domingo, 20 de junio de 2010

Relato fantástico

(por el bebedor insalvable, el número cuatro: Anelio Morgan)

Suena el silbato del árbitro suizo y da comienzo la brega. Al avance con la pelota Forlán, quien repetimos, juega fuera de puesto. Uno respeta mucho al entrenador Tabárez, lo sabe un individuo derecho y frontal, pero se equivoca al desaprovechar el poderío goleador del popular Cachavacha, desgastándolo en un puesto que no siente, y en el que no ha rendido en toda la Eliminatoria. Y más al enfrentar a este peligroso combinado sudafricano compuesto por verdaderos aviones, lo que nos obligará a aprovechar de la mejor manera las escasas ocasiones de gol que se nos presenten durante el trámite del encuentro. Balón largo para la posición de Suárez, controla Suárez pero la pierde ante la marca del moreno elemento número 6 que resta al outball, flojito lo de Suárez, hay que decirlo. Un hombre que ha hecho como 60 goles en el año, pero quizás quepa cuestionarle a quién se los hizo, ¿verdad? Seguramente a equipos bisoños, dada la proverbial decadencia del fútbol holandés que no gana un título desde 1988, más o menos como nosotros. Va devuelta la pelota por parte del player Lugano que el otro día ante Francia redondeó una tarea funesta. Si no mejora no va a poder vender ni un solo celular más. Balón suelto que toma Forlán, avanza, le va pegar Forlán, pero está muy lejos, ¡abralá, Forlán, sea inteligente! Le pegó al arco, ay… ¡gol! ¡Golazo uruguayo, Forlán! Lo veníamos marcando en el relato, veíamos mucho mejor al elenco celeste, con otra presencia, con otro aplomo en el campo ante el débil representativo sudafricano. Gana Uruguay 1 a 0, gol de Forlán, número 10 en su camisa. Permítaseme la expresión, señoras y señores oyentes, pero Uruguay deberá colgarse del travesaño y aguantar esta ventaja, sacándola aunque más no fuera con el orto, puntualmente. Pelotazo largo buscando a Suárez, de gran partido, demostrando que no en vano es el goleador máximo del fútbol mundial en la pasada temporada. Siempre con la pelota Suárez, está en el área, ¡peligro! Sigue Suárez, engancha, ¡penal! ¡Yo para mí penal, que el árbitro suizo desestima! Pero claro, es la misma historia de siempre, ¿dónde se vio que le sancionen un penal al dueño de casa? Nunca, nunca se vio. Y este Busacca, que quiere trepar como su compatriota Blatter, otro ladrón, sabe hacer los mandados y deja a Uruguay sin la posibilidad de un segundo gol que le hubiera dado la tranquilidad necesaria para manejar los minutos que faltan de la mejor manera. Balón suelto en el área, ¡ay que le quedó a Suárez, puede venir! Engancha Suárez, elude al arquero… se cae Suárez, pero me quiero tragar un… ¡penal! ¡Busacca cobró penal! ¡Uruguay nomá! Penal para Uruguay y roja para el arquero, ¡así te quiero, Busacca! ¡Viva suiza, viva Blatter, viva Roger Federer, viva Chapuisat! Se adelanta Forlán, que puede decretar el segundo celeste, de blanco en la emergencia. Postal similar a la del 90 con Ruben Sosa, esperemos que esta vez Forlán no se cague. Suena el pito del cotizado colegiado, se adelanta Forlán, llegó, tiró, ayyyyy, ¡gol! ¡Golazo de Forlán, y es la locura en las tribunas! Gorzy se abraza a Julio Ríos, Charquero se abraza a Carlos Tanco, Da Silveira se pega en la nariz con una vuvuzela, ¡Uruguay nomá! Cuando acá hay cambio de frente para Suárez, ¡está solo! Controla Suárez, la pone al medio, ¡está! ¡Gol! ¡Palito Pereira! ¡Gol de Uruguay, Palito Pereira! ¡Justo los viene a clavar un morocho con trenzas, lo que son las ironías del destino! ¡Festeja el capitán Lugano, que ha sido un león en el fondo, y acá ya nadie entiende nada, sorpresa y estupor. Juan Carlos Scelza golpea su cabeza contra su escritorio, Moar da cabriolas en el aire, Julio Alonso entona el enredo de Portela del 84 abrazado a Roberto Giordano, el Pato Celeste es sometido a indescriptibles vejámenes, Rodrigo Romano llora de emoción, Ricardo Piñeyrúa se queja del frío. ¡Viva Uruguay y viva Tenfield! ¡Viva el Tano Gutiérrez! ¡Amnistía irrestricta para el Vela! ¡Viva Bauzá! ¡Viva Eugenio! ¡Viva Esta Boca es Mía y Telemental! ¡Viva Peñarol y el pelo de Alarcón! ¡Viva los Tupa! ¡Viva De Haedo y Villar! ¡Viva el refresco Boom y la Fruiki Cola! ¡Uruguay nomá!

(Publicado en Guambia, 19/06/10).

11 comentarios:

Juan Domingo dijo...

Uruguay carajo noma!

Pero viva telemental me parece demasiado...

Alvaro Fagalde dijo...

El pelo de Alarcon, no. Tampoco la pavada.

Este blog siempre apoyó a la celeste cuando otros solo criticaban.

El Nacho dijo...

Grande Morgan!

Andrés Reyes dijo...

No sé, le acabo de enmendar la mordedura de tiburón del brazo a Forlán.

Lostmakers dijo...

Me quiero matar con el gol del "Palito" ese, por dios ! dejasela a Godín negro muerto de ambre, si ni sabías como metarla pa dentro ... gooool, gol uruugayo !!!

Ce dijo...

Insuperable Morgan, queremos sus crónicas desde Sudáfrica comentando cómo es la vida en el Centro Internacional de Prensa.

rafa dijo...

y muslera?por favor,parece un cuidacoches el niño ese!,es espantoso el botija,es hora de darle la oportunidad a carini,o al bigotón munúa,que meta respeto como lo hacia rodolfo rodriguez,dartagnan pereira,por favor,mocoso sin somba de barba.

El editor dijo...

Reyes, ¿cuando te vas a hacer responsable de la doble disputa del grupo de la muerte? la gente aclama...

Nacho dijo...

Jaja, brutal. Gran final.

martin dijo...

El gol de palito es el primer gol marcado con la ceja en la historia de los mundiales. Uruguay nomá!

Sinca Bellos dijo...

Este globo se va a pinchar, lo dijimos