martes, 17 de diciembre de 2013

Los bichos de ojos grandes según mi mama…

Breve introducción al Anime o todo lo que usted no sabía sobre el mismo y siempre le importo un pomo saberlo  (parte II)

 

La post guerra, los grandes estudios y el comienzo de la expansión.

 

 

La Segunda Guerra Mundial termino oficialmente el 14 de agosto de 1945, y con ella comenzó la ocupación norteamericana en el Japón. Pero ni la ocupación, ni el caos de un país devastado pudieron impedir que las personas siguieran con sus vidas y que los distintos movimientos del arte siguieran su rumbo, animación (el termino Anime no existía aun) incluido.
Ya en el 45 mismo, nace un nuevo estudio, Shin Nihon Dogasha, haciendo un apuesta fuerte al género contratando mas de cien personas entre dibujantes y técnicos, apuesta que no impidió que al poco tiempo cerrara la compañía, pero de sus principales dibujantes, Sanae Yamamoto y el mencionado con anterioridad Kenzo Masaoka forman más adelante otra compañía, la Nihon Doga Company. Más directores seguirían apareciendo y de a poco las películas se comienzan a difundir más allá de fronteras. 



El 1950 además de generar que Atilio garrido currara 63 años después con un gol que ni vio en vivo, se estreno (con el atraso que causo la censura de pre-guerra) Blancanieves y los Siete Enanitos, animando nuevos realizadores a incursionar en el dibujo a color.  
Algunos otros probaban técnicas distintas, como el Bunraku, o la filmación de marionetas, muy similar al stop motion que Tim Burton volvió popular años después en El Extraño Mundo de Jack o El Cadáver de la Novia. Dentro de este genero un film de Tadahito Mochinaga, El negrito Sambo vence al tigre (1956), gano un premio el festival de Vancuver. En el Festival de Cannes de 1953 se presenta un corto japonés (una animación, no un petiso) de Noburo Ofuji logrando quedar entre los finalistas, y el mismo director lograra en 1956 un premio especial en el Festival de Venecia. 
También en el 50, otro director, Ryuichi Yokoyama, influenciado nuevamente por la Disney, en este caso por The Skeleton Dance (mire AqUi esta obra que hace pensar que si el viejo Walt hubiera estado vivo por los 80 no hubieran echado al ya mencionado joven dibujante Tim Burton) crea su propio estudio en el fondo de su casa, el Otogi Productions. De su cantera saldrán varias obras y artistas, alguno de los cueles, como Shinichi Suzuki lograron premios internaciones. Pero el estudio vivía constantemente endeudado y al tiempo cerró.

Talento había, y se estaban haciendo conocer al mundo. Faltaban medios…


“TENEMOS QUE SER LA DISNEY DE ORIENTE” (Hiroshi Okawa, presidente de Toei animation)

Hiroshi Okawa, productor ponja, después de mucho estudiar el mercado norteamericano decide invertir en la industria nacional, convencido que para proyectar la animación japonesa tanto en el mundo como en el mismo Japón en el mundo había que apostar en grande. Okawa  se encarga de juntar los mejores dibujantes y técnicos (desempleados de algunas compañías y las otras directamente las compraba) y construye para ellos un enorme estudio de tres plantas con lo últimos adelantos para la época, nacía de esta manera el que sera el  principal estudio de animación: Toei Daga.  Asi, en 1958, se estrena el primer largometraje animado a color del imperio del sol: Hakujaden (La leyenda de la serpiente blanca). La película tiene un gran éxito y los estudios se propones hacer un largometraje por año. 


 En este video el propio Hiroshi Okawa nos muestra el trailer de su primer largometraje, además de contarnos todo sobre las modernas instalaciones de los estudios Toei, todo en perfecto japonés!


En el 63 se estrena Oji no orochi taiji (El valeroso príncipe derrota a la serpiente gigante), donde trabajo un aun desconocido Isao Takahata. En el 68 trabaja con otro desconocido, Hayao Miyazaki (con quien fundaría los estudios Ghibli), en Taiyo no Oji. Horusu no daiboken (Las aventuras de Horus, Príncipe del Sol) film que sorprendía tanto por su matiz dramático como por el hecho que uno de sus personajes principales era una mujer. 


Pero los estudios Toei no fueron los únicos que cambiaron la escena. Otra productora, la  Mushi Production crea otro aspecto fundamental de los animes: Las series de televisión.                                

Osamu Tezuka, un antiguo estudiante de medicina que se dedico al manga y la animación después de ser seducido por la visión de Taro Melocotón, el guerrero divino de los mares, logra su sueño en 1961 creando la Mushi. La entrega de un capitulo por semana para televisión suponía un trabajo poco redituable y bastante complejo, por lo que ningún estudio lo había tenido en cuenta, pero Tezuka acepto el desafío. Para agilizar los procesos y minimizar recursos, desarrollo un tipo de animación que utilizaba la menor cantidad de movimientos por cuadro. De esta forma de ahorrar celuloide nació otra característica de los animes: el escaso movimiento, escenas sobre un “fondo” fijo, casi congelado y personajes donde las únicas expresiones se reducen al movimiento de los ojos y leves cambios en las comisuras de la boca.

El personaje elegido para la serie sería una obra del propio Tezuka, un manga sobre un científico que al perder a su hijo acepta el encargo de construir un arma solo para poder "crearlo” . Esa historia (casi una versión libre de Pinocho y Gepetto) llamada  Tetsuwan Atomu  vio la luz en 1963 y enseguida conquisto al Japón, para luego, y bajo otro nombre, expandir el Anime al mundo: Astroboy.



 













 

12 comentarios:

El Maxi dijo...

Aguante Taro Melocotón. Y aguante Fito, una enciclopedia con patas del animé

Lanchita Bissio dijo...

excelente la nota, después la leo!

zorro d colonia dijo...

quiero a Astroboy,
mencanta Astroboy,
adoro Astroboy,
me fascina Astroboy.

Kurcovein dijo...

Extraño a Astroboy. Podrían juntarse y sacar un disco nuevo.

Diego Floyd dijo...

o sea que "Oji" quiere decir "Príncipe" ("Aprendiendo Ponjañol" con el gran Fito García)


Selente colurna, gracias por tanto chiqueleeeeen!

Fito García dijo...

podrian juntarse por las fiestas y no sacar ningun disco tmb

Mauro M. dijo...

Podrían no haber existido también... Fito, no se si me da para leer semejante colurna, pero se nota a la legua que sos la wikipedia yorugua del anime japones. Y eso es como una especie de título nobiliario. Sabelo.

Fito García dijo...

resulta q en mi tierna adolescencia las señoritas me rechazaban por lo q terminaba los sabados de noche mirando dibujos. y ebrio

zorro d colonia dijo...

o sea,tocándote viendo animé porno

zorro d colonia dijo...

o te bastaba con el doctor Elefan?

tenent dijo...

Ta calor eh

Nacho dijo...

Comparto con la señora madre de Fito: unos bichos de ojos grandes.