miércoles, 1 de enero de 2014

Salada la canchita: Aura vas a ver, sotreta!

El reciente estreno de "La sospecha" ("Prisoners", en realidad) más que recomendable película, desembarco en Hollywood del canadiense Denis Villeneuve (*), responsable también de "Incendios" y la no estrenada "Politécnico". Al tipo parecen gustarle las tramas complicadas y medio enrevesadas para llevarnos a conclusiones nada tranquilizadoras. Como alguna vez abundaremos acá, es de esos a los que les gusta mostrarnos lo cruel, violento e injusto que puede ser este mundo y sus películas no suelen ser aptas para estómagos blanditos, pero su intención no es celebratoria de venganzas ni torturas sino denunciatoria y horrorizada.



A diferencia de tantas otras películas o capítulos de series que uno ha visto por ahí, en "La sospecha" con violencia nadie consigue justicia, respuestas ni nada. La crueldad es un abuso gratuito, sin sentido. Mirenla. Es superior a la media, sin duda.

Pero no traemos hoy ninguna película del Villeneuve que no corre Fórmula 1 ni se rompe los cuernos esquiando. Salada la canchita se queda en Canadá, país más que recomendable si uno se banca el ofri, para traer una producción de 2010 que trata el mismo tema que "La sospecha", inaugurando casi un subgénero junto a la norteamericana "El torturado" -también inédita- que podría describirse como "Dándole con todo al que mató a nuestro hijo".

7 días ("Les 7 jours du talion") fue dirigida por el televisivo Daniel Grou (mucho gusto, póngase cómodo) y es el recuento bastante metódico de la venganza llevada por el padre de una niña de 6 años violada y asesinada. El policía que lleva el caso (el gordito Remy Girard, habitual de Denys Arcand en "La decadencia del imperio americano", "Jesus de Montreal" y "Las invasiones bárbaras") tiene que encontrar al asesino -que será el secuestrado o no, no vamos a andar contando el final- y detener la venganza del padre enfurecido.

La película no se regodea en las torturas, prefiere analizar la evolución del comportamiento del vengador y de su esposa que se distancia de su decisión. Si bien no me termina de convencer el desenlace -no me lo creo- plantea un tema actual, duro, con bastante seriedad. Descuida un poco, me parece, la parte social del asunto, que daría para mucho mostrando a la gente apoyando (o no) al torturador. Bah, digo yo.   


(*) No, no tiene relación con el finado Gilles. Reyes, no insistas.

10 comentarios:

tenent dijo...

Precioso tema para arrancar el año...

Igual te banco Faga, la veremos (no hoy).




Lucho dijo...

El único que labura pal blog

Alvaro Fagalde dijo...

ERa eso o Disney.

Kurcovein dijo...

Petacular Faga petacular!

Kurcovein dijo...

Ta vivo el Cristian?

Kurcovein dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=yECd_Sz_zJ8

zorro d colonia dijo...

ah pero que lindo,el sueño de charles bronson

Diego Floyd dijo...

el gran Alberto Olmedo ha sabido guionar algunos films con esa temática basado en Stanislavski y Grotowski

Sofía BD dijo...

ahora cuando mamá desocupe el sillon me tiro yo a ver todo desde la columna 1

Diego Floyd dijo...

vot=SI localizadas color rojo sangre semicoagulada