martes, 10 de diciembre de 2013

Press Start: Para aprender jugando...

Los juegos de estrategia en tiempo real (Real time strategy, o RTS) plantean al jugador un escenario en el que controlando a un ejército debe derrotar al rival (o a los rivales) controlados por otros jugadores o por “la máquina”. Estos juegos por lo general involucran la recolección de recursos naturales, que permiten construir edificios y tropas, cada una con sus ventajas y desventajas, para intentar vencer al enemigo, en luchas donde no se dividen por turnos, sino que, como el nombre indica, son en tiempo real.

Dentro de los RTS el más conocido sin dudas es Age of Empires, creado por Microsoft en 1997. Ubicado en la edad de piedra, AoE como se lo conoce popularmente, permite controlar a una de las 12 civilizaciones antiguas disponibles, para jugar en dos modos principales, uno “común”donde el único objetivo es vencer al rival, o las campañas, donde se nos asigna una civilización predeterminada y debemos cumplir determinados objetivos para avanzar al siguiente nivel. Las campañas siguen situaciones históricas reales, y en ellas encarnamos a los antiguos egipcios, griegos, babilonios y japoneses (antes incluso de que fueran japoneses).

Estas campañas son de lo más destacado del juego, ya que además proveen al jugador con conocimientos históricos, sobre todo en las introducciones a las misiones, más allá de que durante el juego en ocasiones deba sacrificarse la exactitud histórica en beneficio de la jugabilidad.

El juego se basa en el avance de “edades”, lo que permite al jugador mejorar la tecnología disponible para generar recursos de forma más eficiente y mejores y más variadas tropas.

AoE recibió una expansión, Rise of Rome, que como su nombre lo indica, trata sobre el imperio romano, civilización que se ve incorporada al juego, recibiendo una campaña. También se incluyen otras civilizaciones relacionadas a la historia de Roma, como los cartagineses, que trataron de cruzar elefantes por los Alpes, con resultados catastróficos (bien probado, igual, la próxima es de ustedes).


De todas formas, el más exitoso de la serie fue Age of Empires II, la secuela ubicada durante la Edad Media, con 13 civilizaciones a nuestra disposición, y campañas para William Wallace (Mel Gibson), Juana de Arco, Gengis Khan (primo de Oliver), Barbaroja, y Saladino. AoE II mejoró absolutamente todos los aspectos de su antecesor, lo que lo convierte en un punto ineludible del género, así como su expansión, The Conquerors, donde figuran por primera vez las civilizaciones azteca y maya, así como algunas de Lejano Oriente. 

Esta es la ya legendaria introducción de Age of Empires II:


Después de años de dudas, en 2005 se lanzó Age of Empires III, que da el salto al 3d (algo lógico considerando la época en la que salió), el cual se desarrolla en la América colonial, por lo que controlamos a ingleses, españoles, franceses, rusos, alemanes, holandeses y turcos (que no vinieron a América, pero pintó meterlos igual). Muchas menos que antes, pero mucho más variadas y diferentes entre sí.

Aquí se modificaron algunos aspectos del juegos, los más novedosos fueron un sistema de experiencia para el jugador, que le permite recibir envíos de tropas o recursos desde su metrópoli europea; la posibilidad de aliarse con las tribus nativas para agregarlos al ejército propio, así como la selección de un político cada vez que se avanza de edad, para lograr mejoras en un aspecto determinado de la civilización que se esta controlando.

En AoE III también encontramos el modo campaña, aunque aquí también difiere de sus antecesores. La campaña narra la historia de la familia Black, a lo largo de 3 siglos, mientras participan en diversos eventos históricos a la vez que combaten al misterioso Círculo de Ossus para evitar que estos lleguen a la Fuente de la Juventud (o sea, es medio divagante, pero créame que funciona).


AoE III tiene dos expansiones, la primera es The Warchiefs, que nos permite controlar a algunas de las tribus indígenas que aparecieron como aliados en el primer juego, a la vez que extendiendo la campaña de la familia Black; mientras que la segunda es The Asian Dynasties, incluyendo a las civilizaciones japonesa, china e hindú, dándoles también una campaña a cada una de ellas, basadas esta vez en eventos históricos reales, como la rebelión de los cipayos en la India o la unificación de Japón.

16 comentarios:

Nacho dijo...

No llegué a leer la nota, pero tremendo juego.

Diego Floyd dijo...

Yo llegué a leer la nota pero tengo un problema de piel con los juegos de estrategia. Me parecen un soberano embole.

Igual te dejo mi poronga cumplidora porque te lo merecés guachín, a seguir así!

Al-Nāsir Salāh ad-Dīn Yūsuf ibn Ayyūb dijo...

Age of Empires II: llegué a jugar más de 12 horas seguidas, comiendo solo dulce de leche y tomando solo mate. Nos están atacando!!!Nos están atacando!!!

Nico_2+8 dijo...

Yo las primeras veces que lo juegue (supoongo que tendria 10-12 años) hacía cualquier cosa y me pasaba metiendo trucos.

Ya cuando lo agarre de más grande le meti un poco más de cabeza y me puse a jugar "en serio", al menos un tiempo, después me trancaba o me divagaba y quedaba por ahi...

tenent dijo...

Bien Nico bien! (*)

Para cuándo ese doctorado?





(*) Por supuesto que ni en pedo te leo todo eso y menos junto pero me gustaron los dibujitos.

eleBennet dijo...

Yo sí te leí todo, Nico, y si es que no copiaste y pegaste derecho from Wikipedia, te felicito porque está preciosa/soñadamente escrito.

Jue-ga-zo el Age, cuando andaba por los 14-15 años, estábamos todos enviciados con mis compañeritos de escuela.

tenent dijo...

Ah, ayer.

LaSordaDeMierda dijo...

Me enteré tarde de la existencia de este juego, tarde...2 dias antes de un examen de historia, gilié mal.

eleBennet dijo...

Bue, máomeno, Trenernt.

Mariela Merli dijo...

¡buena Nico! como siempre un capo escribiendo!!! lo parió... que dominas el tema de los video game pero además que bien escribís!!!! vas a llegar lejos........

El Maxi dijo...

A mi me pasa lo mismo que a Floyd, no me van mucho los juegos de estrategia. Quizás sea porque nunca tuve una consola o una computadora en mi casa durante mi infancia (música lacrimógena), y por eso nunca tuve tiempo como para jugar a un juego de estrategia.
La columna, 10 sobre 10 como siempre

Mauro M. dijo...

Tampoco me dio para leer todo nico, pero te "porongueamos" porque creemos en ti. Pa cuando una colurna sobre la Double Dragon, el NBA del Family o Wonder Boy? Si ya hubo me disculpo...

Nico_2+8 dijo...

Mauro, no las hubo todavía...pero anotamos su solicitud.

El Double Dragon y el Wonder Boy son juegazos!! Al NBA creo que nunca lo jugue, pero de chico me castigue con los otros dos.

Mauro M. dijo...

Quien no se castigó con esos juegos? Dos clásicos!

TWW dijo...

Worolóoo

TWW dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.