martes, 22 de octubre de 2013

Press Start: La llamada del deber

La Segunda Guerra Mundial ha sido uno de los eventos históricos más recurrentes en la ficción, estemos hablando de libros, películas o series de TV. Y también videojuegos, por supuesto. Un evento que incluye acción y disparos pero que tiene una impresionante carga emotiva es atractivo para los creadores y también para los consumidores.

Call of Duty (la llamada del deber, en criollo) es una serie de videojuegos de acción de la empresa Activision, que en sus orígenes, justamente, es desarrollaba durante la SGM.
CoD (como también se lo conoce) es un First Person Shooter (FPS, por sus siglas en inglés), lo que se traduce como: juego donde uno controla a un tipo que va con un arma matando gente, pero solo se ven las manos de nuestro personaje, por lo que es como si fuéramos nosotros (de ahí lo de primera persona).
Básicamente esto...

Los FPS se remontan bastante atrás en la historia de los videojuegos, y su fórmula es sí es bastante similar, por lo que en ese sentido Call of Duty no innovó en casi nada. Son otros aspectos de la jugabilidad lo que diferencian y lo convierten en uno de los títulos más famosos y más reconocidos en la industria.

El primer CoD salió a la venta en 2003, compitiendo en aquel momento con Medal Of Honor, un juego bastante similar en su premisa y estilo, aunque menos abarcativo que Call of Duty, ya que mientras que el primero solo se enfoca en contar la historia de un soldado estadounidense, Call of Duty es un historia con distintos puntos de vista: el primero es el del Soldado Joe Martin, un paracaidista yanqui; el segundo es el del Sargento Jack Evans, de las fuerzas especiales británicas, y el tercero es el del Cabo (eventualmente Sargento) Alexei Ivanovich Voronin, del ejército soviético.

Call of Duty apuesta a una versión más realista que la de otros juegos sobre el conflicto bélico, lo que se nota por ejemplo en el hecho de que solo podamos cargar dos armas (rifles/ametraladoras), una pistola y 4 granadas. Igualmente se pueden utilizar armas fijas como cañones antiaéreos o incluso en algunas misiones del juego principal conduciremos un tanque.

Otro elemento realista es la presencia de compañeros de armas, como los superiores de nuestro personaje, o algunos compañeros (podrían considerarse amigos del protagonista) que ayudan a elaborar la historia, le dan más dinamismo y realismo al juego y nos ayudan con nuestros objetivos, planteando tácticas de ataque o cubriéndonos del fuego enemigo.

Por su parte, el juego cuenta con el efecto “shellshock”(que es como se conoce a los que no quedan muy bien del balero después de una guerra) aunque aquí se aplica al efecto que sentirá el jugador si hay una explosión cerca: la vista quedará nublada, el movimiento se enlenctece y se pierde momentáneamente el audio. A su vez, el jugador resiste varios disparos, pero una granada es fatal (obviamente).


A lo largo de la campaña principal del juego recorreremos varios escenarios de la guerra: el norte de Francia con el soldado estadounidense, varias misiones secretas con el británico (infiltrarse en una represa en Alemania o en un barco de guerra en Noruega), y resistiremos el asalto a Stalingrado con nuestro camarada soviético. Todo esto completo con videos que nos ubican en el contexto histórico de la guerra (porque los juegos también enseñan, cuando quieren).

El primer juego tiene a su vez una expansión, llamada United Offensive, publicada en 2004, que hace más largos los modos individuales y multijugador online. En el juego individual tenemos a Scott Riley (USA) luchando en Bélgica (con algún parecido a la serie Band of Brothers, de HBO), a James Doyle (UK), un piloto que termina luchando en la resistencia Holandesa y en las costas de Italia, y a Yuri Petrenko (URSS) defendiendo el oeste de su país.

En 2005, la primera continuación de la serie vio la luz, con el creativo título de Call of Duty 2. La premisa del juego es la misma, el estilo es mismo y se juega igual. Las únicas grandes diferencias son que la vida de nuestro soldado ya no se mide en una barrita al pie de la pantalla y se recupera con botiquines, sino que se regenera automáticamente salvo que recibamos una gran cantidad de daño de forma continua; la mejora gráfica(un gran salto adelante) y las nuevas y más variadas misiones.

En esta ocasión comenzamos con el soviético Vasili Koslov en la defensa de Moscú, proseguimos con el británico John Davis en el norte africano  y más tarde en Francia, y finalizamos con el estadounidense Bill Taylor en el Día-D (con un inicio sospechosamente parecido a una escena de Salvando al Soldado Ryan) y en el posterior avance aliado hacia Alemania.

La serie prosiguió con Call of Duty 3,  de 2006, lanzado exclusivamente para PS3, Xbox 360 y Wii, lo que lo convierte en un título no tan conocido. Las principales novedades son la inclusión de soldados polacos, canadienses y de la resistencia francesa a los ya “clásicos” americanos y británicos (acá no hay soviéticos), en una historia que se desarrolla tras el desembarco aliado en Normandía.


De ahí en más la serie dio un giro, a partir de Call of Duty 4: Modern Warfare, que como su nombre lo indica, se ubica en la actualidad, planteando un escenario de una ficticia Tercera Guerra Mundial, que se desarrolla a lo largo de los siguientes juegos. La serie se masificó del todo con esto, pero en mi humilde opinión perdió su rumbo original, si bien ya se estaban volviendo algo repetitivos los juegos. Ahora, de ahí a incluir un modo de juego en el que Kennedy y Fidel Castro matan zombies…creo que fueron demasiado lejos.
La puta que los parió...

9 comentarios:

El editor dijo...

Como está el COD!!

El editor dijo...

Me compré el COD, black ops, y realmente lo dejé a los 5 minutos. No me dio para ir luchando contra la revolución cubana, es terrible.

Diego Floyd dijo...

He jugado el Medal of Honor - Allied Assault y las expansiones Breakthrough y Spearhead y me pareció excelente.


Todo el mundo habla del CoD y nunca le he entrado por falta de tiempo, después con la venida de gurises me prohibieron los juegos donde ir matando gente sea la consigna así que cuando pase del Winnie Pooh en el Kinder de repente retomo los FPS y lo encaro.

La segunda guerra mundial fio para todo justamente por ser la última gran guerra-guerra. Ahora te meten los misiles por la ventana solamente usando el google earth. Está robado.

Fidel y Obama contra los zombies no es una remake de Mingo y Anibal contra los fantasmas?

Detaquito dijo...

Los CoD 1 al 3 son excelentes. Ahora, del 4 en adelante...
Sin dudas me quedo con el BF3

Mariela Merli dijo...

Uhh en el 4 se desconaron!!! Cuánto delirio y mala combinación... Zombies???!!!

Kurcovein dijo...

Hace anios que dejamos los videojuegos pero aposhamos esta columna. Bien Nico bien!

Evaristo dijo...

A este juego he jugado al 1 al 2 y sus expansiones de mas esta decir que es tremendo juego.

Muy buena columna che

Enrique Apa dijo...

Un juegun la verdad y muy buena columna el medalla de honor murió feliz dejando un hijo prodigo

Fito García dijo...

para un aficionado de la historia de la segunda guerra mundial no sabes lo emocionante que puede ser luchar en stalingrado o desembarcar en normandia. Ni te digo la emocion que tenia cuando camine por la cubierta del acorazado tirpitz depues de estar mese haciendo una maqueta de su hermano gemelo.

Nico, sos un grande