martes, 3 de diciembre de 2013

Press Start: War never changes


En Press Start hemos hablado con anterioridad de los RPGs, también conocidos como juegos de rol. De todas maneras, los títulos que hemos visto eran de origen japonés. Hoy, por el contrario, veremos uno de los pocos RPGs creados en EEUU que se ha ganado (merecidamente) el lugar dentro de las obras maestras del género y de la industria del videojuego, una serie que llevó los RPGs a un territorio que no es el de los elfos y enanos, como suelen ser los juegos de este estilo creados en occidente, y que se mantiene vigente al día de hoy. Con ustedes: Fallout.

Fallout (que vendrían a ser los residuos que caen luego de una explosión nuclear) apareció en 1997 de la mano de la hoy extinta Interplay Entertainment, y se basa en muchos aspectos en un juego del mismo género y con una temática similar de 1988 llamado Wasteland. Fallout se desarrolla en un mundo alternativo, donde la historia diverge de la nuestra luego de la segunda guerra mundial. En el mundo del juego, el transistor nunca se inventa por lo que la tecnología es muy diferente  a la nuestra, la URSS nunca se desintegra, y en general, la sociedad se mantiene “perpetuamente” en la estética y en los valores de la década del 50, lo que garantiza una onda retro-futurista, que recuerda a Los Supersónicos o a Flash Gordon.

En el universo Fallout, 2077 ve como el petróleo se empieza a terminar, lo que lleva a que EEUU y China vayan a la guerra. Una guerra nuclear. En un par de horas, pum, se acabó el mundo. Claro que, el gobierno estadounidense, viendo que en cualquier momento alguien iba a apretar el botón rojo, ordena la construcción de cientos de Refugios (Vaults, en el original en inglés) donde al menos unos cuantos miles de ciudadanos se mantienen a salvo de las bombas.

La historia del juego comienza en 2161 en el sur de lo que era California. Allí se ubica el refugio 13, donde vive nuestro personaje (nombre a elección, y que puede ser tanto hombre como mujer. En el juego se lo conoce simplemente como el “habitante del refugio”). El chip encargado de purificar el agua se rompe y el supervisor del refugio encarga a nuestro futuro héroe a conseguir otro en el duro desierto radioactivo que es la superficie. Y así arrancamos, en una caverna en la puerta del refugio, al lado del cadáver del anterior encargado de conseguir el chip y rodeado de ratas gigantes…


A partir de entonces nuestro personaje recorrerá libremente (y es totalmente libre a donde querés ir, algo no muy habitual en los RPG) el mundo, recorriendo ciudades y ayudando a los habitantes del desierto con una serie de misiones que nos acercaran un poco más al chip de agua, y a evitar que el refugio 13 caiga en las manos del misterioso “Maestro”.
Estos son los diálogos con algunos personajes que tienen animaciones en 3d.

Nuestras acciones en las ciudades están medidas por lo que se llama medidor de karma, que indica que opinión tiene de nosotros la gente, lo que por ejemplo, puede impedir que obtengamos cierta misión, o que un personaje “bueno” se niegue a que trabajemos para él. A su vez, nuestras acciones en las distintas zonas determinaran los finales que tendrán al acabar el juego.

Fallout es diferente a otros juegos del género en el hecho de que permite múltiples soluciones a las misiones, dependiendo de nuestro karma, del equipamiento que tengamos y de como hayamos creado a nuestro personaje, ya que como en todo RPG, somos nosotros quienes le asignamos ciertos puntos al personaje que definirán sus características y sus habilidades. Esto puede llevar, por ejemplo, a que un personaje con una baja inteligencia solo pueda comunicarse con gruñidos y que no pueda realizar muchas actividades al ser un verdadero estúpido (lo que es por un lado muy gracioso, pero desesperante por otro). Esto se hace a través del sistema SPECIAL (Strength, Perception, Endurance, Charisma, Intelligence,  Agility, Luck), un sistema propio de la serie Fallout.

A lo largo del juego va a haber que combatir, claro, con mutantes, animales salvajes y con bandidos del estilo de Mad Max, en un sistema por turnos, y en el que contaremos con diversas armas tanto de cuerpo a cuerpo como de fuego, y podremos tener con nosotros a varios compañeros que reclutaremos a lo largo de nuestro paseo por la antigua California.

En 1998 Interplay publicó Fallout 2, que es en base el mismo juego en cuanto a gráficos y mecánicas, aunque es más grande en cuanto a su mapa, mas variado y con una historia más extensa, en la que encarnamos al nieto/a del personaje anterior, conocido como “El elegido”, quien ahora debe abandonar su aldea (que tiene una onda tribal) para conseuir el GECK, el kit de creación del jardín del Edén, una valija que trae todo lo necesario para cultivar y que la vegetación de una zona crezca, para salvar a su aldea de la creciente sequía y hambruna que la azota, encontrando en el camino una conspiración para dominar las tierras desérticas por el Enclave, una organización que incluye a lo que queda del gobierno de los antiguos Estados Unidos…

Si bien en líneas generales al juego no se lo mejoró mucho, la historia si lo hizo, manteniendo el mismo estilo por momentos serio, por momentos abusrdo y cargado de humor negro, así como referencias a múltiples obras de la ciencia ficción. Es cierto también que Fallout 2 encara temas como la esclavitud, la prostitución y el consumo de drogas, algo que los hace, si se quiere, más “adulto” en su temática que su antecesor.

Ah, y la presentación tiene al capo de Louis Armstrong. Una joyita (el locutor, así como el del juego anterior es Ron Pearlman, el que hace de Hellboy en las películas, por ejemplo).


Originalmente, Interplay iba a sacar un Fallout 3, que efectivamente iba a mejorar los gráficos del juego. Lamentablemente la empresa se fundió, y hubo que esperar hasta 2008, cuando Bethesda Software, compró la saga y sacó Fallout 3, aunque cambiando bastante el estilo del juego (pasó a ser un juego en primera persona con un sistema algo diferente, aunque la base es la misma) y actualmente apareció Fallout: New Vegas, la cuarta parte de la serie. Ambos han recibido muy buenas críticas y parecen ser dignos seguidores de las dos primeras partes (yo todavía no los jugué, pero he visto partes del juego en Internet y parecen ambos más que interesantes).

6 comentarios:

Lanchita Bissio dijo...

muy bueno nico! Voy a tener q archivar estas columnas para cuando tenga maquinita!!

Diego Floyd dijo...

IMPRESIONANTE NICO!

Dan ganas de retomar el sano vicio del gameplay

Cerró Interplay? (parezco el canario con la Onda...)

Mariela Merli dijo...

Muy bueno Nico!! Que mundillo el de los games!!! Realmente sos un campeón escribiendo, supongo también jugando!!

Am I Evil? dijo...

Guenaza la colurna!

La verdá que soy un verdadero ignorante en lo que a tema videojuegos refiere (como en tantos otros órdenes de la vida), no te paso de un FIFA o en su defecto un Pro Evolution. Pero a este (el Fallout) lo tengo bien conocido y está muy bueno.

Como verás "está muy bueno" es el mayor aporte que puedo hacer.

Kurcovein dijo...

Bien Nico bien!




Salto de línea.

Mauro M. dijo...

Evil, yo tambien me quedé en el Pro Evolution de la Play y anda a cagar. De hecho, hay un espacio entre el International Superstar Soccer del Super Nintendo y esto que fue ocupado por otra clase de juego (empieza con m y termina con paja). Bien Nico, se nota que la tenes clarisima!