domingo, 13 de junio de 2010

Elige tu propia desventura

Si ganamos jugando bien, lea acá

QUE PASE EL QUE SIGUE
Uruguay dio cátedra ayer ante un representativo francés que se vio claramente superado en todas las líneas por un elenco celeste que pretende reeditar su condición de candidato histórico. Sobre la base de un planteamiento táctico soberbio, sin fisuras, los dirigidos por Tabárez saltaron al prolijo campo de Ciudad del Cabo con una sola idea en la mente: avasallar al actual subcampeón del mundo. Y vaya si lo lograron. La diferencia bien pudo haber sido más holgada, pues sobre el final los charrúas optaron por quitar el pie del acelerador, dada la gran amistad existente entre Henry y Cáceres, ex compañeros en el Barcelona.


Si ganamos de pedo, lea acá

TRES PUNTOS, NADA MÁS NI NADA MENOS
Uruguay ganó y es lo que importa. Se dirá que no se jugó bien. Cierto. Que Francia mereció ganar. Cierto también. Que los celestes pegaron más de lo aconsejado, contando con la anuencia del colegiado nipón. Cierto también. Que a Muslera se le abrió “aquello” hasta límites insospechados. Más que cierto. Que si no fuera porque Anelka se encandiló con el reflejo del tabique nasal del Pato Aguilera y se perdió un gol cantado, por lo menos hubiéramos empatado. Tal cual. Y podríamos seguir. Pero Uruguay ganó, y es lo único que debería importarnos. Usted acotará: “jugando así, nos volvemos enseguida”. Es probable. Pero al menos ya no tendremos que ver el gol de Fonseca cuando queramos hablar de triunfos celestes por Copa del Mundo.

Si perdimos decorosamente, lea acá

PREVISIBLE
Francia ganó bien. Uruguay tuvo pasajes de buen fútbol, el remate en el palo del Ruso Pérez, el cabezazo increíble que Abreu levantó sobre el travesaño casi en la hora, al mejor estilo Balsas, pero en el balance los galos fueron más, y merecieron el resultado. Si nos detenemos a pensar que un solo jugador galo gana más en un mes que el plantel de Cerro Largo en un año, no podemos más que aplaudir la faena de los botijas celestes, que vendieron muy cara su derrota. ¿Qué esperar de acá en más? Seguir por la misma senda, intentar robarle algún punto al local y en la última fecha, si los resultados ayudan, salir a buscar la hazaña ante México. En cualquier caso, habrá que ir al Aeropuerto a recibir y efectuarles el justo homenaje a estos valientes orientales. ¡Viva el fútbol uruguayo, carajo!


Si nos dieron la comida, lea acá

QUE NO QUEDE NI UNO SOLO
Lo sabe usted muy bien: Uruguay cayó goleado en el debut, y el ánimo de la afición celeste sufrió un revolcón acaso comparable al experimentado en 1957, cuando los guaraníes nos hicieron 5. Digamosló: nos pasaron el trapo los franceses, nos superaron en todos los sectores del campo habidos y por haber, no nos dejaron pasar la mitad de la cancha, y cuando la pasamos, no hicimos más que facilitarles el contragolpe. Pero claro está, las razones de esta derrota no hay que buscarlas exclusivamente en el partido de ayer (donde el planteo de Tabárez fue una poronga, digamosló), sino en factores de carácter estructural. No podemos seguir jugando un fútbol que se autodenomina profesional con 25 clubes en un radio de 10 quilómetros. No podemos seguir jugando en canchas sin tribunas, sin cabinas para la prensa, sin baños, sin pasto. No podemos seguir regidos por un cuerpo de neutrales que lo único que no tienen es neutralidad, ni por una empresa a la que en 11 años no se le ha caído ni una sola idea como la gente. ¡Basta de K-Pos, la Cámara Celeste, Sin Límite, Pasión, y la cámara con grúa prehistórica operada por dos señores que un día van a perecer de frío o de un pelotazo del Polaco Rivero! Que se vayan todos, empezando por Tabárez. ¿O es que dentro de 20 años le vamos a dar otra oportunidad? Y fuera Forlán, que se vaya a hacer de stripper al Subterráneo, o a Cocodrilo, o a Esperanto, o donde sea. Fuera Lugano también: estamos hartos de verte en todas las publicidades. ¿Te hacés el lindo ahora? Si todos sabemos que te contratan a vos porque sos más barato que Forlán, y tenés los dientes más parejos que Suárez. A propósito: ¡volvete a Holanda, muerto! Andá a hacerle goles a esos equipos de nombre indescifrable. ¿Y Muslera? Muslera… Muslerita… gran muchacho debés ser, ¡pero el fútbol es para hombres, papá! Y podríamos seguir, pero no lo haremos por respeto. Ahora, solo resta rezar para que el Mundial termine rápido.

(Publicado en Guambia, 10/06/10.)

12 comentarios:

rafa dijo...

linda columna,pero no te perdono que al final no metieras el término "re estructura" o "repatriados",la tiro.

fabián dijo...

¡Uruguay nomá!

Detaquito dijo...

Essselente!!!

Lástima que yo vote por la opcion que sugeria la caida del charter...

Alvaro Fagalde dijo...

Todavía estan a tiempo de escracharse, Deta. Y de sobrevivir 2 meses en las arenas africanas.

Che, Reyes, ¿me parece a mí, o vos conocés los locales nocturnos para mujeres más de lo normal?.

El editor dijo...

Reyes, ¿y si empatamaos?

zorro d colonia dijo...

0 a 0 y jediendo a perro muerto

Andrés Reyes dijo...

Sí, la del empate preferí omitirla por cuestiones de espacio. Un visionario.

Fagalde: no entendí, pero me da miedo preguntar.

Alvaro Fagalde dijo...

El Subte Magallanes lo conoce todo el mundo pero el Cocodrilo y el Esperanto, sólo alguien aficionado a las diversiones alternativas.

El editor dijo...

En el caso de reyes me parece que las diversiones alternativas son ir al cine o al teatro, las habituales son las nocturanas a las cuales referis.

Nacho dijo...

Es excelente, y lo peor es que es muy verídica.

Me encantó el discurso de Mehma en la última sección

Andrés Reyes dijo...

No, Fagalde. Son nombres que menciona habitualmente Ricardo Fort, a quien le sigo la carrera.

perezvila™ dijo...

lo doloroso de esta entrega de tu columna reies es que ... aún en la fantasía es... cuan dura y cuan cierta!