viernes, 1 de noviembre de 2013

Una flor para él

En la edición de hoy dejamos el formato noticioso para hacerle un pequeño pero sentido homenaje de día lluvioso a uno de los grandes músicos bajoneros de la historia, el gran Elliott Smith. Éste creador de algunas de las canciones más lindas del universo y sus alrededores nos dejaba hace 10 años, un 21 de octubre de 2003.


A principio de los 90 formó una banda que nadie recuerda y que se separó enseguida; a nadie le importa mucho, pero fueron sus inicios musicales.
Su primer disco solista fue Roman Candle, de 1994,  lo editó en un sello muy chiquito y traía 9 canciones casi todas con él solo y su guitarra. Fue bastante bien recibido y un año después salió su segundo disco llamado Elliott Smith, bastante parecido al primero, que tenía el modesto ¿hit? Needle in a hay.

En 1997 edita su tercer disco Either/Or, más producido, o con más instrumentación que sus discos anteriores. Él mismo se encargó de tocar todos los instrumentos: bajo, batería, guitarra eléctrica y teclado. Le habían quedado marcados los comentarios que había recibido de sus primeros discos, que decían que sus canciones eran depresivas y tristes, así que trato de ponerle un poco más de variedad a este trabajo para no verse encasillado. La canción Alameda es de las más conocidas de este trabajo.





En 1997 aportó una canción para la película Good Will Hunting, de Gus Van Sant, que no sé como se llama en español pero seguramente no tenga nada que ver con el título original. Es esa en la que Matt Damon hace de genio amigo de Ben Affleck, etc. La canción se llamó Miss Misery y fue nominada al Oscar como  mejor canción original y el Elliott fue a tocarla a la ceremonia y todo; al principio no quería pero los productores del show le dijeron que si no iba él, ellos iban a poner a otro a cantarle la canción, como pasó con nuestro Jorge Drexler, que Antonio Banderas y Santana le cantaron la de rema rema. Al final ganó la favorita que era... My heart will go on, de Titanic.



Su siguiente disco fue el precioso XO de 1998. El primero que grabó con una discográfica importante, con un productor y músicos y toda la movida. El disco es un poco más variado desde lo anímico, digamos, que los anteriores, más amigable. Fue su mayor éxito de ventas y de crítica. Es dificil elegir una sola de este disco, pero vamos con la más conocida que vendría a ser Waltz #2


El muro de Figure 8
Le siguió Figure 8 del 2000, bastante similar al anterior pero un poco más completo conceptualmente. Grabado en parte en los estudios Abbey Road en Inglaterra. Tuvo como cortes de difusión las canciones Hapiness y Son of Sam. Fue el último disco que editó estando vivo. La foto de la tapa fue sacada en un mural que estaba junto a una casa de venta de cosas de audio en Los Ángeles que luego de la muerte de Elliott se convirtió en una especie de santuario para los fanáticos. A pesar de que fue vandalizado muchas veces, siempre lo vuelven a pintar como estaba originalmente para que la gente vaya y le escriba mensajes o deje su firma. Hasta hay una especie de comisión de barrio que junta fondos para mantener el muro.





Este hombre se pasó la vida combatiendo la depresión, lo cual lo llevó a hacerse adicto a las pastillas y después a la heroína y después al crack y después al vino. Según sus amigos amagó con el suicidio varias veces. Hasta que a fines de 2002 se propuso estar sano y de un día para el otro dejó todo y hasta armó una fundación con su nombre para ayudar a otros adictos. En 2003 tenía la intención de sacar un disco doble, pero un día de Octubre se levantó mal, discutió con la novia y no tuvo mejor idea que ir a la cocina y apuñalarse a sí mismo en el pecho. Dejó unas 50 canciones inéditas, que, después de los clásicos puteríos con la familia que sobrevive al artista, se redujeron a 15 para editar un disco póstumo en 2004 que se llamó From a basement on a Hill. Más tarde salieron dos discos más con temas inéditos llamados Take a Fall y Buried back below.
De From a basement on a hill nos gusta mucho Pretty (ugly before), pero para cerrar queda más lindo poner la que se llama Fond Farewell, que dice en el estribillo "este es un cálido adiós a un amigo".




15 comentarios:

Diego Floyd dijo...

Vesu: me hacés vibrar

Kurcovein dijo...

http://www.minijuegos.com/juego/toki#game-info-similar

Kurcovein dijo...

Carezco de parlantes en este momento.

Master dijo...

¿Puedo decir que no me llama demasiado su estilo musical?

Ya veo Kurco lo que haces en tu laburo!!

Master dijo...

Igual una flor para él

Cristian dijo...

Eliott Smith es uno de mis músicos favoritos. High times es el tema que más me gusta suyo.

Gran nota, Vesu querida.

Vesubio dijo...

grazie mille, amici.

Lanchita Bissio dijo...

Excelente Vesu!! Esto está bueno para ver q existe otra música, no todo es Tan Bionica...
Salú

Andrés Reyes dijo...

Qué lindo, qué lindo.

Kurcovein dijo...

a mi mencantó la columna a pesar de que no me gustó ninguna canción. crease o no.

Laura Prieto dijo...

muy buena!!!y viva la pepa!!

Max dijo...

Aparecio el Dire.

Lucho dijo...

Bien Vesu, bien! No lo conocía y para serte sincero mucho no me conmovió ninguno de los temas, pero la propuesta está impecable.

Vesubio dijo...

esamos para el cachetazo.

Vesubio dijo...

*estamos