martes, 11 de febrero de 2014

Press Start: El quinto beatle por una tarde

El 30 de enero de 1969 los Beatles tocaron por última vez en vivo la azotea de Apple Corps, para separarse definitivamente casi un año después. Durante las décadas siguientes se lanzaron multitud de recopilaciones, temas inéditos, documentales, libros, y un videojuego: Rockband: The Beatles.

Rockband es una serie de videojuegos musicales de la empresa Harmonix, heredera de los más populares (por lo menos de nombre) Guitar Hero, donde el jugador “toca” con un control-guitarra una serie de botones de colores que imitan las notas, y que al presionarse correctamente hacen que suene la melodía, algo emparentado con las viejas y queridas “alfombras de baile”. No se parece ni de cerca a tocar en serio, pero para muchos es una forma de arrancar, o de cumplir un sueño imposible.

La serie Rockband innovó en el hecho de que además de la guitarra se incluyen bajo, batería y voz al mismo juego, con esta última funcionando de manera similar a un karaoke, aunque incluso se obtienen más puntos al cantar en la misma altura (musical, obviamente) que el cantante.
Los instrumentos lanzados como acompañamiento del juego, basados en los de la banda inglesa.

En 2009, coincidiendo con el re-lanzamiento de la discografía remasterizada de la banda se lanzó la versión de The Beatles, que contó con la estrecha colaboración de los dos miembros de la banda que aún continúan vivos: Ringo Starr y Paul McCartney, así como la ayuda de Yoko Ono, Dhani Harrison (hijo de George, quien realizó el acercamiento entre Harmonix y Apple Corps) y Giles Martin, el hijo de George Martin, el legendario productor musical de la banda.

El juego incluye 45 canciones de la banda de Liverpool, con sonido de alta calidad (se incluyeron más adelante como contenido descargable los discos completos Abbey Road, Rubber Soul y Sgt. Pepper’s…, así como la canción All you Need Is Love. Mientras el jugador toca y canta, de fondo vemos videos animados de la banda cantando a lo largo de su historia, desde los inicios en el Cavern Club, hasta las sesiones en el estudio de Abbey Road (donde la banda “sueña” mientras toca, lo que no resulta llamativo conociendo el historial de los Fab Four con las sustancias psicoactivas). Todo esto va acompañado de imágenes de la banda que se van desbloqueando a medida que se completan las canciones, así como otros “bonus” como las grabaciones navideñas de los Beatles.

La principal novedad del juego fue la inclusión de realizar armonías a 3 voces, uno de los recursos más característicos del grupo inglés.

El juego fue muy bien recibido, tanto por la prensa como por los fanáticos, algo que generó alivio entre los creadores dado que se estaban metiendo con una de las bandas más importantes de la historia de la música.


Estas son la introducción y el video de cierre del juego, realizados por Peter Candeland, quien ha trabajado con la banda Gorillaz. Dos joyitas:

5 comentarios:

Alvaro Fagalde dijo...

LO QUIEROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!

Ce dijo...

Que preciosidad, por el amor de nuestro señor jesucristo!

Ce dijo...

Nico, si tenés este juego tenés la obligación moral de llevarlo a la misión para jugar un rato. O hacemos algo un día en tu casa... no sé... vos ves. Acá hay muchos que tienen hermana, o si lo preferís yo tengo hermano. Es cuestión de arreglar.

Mauro M. dijo...

Este juego, algo para beber y un "octavio". No puede fallar!

Lanchita Bissio dijo...

con cada columna del nico me percato (tarde) q me estoy perdiendo un universo muy interesante! Algún dia me adentraré en el con estas guías y no sé si saldré indemne...