viernes, 14 de febrero de 2014

HISTORIA DEL ROCK

EL RHYTHM & BLUES EN SUS INICIOS I



El Rhythm & Blues (R&B) contó en sus inicios con una característica única y particular que lo diferenció del mainstream pop y del Country & Western. El término R&B -no tanto como estilo musical ya que abarcaba muchos otros géneros-, fue utilizado para delimitar o más bien segmentar demográficamente un mercado, el de los consumidores negros. Cuando se hablaba de R&B, se hacía referencia a la música que hacían músicos negros y que era consumida por negros, mas no a un género de música en particular.

Como un estilo musical perceptible -en términos históricos- el blues empezó a emerger a comienzos de los años 20.

Una de las principales figuras a mencionar de esta época es William Christopher Handy. El padre del Blues (The father of the Blues), como es conocido W. C. Handy, es considerado uno de los compositores más importantes de la historia del mencionado estilo. Tal es así que previo a la Primera Guerra Mundial, Handy ya había vendido un número realmente importante de partituras pertenecientes a temas tales como "Memphis Blues" o "St. Louis Blues" .

“Ole Miss Rag” - W. C. Handy

No obstante, si nos referimos a la estrella de blues por excelencia de los años 20, no podemos dejar de mencionar a Bessie Smith, que en 1923 con su “Down Hearted Blues” vendió más de un millón de copias.
Bessie contaba con una performance musical considerada cálida y amable. Ella, se podría decir, era poseedora de cierta sofisticación a la hora de cantar, mas no se caracterizaba por hacer grandes despliegues con su guitarra. Todas estas particularidades la diferenciaban de lo que se conoce como el blues del Delta que tenía como característica ser mucho más crudo, más tosco.

“Yellowdog blues” - Bessie Smith

Al notar el gran suceso por el cual atravesaba la querida Bessie, como siempre, los mercaderes de la música, esos buitres carroñeros despiadados, aprovecharon la volada y pensaron en mandarse a mudar a los interiores de la nación para ir en busca de nuevos talentos que pudieran tocar blues, reclutarlos, explotarlos artísticamente y hacer caja con ellos. Así fue que conocieron a Robert Leroy Johnson.

ROBERT JOHNSON



Robert Johnson habría nacido un 8 de mayo de 1911 en Hazlehurst, Mississippi y de seguro murió un 16 de agosto de 1938 cerca de Greenwood, Mississippi a lo que sería la tierna edad de 27 años. El motivo de su deceso -más allá de las diversas, surreales e inverosímiles teorías que se han esbozado a lo largo de los años- está más que claro: los contratos hay que respetarlos y Robert, como buen hombre de palabra que era, respetó el suyo. Creo que no hay nada más que agregar al respecto.

Johnson es asociado principalmente al blues rural. Este es el blues proveniente del Delta del Mississippi o localidades no urbanas del sur. Este estilo se caracterizaba por ser tocado por un único músico, en donde el músico en cuestión se dedicaba a cantar, tocar la guitarra y algún que otro instrumento como ser la armónica o simplemente golpear su guitarra para marcar el ritmo o, lo que es una imagen harto conocida, marcar el compás con golpes de pie en el piso. La idea era no andar preocupándose por seguirles el ritmo a otros músicos, por coordinar movimientos. Si uno quería agregar otro instrumento, otro compás, otro sonido lo agregaba y chau. Había que hacer lo que el espíritu indicara. Robert Johnson, con un sonido muy expresivo y en ciertas ocasiones muy crudo, fue el amo y señor de la década de los 30 al momento de seguir lo que su corazón le dictase.

“Cross Roads Blues” - Robert Johnson 

JUMP BLUES



A partir de los años 40 surge lo que se conoce como el Jump Blues que no es otra cosa que una Big Band de Jazz diezmada en sus elementos humanos. El asunto es que estas Big Band al salir de gira por lo general no contaban con los medios para poder llevar consigo a todos sus integrantes por lo que debían hacer una minuciosa selección (suponemos que sacando palitos o jugando piedra, papel o tijera) de quienes serían los que formarían parte de esas giras. Lo que se dice salir a la cancha con equipo de emergencia. Es así que comienzan a adoptar un sonido más típico del blues pero sin dejar de lado las raíces jazzeras.

En este período quien osó de llevarse todos los laureles fue el saxofonista Louis Thomas Jordan junto a sus Tympani Five. Quienes contribuyeron a base de grandes éxitos como “Caldonia” de 1945 y “Choo, Choo, Ch`boogie” de 1946 al traspaso o cruce de los charts, dado que mencionados hits de los charts de R&B también se convirtieron en hits en los charts del mainstream pop.

“Caledonia” - Muddy Waters

“Choo, Choo, Ch`boogie” - Louis Jordan

Hot 20 Beldent



Si bien no se considera que el mundo de la música haya sido un promotor ex profeso del racismo, si se puede decir que en cierta medida contribuyó a su aceptación o naturalización. Quienes estaban al frente del negocio no necesariamente veían a los consumidores por su color de piel, ya fuesen blancos o negros -y no es que estemos hablando de personas con problemas de daltonismo- ellos, por lo general veían un solo color, el verde, el del dinero y actuaban en consecuencia a lo que más les convenía para sacar los mayores réditos económicos posibles.

Tal es el caso de la creación de los charts, que en sus orígenes no fueron pensados para ser utilizados por los fans, sino que fueron diseñados para que quienes tenían algún tipo de vinculo comercial con la música (dueños de las emisoras radiales, casas discográficas, casa de venta de música, etc.), pudieran tener una mejor visión del mercado que los rodeaba. O sea que si usted era un joven emprendedor que vivía en un modesto barrio de Memphis y tenía la fija idea de poner un local de venta de discos porque un primo le había dicho que era el negocio del futuro, no iba a ponerse a vender discos de Bing Crosby o de Jimmie Rodgers porque de lo más seguro que el negocio no fuese a funcionar e inclusive hubiese grandes chances de que apareciera prendido fuego. Lo propio si usted era oriundo de Texas y no quería terminar con una de esas hermosas corbatitas marrones de cordel trenzado, de seguro no iba a poner una escuelita de música con un cartel que invitara a los vecinos a mandar a sus hijos para que conocieran los fogosos y sexuales ritmos del Hokum Blues.

Entonces para que usted no tuviese que pasar mayores calores fue que se crearon revistas como la Billboard o Cashbox, pensadas por y para los mercaderes de la música.

Tomando en cuenta los diferentes mercados existentes. A partir de 1945 aproximadamente, nos vamos a encontrar con tres charts. Uno que nuclea a los consumidores de música comercial que, como ya sabemos, era el mercado más grande e importante (blancos de ciudad de clase media, etc.); uno que abarca a los consumidores de Country & Western (blancos de bajos recursos, poca educación, etc.), al cual llamaron Hillbilly Records y finalmente otro que engloba a los consumidores de Rhythm & Blues (negros), el cual no tuvieron mejor idea que llamar Race Records. Aunque perfectamente podrían haberlo denominado como FN Records (Fucking Niggers Records) o WOWTWH Records (Watch Out With The White Hoods Records) que sería algo así como Cuidado con las Capuchas Blancas, pero este último es un poco largo de más y capaz no hubiese tenido tanta pegada en la población afrodescendeinte.




En siete días nada más: Rhythim & Blues en sus inicios II

11 comentarios:

ilich nin dijo...

que lo parió al negro Luis que hozó los laureles, y seguro para llevarselos tenía que cortarlos con la hoz... Se ve que era un tipo muy osado

Alvaro Fagalde dijo...

Esta coluna se va pa arriba, se va.

Diego Floyd dijo...

Gran columna Evilcito querido. Instructiva bien como para burros como yo que de blues conocemos BB King y la película del pibe de Karate Kid. Eso si, jamás osaría tocar una armónica.

Kurcovein dijo...

bien evil bien!
Espero que en próximas edicione stengas el decoro de poner algo de los pixies.

Kurcovein dijo...

o los mockers

Alvaro Fagalde dijo...

O de los Fatales

Carles dijo...

Hoy me levanté a las 6:30 preparé un mate y me puse al día con las quichicientas columnas de Am I bajo la etiqueta music que tenía atrasadas. La verdad es eccional, de las mejores cosas que se han visto en este blog, lo cual no es mucho decir o si. Gracias loco, la estás rompiendo, sigue así, en la misión te invito una cerveza de esas que vamos a pagar entre todos con el tique.

Lanchita Bissio dijo...

concuerdo con ilich, muy osada la columna. Y donde está el ruso, pa controlar estoy?

Am I Evil? dijo...

I catch it manga de putos. Pido las disculpas del caso por el error. Ya mismo comienzo con 10 series de 25 latigazos en la espalda. Que duela!



Carles: Esta semana estoy pagando el tique.



Am I Evil? dijo...

Kurco: tanto de los Pixies como de los Mockers se va a hablar. Pero todo a su debido tiempo. No seas ansioso.

Alvaro Fagalde dijo...

Si va por Louis Jordan, no podes pretender que hable de los Pixies, trolo.