martes, 28 de enero de 2014

Press Start: El Gran Hermano te está mirando

Will Wright era un muchacho estadounidense que diseñaba videojuegos. Había creado uno llamado SimCity, en el que el objetivo era construir una ciudad desde cero con el que le había ido bastante bien. Un día, al pobre Will se le quemó la casa, y mientras comenzaba nuevamente su vida se le ocurrió una idea brillante...un juego sobre la vida diaria, una especie de casa de muñecas virtual donde pudiéramos controlar a su habitantes a nuestro antojo y cuidarlos o hacerlos sufrir los más horribles tormentos.

Los Sims nos presenta un pequeño barrio de los suburbios, dividido en 10 solares (algunos habitados desde el inicio, otros vacíos), donde podremos ubicar a nuestras familias. Estas familias pueden ser de hasta 8 miembros (niños o adultos), con una apariencia y una personalidad personalizables. Estos seres se trasladan luego al barrios y deberán trabajar, estudiar, hacer amigos, aprender nuevas habilidades y atravesar todas las vivencias de la vida cotidiana bajo nuestra constante mirada y control.

Si bien los juegos de simulación de vida existían desde el lejano Little Computer People de 1985, en el que el control del jugador era sumamente escaso, fue Los Sims el que popularizó y masificó el juego, coincidiendo con las primeras ediciones del reality show Gran Hermano. Así, mientras que la TV nos permitía meternos en la convivencia de 20 extraños, nuestra PC permitía que creáramos a nuestros personajes, edificáramos su casa (con gran detalle y múltiples posibilidades arquitectónicas), la amobláramos (siempre determinados por nuestro capital disponible, ya que cuanto mejor es un objeto, más caro es) y lanzáramos a nuestros Sims al juego, para poder observarlos y controlarlos como si fuéramos el mismismo Dios (aunque los Sims pueden defenderse solos, teniendo su propio ¨libre albedrío¨).



Los Sims fue algo diferente desde su lanzamiento en el año 2000, ya que se lo considera más un juguete que un juego propiamente dicho. El juego no tiene un final, sino que se puede continuar eternamente, siempre y cuando mantengamos a nuestras criaturitas con vida. Este estilo de ¨casa de muñecas¨ fue lo que quizás acercó también a muchas mujeres al juego (en una época en la que se asumía que las mujeres no jugaban videojuegos), las que hoy sin duda superan a la cantidad de hombres que lo juegan. Esta libertad de acción, tanto nuestra como de los personajes; el humor bizarro y la variedad de situaciones posibles fueron los puntales del éxito de este título, que ostenta el título de juego más vendido de la historia.

Tiempo después, y periódicamente a o largo de los años siguientes, el juego de Maxis recibió 7 packs de expansión, que expandieron increíblemente el juego con nuevas posibilidades, como nuevos barrios de juego, objetos, vestimentas, interacciones y habilidades para los Sims. Estos son, en orden: ¨Más vivos que nunca¨, la más humilde de todas, que simplemente agregó algunos objetos y ropas, ¨House Party¨, que fomentaba la interacción con los vecinos a través de unas salvajes fiestas, ¨Primera Cita¨ que incluía el Centro de la ciudad, un nuevo barrio con discotecas y restaurantes para llevar a las parejas de nuestros Sims, ¨Vacaciones¨ que permite tomar algunos días libres para descansar en la playa, la montaña o el bosque, ¨Animales a Raudales¨ que incluía las tan ansiadas mascotas como perros y gatos, ¨Superstar¨, que incluía un sistema de fama y la posibilidad de hacer carrera en el mundo del espectáculo, y ¨Magia Potagia¨, la más imaginativa de todas, que permitía hacer diversos hechizos para facilitar la vida de nuestras evolucionadas mascotas virtuales.

Es de destacar que estas expansiones sería una de las características fundamentales de Los Sims, con lo lógico gasto monetario que supone a los jugadores, lo que lo hace uno de los puntos más resistidos, pero a la vez más necesarios del juego.

La próxima semana veremos la continuación de la serie Sim, con Los Sims 2 y los Sims 3, las siguientes etapas de la obra de Will Wright, el hombre que de un incendio hizo una obra maestra (y una fortuna).

17 comentarios:

El Maxi dijo...

Mi señora es fanática de los Sims. Los avatares de la convivencia y el trabajo han hecho que ahora sea poco lo que juegue, pero podía pasarse horas jugando.
Lo que soy yo, no me des juegos "de campaña". No se por qué, pero no me llaman

Internauta Rebelde dijo...

Jamás jugué al Sims y creo que he hecho mal durante todo este tiempo. En algún momento subsanaré eso.

Lanchita Bissio dijo...

aparentemente sería un juego con más adeptas q adeptos...o estudiantes de arquitectura medio chambones!
lo supe tener en la PC, más no tuve la constancia como para decir q lo jugué.
En fin...otro juego del q no puedo comentar mucho...pa cuando el primer Prince of Persia?

Lanchita Bissio dijo...

ah! excelente la cónica, como siempre!!!

Master dijo...

Excelente juego, má que juego, un juegaso, nos pasabamos horas con la novia de turno jugando a esta bosta!!

Teníamos familia y teníamos hijos, autos, felicidad...

Andryi Dovnlov dijo...

Juego de minas. Como el Wii.

Andrés Reyes dijo...

Se nota que nunca jugaste al NBA Jam en el Wii, Andryi.

Andrés Reyes dijo...

Empero, al Sims nunca le encontré la gracia. Para eso dame un GTA en el que haya que dormir e ir de cuerpo.

Andryi Dovnlov dijo...

No, estás loco. El Wii es para divertirse un rato, reírse, bobear y a otra cosa mariposa. Una consola que tiene como gran público a las mujeres y los niños no es un videojuego serio.

Mauro M. dijo...

Bien Nico, bien. Nunca jugué a esta cosa, la verdad que hasta las 12 años era más diverso con la temática de los video games. Luego, puro fobal y muy poco más.

Carles dijo...

Estamos a minutos de que estalle el conflicto entre los amantes de las diversas consolas. La puta que lo parió.

Mauro M. dijo...

Play Station. El Wii es una garcha. Lo supe el primer día que jugué, cuando pregunté con que botón pateaba al arco en el FIFA y me dijeron "con ninguno, tenes que agitar la mano y regular la fuerza". Anda a lavarte el culo!

Andryi Dovnlov dijo...

Don Mauro, lo suyo es sabiduría pura!

LaSordaDeMierda dijo...

Quien no se instaló el Sims y a los 10 días no lo jugaba más y se estaban muriendo todos los macacos eh?
Que nostalgia che.

LaSordaDeMierda dijo...

Pa cuando una entrega de juegos de autitos??? NEED FOR SPEED pa todo el mundo.

Mariela Merli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nico_2+8 dijo...

Primero que nada, gracias a todos por los conceptos vertidos (?)

El Wii esta bueno pa joder un rato. Zarandear un poco los brazos, reirse con la familia y pasar a cosas más serias. Igual yo la banco. Para juegos de fobal o cosas más serias es una cagada, pero tiene algunos juegos exclusivos que están buenisimos.

Sorda: NFS tendrá su edicion, en algun momento (quizás cercano, visto que ahora hay película y todo). Todo llega.