sábado, 2 de noviembre de 2013

Paranormales: historias asombrosas

Capaz que quedó feo el hotel de San Luis.
Tengo entendido que ayer, en este blog, llegó a manejarse la posibilidad de que mis días hubieran llegado a su fin. Aunque no lo crean, algo de eso hubo.

El tema fue así. Tal como varios de ustedes ya lo saben, este año, con la Mariana y los botijas, decidimos no ir a vacacionar a San Luis, tal como lo veníamos haciendo desde 2007. Como resultados, miles de situaciones nefastas nos han venido ocurriendo durante este 2013. Desde neumonías y golpes en la cabeza, hasta diversas frustraciones laborales, dramas familiares, y varios etcéteras.

Lo cierto es que ayer, casi dos años después, decidimos ir a San Luis, bajo la creencia de que la maldición se rompería ni bien posáramos el FIAT sobre la calle Carusso, también conocida como Misiones, o "la principal".

Y esto fue lo que pasó.
Para arrancar, cuando fuimos a salir, no pude encontrar la billetera. Recordaba haberla usado en el Devoto la noche previa, y haberla puesto en el bolsillo trasero del vaquero, espacio con gran tendencia a largar hacia afuera su contenido, de manera análoga a las señoras de los videos del Zorro.

Mientras Mariana llamaba al Devoto a ver si había aparecido, la encontré entreverada con las sábanas. A la billetera, aclaro por las dudas.

Acto seguido, nos subimos al Fiat de la gente, que tras 10 días en el chapista, me fue devuelto el martes. Ahí comprobé que el baúl ya no abre, que algo atrás hacía un ruido de la gran puta, y que los cinturones de seguridad estaban puestos hacia atrás, como para aferrarse desde el baúl que ya no abre. Eso sí, el "pica pica" anda mejor que cuando me lo vendió el Sinca. El jueves lo llevé al taller para cambiarle el aceite, como para darle mayor seguridad a nuestro viaje a las tierras del Club El Timón, y ahí logré que los cintos quedaran para adelante.

El tema es que cuando fuimos a salir, el pobre Fiat quedó "clavado" -gracias a la lluvia- en el pozo de los amigos que pusieron la fibra óptica y que nunca taparon del todo. No había forma de sacarlo, hasta que un vecino vino a dar una mano, y ahí lo pudimos sacar. Para ese entonces, yo ya tenía barro hasta en la nuca.

Hasta que sucedió lo realmente peor: cuando a gran ritmo avanzábamos por Avenida Italia a la altura de Hipólito Irigoyen, noto que la palanca de cambios quedó peor que la gamba de Morena luego del tranque de René Torres. Le digo a la Mariana: "se rompió la caja de cambios, me quiero tragar un sorete". 

Afortunadamente, la maldición de San Luis tuvo la suficiente contemplación como para matarnos el auto en bajada. Además, aproveché que las balizas ahora andan bien como para que los demás pilotos se dieran cuenta de que algo andaba mal en mi flecha colorada.

Hubo que llamar al auxilio, y hacer unos manejos familiares para que fueran a recibir al coche, dado que llamé a mi mecánico, y no estaba porque "tenía médico". Quienes lo conocen (Sinca), podrán afirmar que tiene pinta de no haber ido al médico desde 1982. 

Lo cierto es que cuatro horas después de haber salido de casa, llegamos a San Luis. En un 712 andrajoso. Esperando haber roto la maldición.

Ya veremos.

27 comentarios:

Carles dijo...

Agarrame la flecha colorada.

El Maxi dijo...

Y para peor, la derrota tricolor con semi-colaboración arbitral. Cuando andas enyetado es bravo, ojalá la llegada al balneario cambie la pisada

pipicui dijo...

Y Pelé si murió, o tampoco??

Master dijo...

¿Que modelo de FIAT tenes? Así me aseguro de si algún día tengo uno, no llevarlo a los talleres donde vos lo llevaste!

Con esa buena racha que tenes te faltaba ser manya nomás. No te preocupes, las malas rachas van y vienen, al menos llegaste a destino, no de la manera que vos querías, pero llegaste y volviste al blog para contarlo. Al menos dinos que pasaste bien allá.

Lucho dijo...

Bueno pero llegaron, sabes cuantas historias similares terminan cenando comida comprada en casita?

Sinca Bellos dijo...

1 Tu mecánico la ultima vez que fue el medico fue para pegarle o sodomizarlo.

2 El chapista que me pediste que te recomendara no lo hubiera hecho mejor, asi que quedate tranquilo.

3 Cuando se te caiga el piso y quede como el pedro pìcapiedra no vas a necesitar ni caja de cambios ni frenos.

RUBEN dijo...

Tocá madera Reyes!!! (por lo que compartiste, precisas tocar un monte de eucaliptus mas o menos).
Pero quizá sea el tema del nuevo libro para 2014

Detaquito dijo...

¿Entendiste, Mariana?

SAN LUIS

No en vano fue la primera misión del Blog denomidada como tal.

http://www.todoporlamismaplata.com/2008/11/inscripciones-abiertas.html

Master dijo...

Mi viejo, gran chapista y pintor. El mejor lejos.

Max dijo...

Me hiciste acordar a cuando era chico y mi viejo tenia un Renault 6. Todos los veranos teniamos alguna suerte de odisea para llegar a Mar del Plata.

pipicui dijo...

Me gusta esta nueva sección... Historias Asombrosas.
Yo tengo una rodaja de mortadela que parece la cara de Pelusa Vera...
Sirve?

Dobleveo dijo...

No hay mal que por bien no verga.

Fito García dijo...

que feo debe ser tragarse un sorete

Diego Floyd dijo...

lindo haberlo vivido para poderlo contar!

Diego Floyd dijo...

estaríamos ante la famosa sorongoterapia de la que tanto hablan en Utilisima?

El editor dijo...

¿hoy no hay klandestina?

Carles dijo...

No se olviden de Paranormales.

Alvaro Fagalde dijo...

Si despues del "siga leyendo..." aparecia un "En instantes", ahi si q ibas a ser boleta...

Ce dijo...

No se puede volver al pasado para cambiar el presente. Jack Sheppard y Marty McFly lo dejaron claro. Sabelo.

El editor dijo...

Yo nunca tuve problemas de mecanicos ni chapistas ni nada. No tengo auto tampoco, es verdá.

Kurcovein dijo...

Cuando no es tu día, no es tu día.

Kurcovein dijo...

ídem Edin.

Aldo Luissi dijo...

Que no decaiga!

Andrés Reyes dijo...

Gracias por los conceptos perdidos. Es cierto, esto es más paranormales que otra cosa. Felicidad.

tenent dijo...

Cuando Carles había tomado el poder y el blog estaba repuntando, apareció con vida el Sr. Director.

Y bue...ya será.



Alvaro Fagalde dijo...

No es necesario matarlo, con echarlo a patadas en el tujes, alcanza y sobra.

Lanchita Bissio dijo...

Que nunca más organice Carles la Penca!!! Anduve peor q el Fiat de
Reyes...


Andate Carles!!!


Andate Bonomi!!!


Andate Cavallini!!!

...y así muchos más...