martes, 14 de enero de 2014

Press Start: Round One...Fight!!!

El primer videojuego de peleas fue Heavyweight Champ, aparecido en 1976. Presentaba a los dos contendientes desde una vista lateral y el objetivo del juego, por supuesto, era sencillamente cagar a trompadas al otro. Saltemos a mediados de la década de los 80, donde una serie de juegos, sobretodo de origen japonés, popularizan el género y agregan un poco más de variedad en cuanto a jugabilidad.

Uno de esos títulos es lanzado por la empresa japonesa Capcom en 1987. Se llama Street Fighter. ¿Le suena?
Hay paises donde el juego se llamó así...
Street Fighter (peleadores callejeros, para aquellos no familiarizados con la lengua de Shakespeare) lanzado para maquinitas (o arcades, como se las conoce en el norte), incluia varias novedades en comparación con sus competidores, que acabarían por instalarse como rasgos característicos de los juegos de lucha: peleas divididas en rounds al mejor de 3, la posibilidad de ejecutar superataques al presionar la adecuada combinación de botones, la opción de elegir a nuestro personaje (aunque la opción era Ryu, el de kimono blanco y pelo oscuro; o Ken, el rubio de kimono rojo, además de que la elección dependía de si jugábamos como Player 1 o Player 2) y el cambio en los controles.

Hasta ese momento las maquinitas de pelea se manejaban con la palanca de movimiento y con dos botones, uno para piñas y otro para patadas. Dependiendo de la intensidad con que se los presionara, el golpe era más o menos fuerte, lo que obviamente, generaba que hubiera gente que incluso pisara los botones para tener más intensidad en los golpes. Street Fighter la hizo más fácil – y más barata, cabe aclarar: puso seis botones: 3 para puño (suave, medio y fuerte) y 3 para patear (suave, medio y fuerte también). Esto hasta el día de hoy es el estándar para los juegos de peleas.

En cuanto a trama (que aunque no lo crea la tiene), Street Fighter nos presenta un torneo mundial de peleadores, el World Warrior, donde luchadores de todo el mundo se enfrentan entre sí para llegar a la final ante el tailandés Sagat, el rey del Muay Thai. (Nota: Street Fighter tiene una historia inmensa por detrás de lo que pasa en la pantalla, la cual se desarrolla en multitud de películas, comics entre otros materiales “extra”. Si le interesa, en internet se pueden encontrar varios de estos contenidos.)


De todas maneras, el género de peleas comenzó a decaer, hasta que en 1991 el fénix resurgió de las cenizas (¿??) con el juego que lo cambiaría todo: Street Fighter II.

Sin dudas uno de los juegos más conocidos de todos los tiempos, su importancia para la historia de los videojuegos es tal que sus personajes han sido parodiados y referenciados no solo en otros títulos del género, sino que también en comics, e incluso películas, como en Wreck it Ralph (Ralph el demoledor) de Pixar.

SF2 incluyó otra serie de elementos hoy básicos para los juegos de lucha, como los combos (sucesión rápida de golpes al rival) y la posibilidad de elegir a cualquiera de los personajes disponibles, cada uno diferente entre sí. De un día para el otro, los juegos de pelea y los locales de maquinitas vieron una resurrección, fomentada por este juego. Comenzaron a desarrollarse verdaderos torneos entre jugadores, incluso capaces de viajar a otra ciudad a jugar contra las leyendas locales (esto, por supuesto, en Japón y en USA).

Hasta 1994 Capcom publicó nuevas versiones del juego, algo bastante común para la empresa, ya que el juego no presenta mejoras sustanciales, sino que balancea mejor las diferencias entre los personajes, aunque  también se incluyeron mejoras como la posibilidad de luchar contra el mismo personaje que estamos controlando,  así como algunos nuevos luchadores.

Re-versiones del juego se lanzaron en 2004 y en 2008, esta última con nuevos gráficos, cortesía de UDON comics, quienes elaboran las historietas oficiales de la serie y nueva música.

Dato interesante: En Japón hay tres personajes con los nombres cambiados con respecto al resto del mundo. Esto proviene de que en la versión original (la de Japón) uno de ellos es un boxeador estadounidense M.Bison, claramente basado en Mike Tyson (hasta tenía un ataque que te mordía la oreja y todo). Los de Capcom USA, para evitar la lógica demanda que se podía comer de parte del moreno elemento boxístico, intercambiaron el nombre de este peleador con el ninja torero español Balrog, que pasó a llamarse Vega (les salió bárbara, considerando que Vega ES un apellido español) y el villano principal del juego, que era Vega en Japón y paso a ser M. Bison, mientras que el boxeador se quedó con el nombre Balrog.

Después del boom de SF y del éxito alcanzado, llegó la cagada que no puede faltar en toda saga importante, con Street Fighter: La película: El juego (Si, en serio, se llama así). Acá Capcom quizo copiar a Mortal Kombat, uno de sus principales competidores, que utilizaba a personas reales para sus animaciones. Por lo tanto, se suponía que SF La película nos permitiría controlar a Jean Claude Van Damme o a Kylie Minogue, pero acabó siendo una cagada importante, sobre todo en el aspecto visual, lo que lo llevó al fracaso e incluso a las disculpas de Alan Noon, el responsable de crear el juego.


La serie retomó su camino habitual con la serie Alpha (Zero en Japón), 3 juegos que en función de la historia se ubican entre el primer juego y SF2. Con un claro diseño más inspirado en el animé japonés, el juego incluyó multitud de nuevos personajes, incluso algunos de Final Fight, otro juego de Capcom, mejoró el sistema de combos y amplió la historia que existe por detrás de los golpes y los superpoderes.



1996 vió la aparición de Street Fighter EX, un juego que intentó llevar a la popular serie al mundo del 3-D, seguido por EX2 y EX3. Los cambios sustanciales son la posibilidad del desplazamiento lateral, y ataques que permiten “romper” la guardia del rival. La saga EX incluyó un plantel de personajes nuevos, aunque  su historia no acompaña la línea principal de la serie. Ah, parece que están haciendo una nueva versión para la Nintendo 3DS, consola portátil en 3-D del gigante japonés.


En 1997 apareció la secuela de SF2, obviamente llamada Street Fighter III. Capcom arrancó de nuevo por decirlo de alguna forma. Sacó a todos los personajes del juego anterior (todos unos clásicos ya a esta altura), proclamó al personaje Alex como el nuevo protagonista …pero los reclamos del público los llevaron a incluir a los super populares Ryu y Ken, los buques insignia de la serie.

De todas maneras, el juego fracasó. Las razones pueden haber sido varias: la primera es que consiederado quien fue su antecesor, la gente esperaba otra obra maestra, lo que al final no fue. Otro argumento es que la gente ya estaba podrida, considerando que durante más de 5 años Capcom solamente había lanzado re versiones de los juegos anteriores. También se maneja que el cambio en los personajes llevó a que los jugadores casuales no se sintieran familiares con ellos y perdieran el interés. Además, los enfermos que jugaban desde hacía tiempo eran verdaderos maestros, lo que hacía imposible jugar contra ellos, lo que acababa aburriendo a la gente.

Igualmente, Capcom lanzo dos “actualizaciones”, llamadas Second Impact y Thrid Strike, que revalorizó al juego en cierta forma, recibiendo por fin aceptación de parte de los fanáticos, y la consideración de poseer los mejores gráficos en un juego de lucha en dos dimensiones.

La serie (y el género de juegos de pelea) decayó con el tiempo, sobre todo ante el avance de las consolas domésticas, que alejaron a los jugadores de los salones de maquinitas. Por eso, nadie esperaba el anuncio de Capcom de lanzar Street Fighter IV, que apareció en 2008, para gran alegría de sus fanáticos, tras 11 años sin novedades.

El juego presenta gráficos en 3D, pero se juega igual que a los viejos: la pelea se desarrolla en un “plano” donde los dos contendientes simplemente van hacia adelante o hacia atrás. Los desarrolladores intentaron mantenerse cerca del estilo de SF2, e incluso mantuvieron a todos los personajes de ese juego, además de nuevos personajes y de otros que provienen de la serie Alpha o de SF3.

Cabe destacar a Gouken, uno de los nuevos personajes, el maestro de los protagonistas Ryu y Ken. Su origen se remonta a la época de SF2, donde una broma del día de los inocentes de una revista yanqui juraba que si se cumplían una serie de requisitos podíamos pelear con Sheng Long, el maestro de Ryu y Ken (lo que provenía de una frase del juego: “debes derrotar a Sheng Long para tener una oportunidad”o algo así, que en realidad era una mala traducción al inglés del original japonés). Durante años la gente trató de encontrarlo, hasta que se reveló la farsa. Capcom tomó nota y colocó este guiño en el juego.

Por supuesto, y como no podía ser de otra manera, Capcom lanzó una actualización (Super Street Fighter 4) en 2011, y para este año se espera Ultra Street Fighter 4, que incluirá 5 nuevos personajes, uno de ellos completamente nuevo.

Tras más de 25 años de vida, Street Fighter es uno de esos juegos que todo el mundo jugó alguna vez, y que si no lo hizo no debería esperar más para hacerlo. Incluyo aquí el documental I am Street Fighter, realizado por el 25 aniversario de la serie. Está en inglés, pero bueno, es lo que hay.


P.D: Si tiene tiempo, y  maneja el inglés, léase este artículo del sitio web Cracked, sobre un posible “crash” de la industria de los videojuegos, que se ha en cierta forma Hollywoodizado en los últimos años. Link: http://www.cracked.com/article_20727_5-reasons-video-game-industry-about-to-crash.html

9 comentarios:

Alvaro Fagalde dijo...

Como sabe este guacho...

Alvaro Fagalde dijo...

Supongo que proximamente veremos a Mortal Kombat en esta columna.

Diego Floyd dijo...

...y yo espero Killer Instinct aunque reconozco que es una saga menor


Tremendo lo del Nico delospibe!

En algún momento supe ser practicamente indestructible con mi soviético camarada Zangief... pero bueno, la cabecita, las juntas, eh... se pierde el rumbo...

seba.sic dijo...

Que buena columna!!!Clap, Clap, Clap!!!
Te juro que se me piantó un lagrimón...horas y horas jugando al SF2, no paré hasta "darla vuelta" con todos los personajes (con dhalsim me costó un huevo).
Felicitaciones!!!

Fito García dijo...

clasico de clasicos

Andryi Dovnlov dijo...

Carajo, el mejor juego de pelea de todos los tiempos. Aunque recientemente instalé el SF 4 y sigo divirtiéndome más con el viejo y querido 2.

Mauro M. dijo...

Notable Nico, notable! Por fin un clásico en esta columna. Si te dicen juego de pelea, es Street Fighter o Mortal Kombat. Si te dicen de fobal, FIFA o PES. No debe haber un cristiano que alguna vez no haya jugado a esto y al Mario.

Mauro M. dijo...

Si tuviera guita y espacio, trataría de revolver los remates para encontrar una máquina de esto y colocarla en una supuesta sala de juegos. Es un berretín, vio?

Nico_2+8 dijo...

Comparto ese sueño Mauro...algún día....