojo queriendo entrar al local de alimentos marinos, sino que estaba haciendo referencia al “Old In-Out”, diría años más tarde el entrañable Alex. O sea, estaba hablando de la pija enadentrándose en la concha, por si no le quedó claro.

Como resultado, los grones comenzaron a quemarse porque decían que no se los respetaba, ni se les daba las mismas oportunidades que a los blancos, que lo único que hacían era robarles sus temas, cambiarles el significado o modificar un poco la letra y luego gozaban del éxito que a los pobres morenos les era esquivo.


TOCAME ESTA
A continuación, algunas de las canciones más reconocidas del Hokum blues:

“Meat Balls” - Lil Johnson


“Got out late last night, in the rain and sleet, tryin` to find a butcher that grind my meat. Yes, I`m lookin` for a butcher, he must be long and tall if he want to grind my meat. ´Cause I`m wild about my meat balls”

“Salí tarde anoche, bajo lluvia y aguanieve, tratando de encontrar un carnicero que me muela la carne. Si, busco un carnicero, él debe ser largo y alto si quiere molerme la carne. Porque soy salvaje por mis albóndigas”


Claramente la Lil quería preparar albóndigas para acompañar los tallarines. No hay objeciones al respecto.

“Let Me Play With Your Poodle” - Tampa Red


“Yes, two maids that were layin` in a bed. Well, one turned over, this is what she said: Can I play with your poodle? Can I play with your poodle? Can I play with your poodle? I mean your little poodle dog!”

“Si, dos criadas que yacían en la cama. Bueno, una dada vuelta, y esto es lo que dijo: ¿Puedo jugar con tu caniche? ¿Puedo jugar con tu caniche? ¿Puedo jugar con tu caniche? ¡Me refiero a tu pequeño perro caniche!”

¡Dale Tampa, soltá al Toby!

“Sixty-minute Man” - Billy Ward & The Dominoes


“There`ll be 15 minutes of kissing, then you`ll holler please, don`t stop, there`ll be 15 minutes of teasing, and 15 minutes of squeezing, and 15 minutes of blowing my top.”

“Habrán 15 minutos de besos, luego tu gritarás por favor no pares, habrán 15 minutos de bromas, y 15 minutos de apretujones, y 15 minutos de explosión (eyaculación).”


Otra que sexo tántrico con Sting. A más de uno del blog le hubiese gustado conocer al Billy.


Próxima entrega: La movida joven en los ´50.

11 comentarios:

Kurco vein dijo...

Evil, nos encanta tu columna.

Diego Floyd dijo...

Selente Evil, muy disfrutables tus columnas. De ahí vendría entonces lo de apuñalar el gato. Ta más que claro

Andrés Reyes dijo...

Creo que este fragmento debería entrar en la más selecta historia del blog:

"O sea, estaba hablando de la pija enadentrándose en la concha, por si no le quedó claro."

Sublime.

Andrés Reyes dijo...

Por lo demás, ¿qué vendría a diferenciar al Hokum Blues de un couplé protagonizado por Claudio Rojo?

ilich nin dijo...

La verdá que bastante cerca de lo que fue el cuplé de Araca en el 2012, unas metáforas preciosas, el Kurco debería estudiar un poco este material. La Lil en caso de sobrevivir serìa una digna e ilustre visitante del blog, me la imagino pidiendo almóndiga con mayúscula... y la indiada aullando

Lanchita Bissio dijo...

fantastic!!!
esto de doble sentido tenía poco, no? era un sentido liso y llano...
lo q nos gusta a losotro, eh?

Saul Goodman dijo...

Excelente columna.. un deleite para un sábado de tarde.

Saul Goodman dijo...

Esto es Cluadio Rojo, pero no es mucho del doble sentido, es un poco más directo.. espero que lo disfruten

http://www.youtube.com/watch?v=_UvDlmf0nss

Diego Floyd dijo...

era centro de gol

elCofre dijo...

Sublime

elCofre dijo...

dan ganas de dedicarse al Hokum Blues