jueves, 5 de agosto de 2010

¿De qué te reis, bo? (IV y The end)

¿HACIA DÓNDE VA EL HUMOR EN TV?


Evidentemente, es imposible comentar o mencionar siquiera en apenas cuatro entradas todas las distintas propuestas de humor televisivo que nos hemos comido en este medio siglo.

Sin pretender ser exhaustivo (creo que la escribí bien), los programas se han dividido en:

-Las comedias familiares y blancas -de las que el ejemplo más denostado es "I love Lucy" pero que ha dado algún buen ejemplo como "Arnold", "El show de Bill Cosby", "Alf" (un extraterrestre que ama a Tinelli y siempre pierde en las definiciones de concursos) y "La niñera", ordenados de menor a mayor talento.

-Los teleteatros cómicos. O algo así. Un ejemplo de estos días, nacional en la producción pero porteño en la mentalidad es "Porque te quiero así". La misma estética y falta de sutileza de los culebrones pero esta vez con intención de hacer reir.

-Los programas al servicio de capocómicos. Totalmente en desuso hoy en día, generalmente tenían un formato de serie de sketchs. Además de los reseñados, hubo algunos con calidad, como los de Gasalla y muchos otros sin ella.

-Las comedias estilo "Sony". Humor típicamente americano. Ugh, que triste el humor americano generalmente. Son programas donde el decorado es de cartón y no se hace nada para disimularlo y todos los personajes están todo el tiempo diciendo cosas ingeniosas o dando pie para que otros las digan. Un ejemplo sorprendentemente exitoso fue "Friends", que no era del todo mala. Aunque yo prefería "3º rock nosequé the sun" (la de los extraterrestres que se habían mezclado entre los humanos).

El humor hoy parece estar centrado en el formato de sketch más visual que dialogado, en el que ha sido un maestro el ya mencionado anteriormente Benny Hill. Programas como el de Mr Bean - es parecido el show pero no el estilo del titular- o "Little Britain" son adaptaciones a los gustos del espectador de hoy, mucho más tolerante a los excesos que antes. Hay otros ejemplos como los famosos "Kids in the hall", que reconozco no haber visto nunca y "Curb your entusiasm" con el Carlos Bianchi yanqui, que jamás me hizo reir.

Sin embargo, y pa los contra, en humor desde los 90 está en el lugar más alto del podio una serie animada creada -como todos saben- medio de apuro por el dibujante satírico Matt Groening, inspirada en su propia familia, incluso conservando los nombres de pila verdaderos, excepto el de Homero. A propósito, ya hubo un Homer Simpson anterior, un opa interpretado extrañamente por Donald Sutherland en la película "Como plaga de langosta" en 1976. Ta, la tiro nomás.

Al principio la serie respetó los dibujos distorsionados y feistas que eran el estilo habitual de Groening en su trabajo en diversos medios de prensa, pero a partir del cuarto año los "normalizó" tal como los conocemos cuando su éxito fue tal que los llevó incluso hasta la conservadora TV charrúa, concretamente a canal 4. No era habitual en el Tercer Mundo ver unos "dibujitos" que no fueran específicamente de humor y/o aventuras infantiles y menos que tuvieran la acidez y las parodias a la actualidad que tienen las historias de la familia de Springfield en sus mejores capítulos. Ni hablar de la visión de la familia tipo americana.

Si bien comenzó centrándose en Bart, pronto el padre gordo, torpe y estúpido pero tierno y de buen corazón de Homero terminó imponiéndose como el protagonista de la serie. Son fundamentales los numerosos personajes secundarios, que muchas veces se transforman conservando sus características particulares en las numerosas parodias que "Los Simpson" realizan a diferentes series y películas (una característica que comparten con otros excelentes programas animados como "Pinky y Cerebro", "Johnny Bravo"o -en menor medida- "Bob Esponja", aquí presentados en señales infantiles).

Si bien no es únicamente un programa satírico y procura no ofender intereses -dado su éxito y masividad- hay que ver la imagen poco amable que da de la policía, el alcalde, los mafiosos y del poderoso millonario Burns. No puedo olvidarme de los tradicionales programas especiales de Halloween -ambientados en el terror, con alusiones a películas del género o capítulos de la brillante serial "Dimensión desconocida"- y de algunos personajes memorables como Nelson -el gordo del "ha ha", el tabernero Moe, el director de escuela Skinner viviendo con su sobreprotectora madre (¡cuántos gags te podría pasar yo, Groening!), las hermanas de Marge -Selma se llama una-, la pequeña Maggie con el chupete y el chupamedias del millonario Burns, que ahora no me acuerdo cómo se llama (id, Groening). Aunque mis dos preferidos son el santurrón Flanders (mejor dicho, las cosas que le hace Homero) y Liza, sufriendo por ser inteligente y sensible en este mundo.

Mis dos momentos más memorables fueron, precisamente, cuando Homero descubre la causa de su imbecilidad y tratado, se vuelve culto y sabihondo y descubre junto a su hija lo cruel que puede ser esta sociedad con quienes no sean estúpidos (entre los lugares estupidizantes está en primer lugar la tienda Disney) y otro, tomado de un capítulo de "Dimensión..." cuando Homero arregla una tostadora volviéndola -obviamente- una máquina del tiempo y viajando a través de él pero con la obligación de no hacer nada porque podría cambiar el curso de la humanidad. Imagínense lo que hace.

¿Adónde va el humor televisivo?. Un poco agotado el formato de series animadas (está "South Park", pero es demasiado marginal), caída en picada mediante del legendario "Saturday Nigh Live" -de humor muy localista-, sin miras de renovación en las series "teatrales" o de "capocómicos" (¿dónde están éstos?), esperemos que su futuro no sea formar parte de programejos como "Intrusos" o "Susana Giménez" (bastante desconcertada el año pasado cuando se tenía que enfrentar a un inenarrable -como falto de talento- "Pitito").

BONUS TRACK:

Simpson, obvio. Es más difícil de lo que creía encontrar lo mejor de ellos en Yutub. Y además, no tenía tanto tiempo, canejo. Algunos vienen con el muy feo doblaje español. Habiéndolo escuchado en cuatro idiomas más, certifico que el Homero de Humberto Velez es el mejor de aquí a Pando.



Un ejemplo de las parodias de los Simpson. En este caso, "Sin lugar para los débiles"



Otro ejemplo de parodia, más circunstancial, del episodio donde Homero tiene que amigarse con Flanders, y se transforma en una especie de Terminator.



Esta vez es un sueño de Bart vuelto pesadilla.



Y, finalmente, una recopilación de gags del sofá -al empezar el capítulo para decir su nombre- en los memorables especiales de Hallowen.

TANDA:



Un ejemplo de cómo publicitar un producto particular (el canal porno Venus) sin perder el ingenio ni el buen gusto. Creo. El que hace de pastelero, ¿no es Fernando?.



Claudia Fernandez (sin alusión al video anterior) y Jorge Piñeyrúa participaron juntos en este comercial antes de compartir conducción en eso llamado "Bendita TV". El mensaje -aparentemente- es que si te enterrás hasta la pera con un crédito, te terminás felpudeando a la émula nacional de Paris Hilton. ¿Estás contento?.

P.D.:

Ojo que el jueves que viene traigo desde algún lugar del espacio-tiempo unas canciones de Antolin. ¿Que quién carajo es ése?. Ya van a ver... tengan miedo, tengan mucho miedo...

16 comentarios:

Nacho dijo...

Cuánto video, el único que no me vi fue el de 5 minutos.

¿Qué decir de los Simpsons que no se haya dicho? La gloria, los más grosos por lejos. Por todo.

Andrés Reyes dijo...

Antolín no lo tengo. Pero sí recuerdo al Tío Tintín, interpretado por Angel Armagno.

Recuerdo una canción de una hormiga que fue raptada por el KKK.

Franco (fvidiella.com) dijo...

Me ganaste cuando dijiste "Simpsons"

Franco (fvidiella.com) dijo...

para los que gusten de la familia amarilla que no es oriental:

http://www.tvsimpson.com/

Están todas las temporadas, completas.

slds

martin dijo...

Un muy buen programa de humor britanico es Peep Show. Lo dan por I Sat, es muy recomendable.

El editor dijo...

Fagalde, tremenda la columna. Muy interesante lo dicho. Ahora hay como una moda de decir que las ultimas temporadas no estan tan buenas, yo no creo que sea tan así, uno pierde la capacidad de sorpresa.

Alvaro Fagalde dijo...

Ah, ya vas a ver, Reyes. Dani Umpi es Homero Rodriguez Tabeira al lado del gran Antolin.

Alvaro Fagalde dijo...

Me olvidé de decir que "Padre de familia" es una competencia pobre de los amarillos.

En Perú pude ver viejos capítulos de "Dias felices" con Billy Cristal y Harry Winkel y les juro que eran graciosos.

Alvaro Fagalde dijo...

HAbría que poner a Bart con una remera que diga "Arriba los tupas", ¿no?.

Alvaro Fagalde dijo...

Edi: estoy en deuda con las 3 últimas temporadas simpsonianas. Voy a ver si el ladilla de Fanatico las sube.

Alvaro Fagalde dijo...

Aunque tb puedo tener en cuenta la generosa recomendacion del rookie Franco.

Internauta Rebelde dijo...

Ya se ha hablado de ellos, pero me parece que los maestros de todos estos monstruos fueron los propios Monty Python, que generaron un boom de programas de sketches. Es más, no olvidemos al propio Hugh Laurie que, aunque ahora sea un doctor medio infumable, siempre fue un comediante de primera. En Inglaterra tenía un programa con Stephen Fry llamado "A bit of Fry & Laurie" que era de lo mejorcito que hubo en la época. Para muestra basta un botón: http://www.youtube.com/watch?v=wwo8qxUit00

PD: Pah, qué grande! Antolín, ídolo de masas! Lo más bizarro es que ha cantado con tremendos músicos de compañía. Hasta se presentó a algún concurso de bandas de rock presentado por un subterráneo Daniel Figares con pelo.

Espero con ansias esa columna!

Alvaro Fagalde dijo...

Bueno, no va a ser una columna sobre lo que es Antolin, sino que figurarán unos videos en el bonus track.

Anónimo dijo...

Los Simpsons sí, pero hasta la temporada 12 o 13 por ahí, antes de que se convirtieran en la imitación de Family Guy (cuando en principio era al revés) Me parece.

nanodelchuy dijo...

Antolín!!!
Un grande! Yo lo vi actuar en vivo en Clave de Fu, con Cesar martinez, Urbano Moraes, Gonzalo Gravina y el Bolsa Amuedo(soy muy viejo?). En una época sacó unas calcomanías increíbles, con su foto y las manos cruzadas sobre el pecho, con una leyenda que decía "Antolín, la onda". una vez, en Alfa FM le pegamos una de esas en la espalda, en una campera de cuero a nuestro jefe; se fue a la casa y volvió al otro día con al misma calcomanía pegada...lo peor era que viajaba en bondi!

"Antolín, Tolín, Antolón Tolón,es un ratón, que comió un monton de papas fritas, bien saldas,bien crocantes"

Alvaro Fagalde dijo...

Un infeliz tu jefe, Nano.
Ya hay varios contentos con Antolin, creo que no es buen momento para publicitar la "Historia del jazz" en mi blog.