viernes, 31 de enero de 2014

HISTORIA DEL ROCK



EL COUNTRY & WESTERN EN SUS INICIOS II


LA EXPOSICIÓN RADIAL
Lograr la exposición radial -en términos de una llegada a nivel masivo- para el Country & Western representó un camino a tomar diferente al alcanzado por el mainstream pop o música popular. La música popular recaló directo en las grandes cadenas radiales (networks) por ser justamente popular. Era el estilo musical perteneciente a la cultura predominante por lo que no configuró problema alguno su arribo a dichas networks. De hecho, fue algo gestado conscientemente “ponemos esto que es lo que el populacho escucha y así nos hacemos multimillonarios” habrán pensado los Gerentes comerciales de la época.

Empero, estilos musicales como el country o el western muy rara vez eran transmitidos por estas grandes cadenas (lo cual, de todas formas, implicaba un mínimo privilegio frente a estilos como el Rhythm & Blues que nunca -y válgame Dios que era así- pero nunca eran pasados por las grandes cadenas de radio, puesto que eran considerados estilos un tanto inapropiados para ser transmitidos por tales medios de difusión). Simplemente se tenían que conformar con las transmisiones de radios locales.

- Entonces, ¿cómo se abrieron paso los géneros no tan populosos si no eran difundidos por las cadenas de radio?
-Jah! Esa es una muy buena pregunta querido Evil. Vos siempre tan perspicaz y punzante.
-Dah, no es para tanto Am I. Vas a hacer que me sonroje


El quid de la cuestión, lo que generó que paulatinamente la mencionada exposición radial le llegara a un estilo por demás menor en cuanto a popularidad, radicó en que algunas de estas radios locales -las cuales transmitían música country- aumentaran su poder de transmisión al caer la tarde*, abarcando de esta manera grandes regiones del país del norte y posibilitando así la expansión de un género que hasta ese entonces no se tenía en cuenta en el circuito comercial masivo.

*Hay todo un tema ahí con el asunto de las licencias y los acuerdos firmados en los inicios de las transmisiones radiales que durante el día tenían “topeado” el alcance de transmisión permitido pero al llegar la tarde, aparentemente había un bache legal o algunas emisoras locales de poco alcance se hacían las vivas o yo que sé y aumentaban su onda de transmisión.
 

WSM - Grand Ole Opry
El Grand Ole Opry fue y es, hasta el día de hoy, el programa radial de música country por excelencia del pueblo estadounidense. Creado allá por los años 20 por una estación radial denominada WSM con sede en Nashville, el programa, con tintes más de espectáculo en vivo, se transmitía los fines de semana por la tarde, momento del día en que la WSM lograba un mayor alcance territorial con su onda de transmisión. El poder de transmisión de esta radio era tal que se podía escuchar el programa, que no duraba más de una hora, en las afueras de Pittsburgh, Pensilvania. Lo que se traduce en dos Estados de distancia y un montón de personas nuevas a las que cautivar con estos sonidos sureños. Mucho para una radio local, ¿no le parece?

EL GRAND OLE OPRY DE AYER, DE HOY Y DE SIEMPRE

WLS - National Barndance
Otro es el caso del programa radial denominado National Barndance, perteneciente a la emisora WLS con sede en Chicago que a su vez pertenecía a la NBC, por lo que estamos frente a un claro ejemplo de una network. Ya en la década del 30 cuando el country empezó a ser un poco más popular, esta radio comenzó a transmitir música country en espacios de no más de 30 o 60 minutos  y una vez por semana era retransmitida en cadena como algo sumamente novedoso.

NASHVILLE, TENNESSEE: LA MECA DEL COUNTRY & WESTERN
Ya para 1939 la cadena NBC se apropia del Grand Ole Opry. Pasando a ser éste -cuál se preguntará usted- éste, el Grand Ole Opry El programa de música country de los Estados Unidos de Norteamérica, por cuanto quien anhelara tener una carrera como artista de country sabía que estaba poco más que obligado a mudarse a Nashville, Tennessee y participar del show que ahora emitía la cadena. El furor del programa emitido por la NBC fue tal que los principales artistas del mundo del country comenzaron a sacar número para participar en él, lo que generó todos unos movimientos migratorios que ni cuento te.
¿Entonces a partir de eso si querías poner un estudio de grabación de Country & Western a dónde ibas? -A Nashville. -¿Y si querías poner una tienda de discos? -A Nashville. -¿Y si querías vender guitarras? -A Nashville -¿Y poner una casa de publicaciones? -Sí, sí. A Nashville. Ya quedó clara la idea.

Para 1945 tanto el country como western se habían popularizado de tal forma y sus puntos de contacto musical eran tantos y tan pronunciados, que comenzaron a formar parte de un mismo paraguas en lo que al mundo de la industria musical refiere, el cual conocemos hasta el día de hoy como, nada más y nada menos, Country & Western.

LA IMAGEN NO ES NADA (?)
El Grand Ole Opry construyó su imagen en base a lo que la gente suponía que era el Country & Western. Así como Jimmie Rodgers andaba siempre con su mameluco y su gorrito de maquinista, quienes pasaban por el show componían un personaje totalmente caricaturizado de ellos mismos como músicos de country y todo lo que ello representaba, lo que muchas veces equidistaba de cómo eran realmente fuera del escenario.

Tal es el caso de la comediante Minnie Pearl que subía a escena con un sombrero de lo más rimbombante, nuevo y algo glamoroso, pero al cual no le sacaba la etiqueta con el precio para que se viera cuanto había costado. Esto la ayudaba a generar esa imagen mezcla de comicidad, inocencia y estupidez del sureño pobretón que junta unos mangos, se compra algo caro y luego se anda pavoneando frente al público como para impresionarlo pero sin dejar de perder ese costado grasa al mostrar el precio. Pero claro está que cuando la Minnie tonta y algo naif se bajaba del escenario tiraba el sombrero al diablo y si te le acercabas para pedirle un autógrafo o sacarte una foto con tu Samsung Galaxy SIII te tiraba a los patovas encima y no te decía ni .


También estaba el bueno del Luisito Jones (Louis Marshall Jones), quien se denominaba a sí mismo como y se daba a conocer al mundo como Grandpa Jones. Lo cierto es que el “abuelito Jones” no tenía más de 35 años y el trucho se subía al escenario con una barba o unos mostachos y una peluca falsos simulando ser un viejo de 60 pinos algo gruñón y achacoso y experimentado en el arte de tocar el banjo. ¿Le habrá rendido el numerito con las minitas al Lui?


¿Quién dijo que las guerras no son buenas? Otro factor preponderante en la expansión del Country & Western fue la Segunda Guerra Mundial. Sí, sí, leyó bien. La WW II contribuyó a la propagación de la música country en tierras norteamericanas a tal punto que Roy Acuff (quien fuese brevemente mencionado en la columna anterior) fue elegido como el cantante del año por las F.F.A.A. en pleno período bélico. Los pibes del norte que se iban al sur a recibir entrenamiento se hacían eco de un estilo que no tenían el gusto de conocer; en tiempos de convivencia, se juntaban unos con otros (los del sur y los del norte) y hablaban de la novia, de matar algún que otro amarillo, de lo rico que era el Corned Beef Anglo y por supuesto compartían sus gustos musicales entre los que se encontraba el country. El que te tiraba una bomba desde un Republic P-47 Thunderbolt estaba escuchando a Hank Williams, el que te lanzaba un cañonazo desde un M18 Hellcat hacía lo propio con Jimmie Rodgers. ¡Hasta los japoneses se enteraron de que existía algo llamado Country & Western! Tanto así que dicen que los Kamikaze nipones mientras se daban de frente contra las instalaciones de Pearl Harbor o algún que otro buque de la armada gritaban ¡A la mielda Loosevelt! ¡A la mielda Babe Luth! ¡A la mielda Loy Acuff!






Próximamente: ¿se vendrá la columna solicitada por Andryi Dovnlov de Hank Williams?


De momento una interrogante: ¿Si usted fuera un Kamikaze uruguayo/a (o argentino/a) qué epíteto, insulto, agravio, injuria, frase, etc. lanzaría segundos antes de estrellarse contra una edificación del país hermano?
¿Qué construcción elegiría como destino?

14 comentarios:

Macarena dijo...

Madrugada => diluvio => desvelo = klandestina!!!

Andryi Dovnlov dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Andryi Dovnlov dijo...

Que arranque Hank. Don Evil, usted conoce al señor de mi foto? Pues si no le conoce sepa que él es el número uno.

Vesubio dijo...

me gusta el diálogo esquizoide que se dio entre Am i evil y Am i evil.

Am I Evil? dijo...

Sufrís del síndrome "no hay pija que te venga bien" Andryi?

Vos lo pediste, ahora lo vas a tener. PUTO!

El editor dijo...

Yo gritaría, "Pisá fuerte, cagón"

Andryi Dovnlov dijo...

No se retobe, Evil, me encantaría leer una columna de Hank. Pero probablemente sea el único que vaya a leer semejante columna, y por eso aprovecho a pedir nombres. Por ejemplo, Guy Clark, Johnny Cash, Blaze Foley, etc. Y el número uno, claro está. Y no me molestaría que quedaran de lado un Willie, una Emmylou, un Merle. Pero ahí ya hablamos de gustos personales.

Andryi Dovnlov dijo...

Y Webb Pierce! Me olvidaba del tipo con la voz más insoportable de la historia.

Diego Floyd dijo...

todos una manga de putos del primero hasta el último

El editor dijo...

Estas fueron las peores 24 horas de la historia del blog. Carles, renunciá.

tenent dijo...

Estas fueron las mejores 24 horas de la historia del blog. Reyes, renunciá.

Diego Floyd dijo...

Tanta fábrica que cierra por licencia y a nosotros se nos ocurre seguir abiertos...

Dollo dijo...

Al menos se podría poner un "Habria ganado Nacional"

zorro d colonia dijo...

cabezón podrido!!