viernes, 13 de diciembre de 2013

HISTORIA DEL ROCK



MÚSICA COMERCIAL EN SUS COMIENZOS (mainstream pop)


Es importante tener en cuenta que hasta este entonces (y por este entonces me refiero a los primeros años del siglo próximo pasado hasta entrados los años 20) lo medular de la música era la canción en sí, mas no ninguna performance o interpretación en particular de ésta (la canción). La idea básica, si estabas en el negocio de la música, era crear canciones, publicarlas y lograr que llegasen a la mayor cantidad posible de personas.


Por ende, este es un período en que el mundo de la música básicamente estaba gobernado por los productores, y su trabajo consistía en conseguir letristas o compositores que escribieran canciones para luego publicarlas. Y usted se preguntará: ¿Cuál es la diferencia con lo que pasa hoy en día? Bueno, lo que ellos se encargaban de hacer era publicar y comercializar las partituras. ¿Pero grababan las canciones? Si. ¿Y las ponían a circular en la radio? Por supuesto, pero esto se comenzaría a dar más sobre el final de los años 20. Al comienzo el verdadero negocio estaba en vender las partituras de esas canciones y no tanto en el mercado de las grabaciones, por lo menos no hasta una o dos décadas después.


La idea es sencilla: en una época en donde todos o casi todos tenían un piano adornando el living de sus hogares, vender las partituras para que fueran tocadas por los consumidores en sus mismísimas casas era todo un golazo de media cancha (o como dirían nuestros pares norteamericanos a homerun from the middle of the field).

 

Si sería interesante el negocio de las partituras que las tiendas locales donde las vendían tenían su propio piano con un maestruli incluido para tocar lo que usted señor, usted señora quisiera comprar, antes de consumar la transacción claroestá! Para que así usted volviera al hogar con la seguridad de que lo que había adquirido iba a rendir el domingo en la sobremesa luego de los ravioles.


A partir de mediados los años 20 las grabaciones comenzaron a hacerse cada vez más populares pero uno, que no le alcanzaba para tanta ostentosidad, se seguía conformando con las partituras y las performences caseras y si en una de esas tenía alguna grabación de lo que sería una Judy Garland o un Bin Crosby, mejor la guardaba para una ocasión especial como cuando venía la tía gorda del interior y uno quería presumir. 

 

 
 

Pero... ¿Cómo funcionaba la cosa?

Sencillo. Por un lado estaban los compositores de las canciones y por otro quienes las interpretaban. Para que se hagan una idea, los compositores, si bien tenían grandes conocimientos musicales e instrumentísticos, muchas veces ni siquiera tenían un piano a su lado para interpretar la canción. Inclusive a veces ni tenían las condiciones vocales para oficiar de niño cantor junto a Rodríguez Tabeira, mucho menos para cantar algo de lo creado por ellos mismos. 


Yo a estos me los imagino como tipos o muy gordos bañados en transpiración o muy flacos escribiendo bajo una espesa nube de humo producida por horas y horas de consumo de tabaco, sacando canciones como chorizo, tomando whisky y esnifando cocaína toda la noche.


Algunos ejemplares conocidos (los cuales no estoy en condiciones de asegurar ni de negar que hayan hecho o no lo antedicho) son los hermanos George e Ira Gershwin y el querido Cole Porter. Se dice del buenazo de George, que componía más por intuición que por conocimientos musicales académicos y de su hermana, que se encargó de mamar del ésssito de su hermano menor. Por su parte el Cole habría sido uno de los compositores más prolíficos de todos los tiempos.

Estos nenes habrían hecho muy buenas cosas con sus plumas, pero la verdad que ni ahí de cantarte una de los Diablos con el Piñe en un asado.  



 Para eso estaban los intérpretes que trataban de captar la mayor cantidad de público posible generando su propio estilo, como una marca propia y personal. Lo que hoy día serían un Justin Biever o un One Direction, por aquél entonces lo eran un Bing Crosby o un The Andrews Sisters. ¿Qué? ¿Usted creyó que esto de la música comercial era nuevo? Pero no mijo, si ya está todo inventado.

Fue así como al ciudadano común y silvestre, a partir de mediados los años 20, se le comenzó a ampliar el abanico musical, dándole la posibilidad de escuchar varias versiones de una misma canción y optar por la que le resultase de su mayor agrado. Llevándose todos los créditos, las minitas y el dinero quien estuviese haciendo las veces de intérprete de esa canción mientras que el verdadero artífice se moría de inanición en una habitación de 3x2. O capaz no era tan así. Eso júzguelo usted.




En una nueva próxima entrega: Cultura regional

16 comentarios:

Am I Evil? dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Am I Evil? dijo...

Pido las disculpas del caso por publicar antes de lo acordado y de paso mando bien a cagar a los ñoquis de Ántel a Carolina Cosse, al Ántel Arena y laputamadrequelosreparió a todos.

Hechos los descargos les cuento que hace ya 3 días que estoy sin línea telefónica en casa (vaya a saber uno por qué motivo)y sin interné y los hijos de puta estos te caen cuando a ellos les pinta (ejemplo, un día de semana a la 1, 2 de la tarde cuando todo el mundo está trabajando) y entonces no me quedó otra que publicar ahora, antes de rajar del laburo.

Alvaro Fagalde dijo...

Para mí Ira Gershwin era un tipo.

Carles dijo...

Am I, vale programar la publicación, no necesito leerla para saber que te quedó preciosa, pero la voy a leer y me voy a deleitar.

Diego Floyd dijo...

la cara del Piñe vale mi poronga.

la colurna 10 pesos aparte

Kurcovein dijo...

Impecable Evil impecable!

zorro d colonia dijo...

ecsencional

Lanchita Bissio dijo...

y los quietos de la semana?

Am I Evil? dijo...

Carles, si, luego de publicada la misma me enteré gracias a Vesu que se podí hacer eso. Pero como buen ignorante no lo sabía. Gracias por la data.

Am I Evil? dijo...

Faga, mis fuentes me jugaron una treta. Voy a tomar cartas en el asunto.
Igual vos no levantes la perdíz que te comés a Laura P.

Am I Evil? dijo...

Ah! Escribo desde el McDonald`s de 18 y Río Negro robando interné, como debe ser.

Si para el lunes sigo con vida, escribiré desde mi lugar de trabajo.

Am I Evil? dijo...

P.D.: supongo que habrá una cuestión ahí para delimitar lo que uno quiere que se vea en la página de inicio del bló.

Prometo hacer mis deberes para la procssima.

Laura Prieto dijo...

ojalá!!!

zorro d colonia dijo...

Faga,ese huevo quiere sal

Alvaro Fagalde dijo...

Y yo tengo el salero...

zorro d colonia dijo...

y bue,vamo'a darle?