viernes, 21 de febrero de 2014

HISTORIA DEL ROCK

EL RHYTHM & BLUES EN SUS INICIOS II


Adentrándonos ya en lo que sería la primera mitad del siglo próximo pasado, nos encontramos con que esta corriente musical denominada R&B y asociada plenamente a los negros y su cultura, empieza a mudarse de región. Este traslado cultural y musical va a estar determinado principalmente por las migraciones internas que comienzan a suscitarse en el país de las libertades. Los negros, que vivían en las zonas rurales del sur y trabajaban los campos, deciden emprender viaje hacia las zonas industriales del norte, tratando de huir del mundo que conocían, en busca de nuevas y mejores oportunidades laborales y de vida. Pero muchas veces, sin tener ni una puñetera idea de cuál sería el destino que los esperaba al término del viaje.

He aquí un breve fragmento de un joven tratando de conseguir un boleto de tren con destino a, ¿a?:

ESTACIÓN DE TREN EN MISSISSIPPI - 1940 aprox.

Boletero blanco (B) - ¿Qué hacés por acá negro? ¿No tendrías que estar trabajando?
Chester Arthur Burnett (C) -No señor. Hoy es mi día libre, señor.
(B) -¡Día libre, eh! ¡Jah! Seguro te escapaste y tu dueño...eh...quiero decir patrón te anda buscando.
(C) -No señor, en serio que...
(B) -Da, da, da...Decime qué querés que no puedo andar perdiendo el tiempo con seres como vos.
(C) -Un boleto de tren, señor.
(B) -Y me lo querés robar. ¿No? ¡SEGURIDAD! SEGUR...
(C) -¡No, no, no, no! Sssssh Acá está la plata. Mire señor. Pero por favor, no llame a la policía.
(B) -Mmm...Mejor ni pregunto cómo la obtuviste.
(C) -Trabajando señor. Además es sólo un dólar con 75 centavos, señor.
(B) -Fortunas, negro, for-tu-nas. Pero claro, ustedes no saben apreciar nada. ¿Y a dónde querés ir?
(C) -Al norte.
(B) -¿A alguna ciudad en particular?
(C) -Solo al norte señor.
(B) -Bueno. 1.75. Y llevá abrigo que se te va a congelar el culo ese de negro que tenés.


Algunas de las ciudades en dónde terminaron estos negros precursores fueron: Chicago, Detroit, Baltimore, Memphis, New York, etc.

Si bien las condiciones de vida cambiaron para mejor, seguía existiendo segregación racial, lo que generó que rapidamente los negros se congregaran en ciertos barrios y formaran sus propias comunidades.
Este hecho fue fundamental para que el R&B empezara a cobrar cada vez más y más fuerza. Una de las pruebas de ello son las Indie Labels o discográficas independientes, de las cuales hablaremos a continuación, y las emisoras radiales, que viendo el nicho de mercado que se comenzaba a gestar en estas comunidades negras, decidieron hincarle el diente al R&B.

CHESS RECORDS

Formada por Phil y Leonard Chess en 1947 y con sede en Chicago, Chess Records se convirtió en una de las principales discográficas indi. Fue asociada principalmente al blues surgido precisamente en esta ciudad. Lo que se conoce como un blues más eléctrico, el cual contó con grandes exponentes como lo fueron un Bo Diddley, el propio Muddy Waters, o lo que tiene que ver con un Howlin` Wolf. Pero también pasaron otros grandes músicos que no necesariamente tenían que ver con el blues, como por ejemplo Chuck Berry.

"After the Rain" Album - 1969

En sus inicios Chess Records se destacó por sobre otras Indi Label, por poseer un sonido más tosco, más sucio, más crudo en sus grabaciones. Está de más decir que este sonido solo fue posible gracias a las carencias técnicas que poseían y no a una búsqueda deliberada por parte de los Chess de un sonido que fuera característico de la compañía. Pero como ya sabemos, pelotudos siempre hubo y siempre habrá y por aquél entonces no faltó quien, al escuchar ese sonido sucio dijera ¡uh! ¡Pero mirá que copado esto! Si hasta suena mucho más vívido, más real. Más onda Old School. No como lo otro que es re artificial.

De hecho, esta Indi Label estaba conformada, literalmente, por los hermanos Chess y una secretaria que atendía el teléfono, hacía los trámites, las compras, limpiaba y mantenía relaciones carnales con sus jefes. Como toda buena secretaria que se precie de tal debe hacer. ¿Nocierto? Además de eso, contaban con apenas dos habitaciones que de 9 a 17 hacían las veces de oficinas para luego transformarse en estudio de grabación. Luego tomaban el auto y ellos mismos se encargaban de la distribución de los discos. Ni el Cerrito de Freddy Varela ha pasado por tantas penurias.


Pero con tesón y pujanza, tanto esta (¿cómo que cuál? Esta) como otras discográficas independientes lograron salir a flote y hacer algún que otro pesito que les posibilitara agregar un par de oficinas más.

ATLANTIC RECORDS

Fundada en 1948, en la ciudad de New York por Ahmet Ertegun y Herb Abramson, Atlantic Records era la cara opuesta a Chess Records. Su metodología de trabajo estaba más en sintonía con la forma de hacer las cosas en el mundo del mainstream. Hacían arreglos musicales, los músicos antes de grabar estudiaban las partituras y debían comportarse de forma profesional. Mientras que en Chess iban, zapaban, grababan y como quedaba lo ponían a la venta, en Atlantic trataban de encontrar el mejor sonido posible, no les gustaba nada eso de sonidos crudos o sucios, buscaban la perfección.

Tanto así que la segunda grabadora de 8 canales, aquella que Ampex le robó a los alemanes y que en su primera edición norteamericana fuera cedida por gentileza de Bing Crosby a Les Paul, la cual nombró como Pulpo. ¿Se acuerdan? Bueno, esa pero la segunda, fue a parar a Atlantic Records. Más precisamente, a las manos de su ingeniero Tom Dowd quien hizo las delicias en cuanto a grabaciones se refiere.

Algunos de los músicos más importantes de esta época que pasaron por Atlantic Records fueron: Ruth Brown, Ray Charles, Big Joe Turner y los Drifters. Todos ellos obtuvieron un más que merecido reconocimiento en los charts de R&B.

"Shake, Rattle & Roll"

SUN RECORDS

Fue creada en 1953, en Tennessee, por un tipo llamado Sam Phillips, que previo a fundar dicha discográfica, dedicó sus días a grabar de forma personal coros de iglesia, música cristiana y principalmente a cuanto negro se le cruzara por el camino puesto que el Sam adoraba la música que los morenos hacían. De hecho, previo a que en 1954 Elvis Presley grabara con Sun Records, el Sam trabajaba casi que exclusivamente con músicos negros, cosechando grandes éxitos como lo fuese por ejemplo un "Rocket 88", grabado por Jackie Brenston (que no era otro que el saxofonista de Ike Turner) y sus Delta Carts y que llegase al primer puesto en 1951 en los charts de R&B.

Alguno de los grandes artistas que pasaron por Sun Records fueron: Rufus Thomas, Jerry Lee Lewis, Carl Perkins, Johnny Cash, Roy Orbison y el ya mencionado Elvis.


“Oh, Pretty Woman" - 1987

EL CRECIMIENTO DEL R&B GRACIAS A LA TV

Si bien el subtitulo puede resultar no del todo veraz o, inclusive, falaz, lo cierto es que para finales de los años 40, los Estados Unidos sufren un cambio de paradigma a nivel del entretenimiento, puesto que la gran audiencia con la que contaba la radio, comienza a  volcarse a la mal llamada caja boba. Que tanto no lo debe ser ya que mal no le ha ido. Como a Julius. ¿Vió? Qué bien que se ríen de él y de sus poses y frases pero nadie puede negar que el hombre llegó.


Esto (el asunto de la migración de audiencia), generó grandes conflictos en las radios, puesto que el dinero que estaban acostumbradas a percibir por concepto de publicidad, comienza a ser volcado a la televisión, provocando, de esta forma, que muchos de los dueños de las emisoras pensaran en bajar la persiana. Pero hete aquí, que quienes comienzan a jugar un papel preponderante en toda esta cuestión son los sindicatos pertenecientes a los programas de radio que, al mejor estilo del OTAU OFP, sin importarles que el avión se le fuera a pique, se emperraron y decidieron seguir saliendo en el éter.

Como resultado, los dueños de las estaciones de radio tuvieron que ingeniárselas para comenzar a vender nuevamente publicidad de forma que les fuera redituable el negocio.  ¿Y cuál fue la estrategia?, se estará preguntando usted. Sencillo: lo que se conoce como público objetivo. ¿Y qué tiene que ver todo esto con el crecimiento del R&B?, me retrucará. Y yo le responderé diciéndole que entonces, si -y solo si- usted tenía una radio, pongamos por caso en Baltimore, bueno, usted iba a apuntar a un público mayoritariamente de color. Entonces usted iba a tener que sacar del aire esa publicidad que versaba sobre prolongadores de miembros y sustituirla por la de preservativos reforzados Extra Large. Y lo mismo con la música, en lugar de pasar Country comenzaría a transmitir R&B. Es así que cada vez más y más radios comenzaron a encontrar en la audiencia negra ese público al que apuntar.

De cabotaje: a diferencia de las grandes compañías discográficas (Decca, Mercury, RCA, Columbia, MGM, Capitol), las discográficas independientes eran estrictamente regionales, dificultándoseles sobremanera el llegar a tener un alcance nacional y masivo. Su enfoque estaba dirigido principalmente al R&B, siendo casi imposible figurar en los charts del mainstream pop, por lo que no representaban una competencia para las grandes discográficas. Esto hasta que llegó el Rock & Roll y ahí sí que se armó la gorda. Las discográficas independientes comenzaron a vender cientos y cientos discos y a introducirse en los charts del mainstream lo que hizo calentar a las discográficas de más peso que comenzaron a pensar en cómo devolver el golpe.




Próxima entrega: Radios regionales de R&B.

5 comentarios:

Alvaro Fagalde dijo...

Pa mi la columna está muy buena. No voy a poder ver los videos hasta el lunes, eso sí.

Alvaro Fagalde dijo...

Niquel va a salir en la columna?

zorro d colonia dijo...

no leo nada de los putos contrarios

Lanchita Bissio dijo...

opa! Y ese colado?

Am I Evil? dijo...

Niquel lo pida.