lunes, 11 de noviembre de 2013

Cocinando con Gustavo Méndez

Hola a todos (un saludo para NicoK), a continuación le traemos una nueva entrega de Briscolage.


Tenemos esta cocina que quisimos convertir de gas a supergas no con todo éxito.  Una de las hornallas quedó sin oído y habría que regular los oídos del resto.  En realidad la reparación que necesita es bastante sencilla pero como no teníamos ganas de gastar dinero en eso decidimos regalar la cocina y habilitar una nueva alternativa.


Desempolvamos unas hornallitas de campamento y un horno eléctrico que había quedado en desuso.  ¿Pero cómo hicimos para poner esas dos cosas en lugar de la cocina?  Muy sencillo, fuimos al cuartito del fondo donde teníamos unos cuantos cachos de madera rescatados en distintos momentos de nuestra miserable existencia, tomamos también una sierra eléctrica, un martillo y unos cuantos clavos.  Los resultados están a la vista.

¿Quiere fotos del proceso?
Hable con el Maestro Oscar Washington Tabárez, o con Pedro.

13 comentarios:

Diego Floyd dijo...

estaba mejor antes, pero bien igual!

Acá hay premios para todos, a tomar fanta con Pelusita!

Andrés Reyes dijo...

Me encantó. A grandes problemas, cuchillo de palo.

Mauro M. dijo...

Estos son los pro hombres que necesita el país! Cualquier otro maraca sale despavorido para la Tienda Inglesa a comprar un mueble (yo, por ejemplo).

Mauro M. dijo...

Bo Carles, ya que estas podes seguir con la obra de bien y tirar a la mierda el aparato de las tostadas que aparece a la izquierda de la imagen. Esta peor que Julio!

Diego Floyd dijo...

Maurito querido son los mejores que hay para recalentar la muzzaranga al otro día, después no digas que no te lo dije

Sofía BD dijo...

lo bueno del horno electrico es q se puede poner en la mesada para no agacharse, pero lo pusiste bajito no más. cómo se ve que te gusta agacharte, eh!

Max dijo...

Supergas vendria a ser gas de garrafa?

Max dijo...

Que ganas de que el Tio Vitor haga alguna miniatura.

Ce dijo...

A prueba de botijas.

Kurcovein dijo...

Bien chiquilines bien!

Carles dijo...

Eso max, acá es mucho menos común que allá tener gas por cañería

Mauro M. dijo...

Eso no lo había pensado Floyd... Haremos el experimento!

Diego Floyd dijo...

poquitísima calor chiquelín, así se derrite el quesoro y queda chunch, sin quemarse ajoba